el mito y la tragedia griega

virginiawoolf

Realmente el personaje de tragedia que mejor viene al caso es Antígona, ella es el sueño de los otros, ella permanece en vigilia todo el momento, cuando los dioses deben aparecer, hasta ellos están limitados en el tiempo, y ella está sola, es una heroína capturada por la tierra, representa la relación entre la naturaleza y la historia, ella es la virgen sacrificada, y como en todos los mitos alguien se debe sacrificar, y ahora se está dando una realidad crucial, donde todos los personajes parecen cegados y que no ven. Edipo Rey su padre sueña con ser coronado, como todo mendigo, y se casa con Yocasta. Antígona es como esa doncella, dirá María Zambrano, que va por agua a la fuente, y que en todos los pueblos en su mitología popular saben que no se casa, pero tampoco se pierde. Es una heroína sacrificial, como también lo fue Juana de Arco. En realidad haría falta aquí una buena mitología popular. Al final los personajes son cegados por la misma acción y sólo Antígona permanece pasiva. Yo creo que tenemos que tener una especial resistencia. Porque el sueño se puede convertir en pesadilla.

En el artículo de Krugman todos parecen que están cegados, al final arroja la verdad, y es que Keynes no había hablado nada del sistema bancario, hasta ahora a nadie se le había ocurrido hablar, y como tal sistema es una institución de derecho más, con unas legitimaciones jurídicas. Bien, pues, de esta manera se nos ha olvidado cómo funciona el poder, una vez más. Y viene de atrás, de mucho atrás, de la historia. No es la guerra de Sun Tzú, son técnicas sofisticadas, de hacer creer que existe una víctima, de recuperar al rebelde mediante la sumisión; siempre ha sido así en el poder. Antígona sólo representa la rebeldía primaveral, pero es sacrificada porque desobedece.

Se nace siempre ciego, más no fatalmente ciego. Hay situaciones que han nacido ciegas, o que han sido lanzadas en ese límite del ser. Edipo rey es sólo una metáfora aquí. Incluso se trata de una inercia, una mala inercia, o de la inhibición fatal de un movimiento esencial o existencial, la inercia que arrastra, desviando de su movimiento trascendente. Y aquí es donde está el lazo con el poder institucional, con el poder bancario. Realmente pocos pueden nacer teniendo o siendo hijos de este poder. La tragedia siempre encierra un sueño que va arrastrando desde lejos, desde la noche de los tiempos y que al fin se hace visible. El protagonista de esta tragedia está pegado a su sueño, aunque le suceda en la vigilia. Por eso es una tragedia. Pero hay más, me atrevería a decir. No podemos estar incesantemente naciendo, ni menos hacia un sueño inicial. Ni las leyes divinas contra la convención de los hombres, ni la virginidad que es a su vez fecundada por la palabra o la conciencia, ni la visión cegadora, ni nada de lo que está inscrito en esta tragedia puede arrastrar tanto como la inercia del pasado, como la inercia del poder de nuestros antepasados. Ahora al final resurge Keynes, y hay un gran olvido, un olvido que es siempre como un sueño revelador también.

En fin, aquí volvemos a la casuística y al juego del deseo. En todo momento en las técnicas institucionales está presente la ritualización. Y no es muy diferente de las prácticas cultas medievales, tampoco en las técnicas bancarias. A partir de la confesión se capturaba en la Edad Media el deseo; pues aquí es igual, uno formula su deseo y su límite de tiempo, y así es como el poder capta el sentir del ciudadano. Pero llega un momento en que se produce una alta restricción del deseo y aparece el sentimiento de culpa. Y echamos manos de alguna ciencia penitenciaria. Lo importante es ver que se juega con la creencia y con la culpa también aquí. A Keynes todavía esto no le parecía importante, es decir, no podía verlo. El poder se construye con esta especie de tiranía de represión por el goce, y de esta forma se juega con una imaginería popular. Siempre se jugaba con el objeto de deseo que había que evitar por exteriorización culpable, en algunos casos, el horror sexual en el herético, pero ahora es el horror por la propiedad inasequible, lo que se acompaña con el horror por el dinero, y todo lo lúbrico o la impureza que acompaña a esto. Y se van refinando las técnicas. Lo importante es que no sepamos nunca dónde el poder termina, la ultima cabeza, ni tampoco sepamos el lazo de captura por el momento de la confesión cómo nos ha atrapado y es como si volviéramos a ese sueño inicial. Todos estos procedimientos de quita, de captura, son ritos procedimentales y tienen su función de ser. Y tienen su lógica real en la vida también. Pero hay errores y cosas que nunca se sabrán. Porque juega la prestancia del poder. Lo único que podemos hacer es levantar una nueva Antígona, una nueva Juana de Arco, una heroína trágica de la tierra que arroje luz, aunque todo se puede precipitar en cualquier momento, y la acción siempre nos cegará. El hecho de mantener la sumisión al sistema ésa es la función del poder, siempre ha sido ésa y ésa será siempre. Si el dólar nació en 1929 junto con el Vaticano, dos símbolos en crisis, que quieren renacer de sus cenizas, es así. Y es que todo está representado de alguna forma en la institución como en un teatro cerrado del que no se puede salir. Es como si ya estuviera escrito. Y aquí sólo se puede decir, sálvese el que pueda.

Publicado por: virginiawoolf | 21/06/11 en 18:33

Esto dice el Economista Observador:

Por lo tanto para los acreedores parece mucho peor el remedio que la enfermedad. Los socios europeos no quieren hablar de quita y optan por el canje voluntario pero no está claro cuánto aguantarán los griegos. Por lo tanto cómo dicen en las series de éxito… la tragedia griega continuará.

La noticia positiva llegaba el lunes cuando los ministros de economía han aprobado la ampliación del EFSF, el Fondo de Ayuda actual, hasta los 440.000 millones efectivos, las medidas de flexibilización del mismo para que pueda comprar bonos en las subastas primarias de los países intervenidos y se retrasa las clausulas de involucrar a los bonistas privados hasta la ESM que entrará en vigor en 2013. Ahora falta que el acuerdo sea aprobado por los parlamentos nacionales pero al menos los ministros han cumplido su compromiso. En medio de todo el follón de la crisis ya tenemos un fondo europeo con autonomía para emitir bonos y financiarse en los mercados y con capacidad para atender crisis financieras de un país miembro. Cómo dijo Delors “Europa avanza de crisis en crisis” aunque sea con estos sobresaltos.

Ayer tuve un sueño y soñé que los europeos dejábamos de hablar de los griegos, que son 10 millones de habitantes, y de sus bancos acreedores, principalmente alemanes y franceses, y nos preocupábamos de los otros 300 millones de europeos, de su presente y de su futuro. Suena utópico, pero no es tan complicado, sólo hace falta liderazgo y visión estratégica.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: