diario 21.6.11

Hola, esta es mi primera lección de danés: “Tag livet med et smil”, que significa “tomar la vida con una sonrisa”. “Hvem og hvordan er jeg?” y esto quiere decir: “¿Quién y qué soy yo?”. “Er jeg kræsen ? Njaa, sikkert, men det er jo også seriøst fra min side, så hellere søge grundigt end blot stille sig tilfreds med det første, det bedste.” Esto quiere decir: “¿Soy exigente? Sí, sin duda, pero también grave en profundidad, prefiero buscar a fondo antes que quedarme con lo primero, prefiero lo mejor.” “Velkommen til en dejlig fælles oplevelse og den starter med en mail”, y esto se traduce como “Bienvenido a una experiencia maravillosa compartida y que comienza con un correo electrónico.”

Esto me recuerda al joven Kierkegaard, el caballero danés de la subjetividad. Hay un conflicto cultural y genealógico en él, que le lleva a huir a una sexualidad indefinida, tal vez femenina, una genealogía sin vinculos, a-cultural. Por ello la misoginia sentida por Kierkegaard no es atribuida a una fuerza contraria sino a su propio desvalimiento, en el que él se siente. Tal vez porque siente la traumatización por la expulsión del hombre de un paraíso. Porque el acceso al mundo simbólico y al lenguaje debe hacerlo por medio de una instancia de un padre o un tercero y esta no afluye igual para él, en cierta manera busca su propio lenguaje pero como desvalido de sí. Y vivir como hijo es algo específicamente humano, únicamente el hombre se siente vivir desde sus orígenes y se vuelve hacia ellos, reverenciándolos. Pero el freudismo viene a cortar esos hilos, y viene a acrecentar un mal terrible que no pudo curar. La cultural occidental había vivido de la Razón griega y del Padre de la religión. En definitiva, el caballero kierkegaardiano y su existencia es lo único que nos queda. Yo también he pensado mucho, y no puedo desatar bien el nudo. Ahora siento romper el nudo genealógico que tanto también significó en mi juventud, ahora me alegro de sentirme desvalida también como el caballero pero es un sentimiento contradictorio al fin. El tercero -lo que llamamos la razón o el padre- evitaría, dice el freudismo, que la fusión entre madre e hijo acabara en el caos de la psicosis y contribuiría a que todo adoptara un orden.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: