Antje es una persona que ha llevado una vida solitaria y algo desgraciada hasta que conoce a Amber, su profesora de ciencias medievales y de la religión en Núremberg, entonces cobra sentido su vida y decide seguirla hasta sus últimas consecuencias, dado que se establece una relación recíproca de generosidad y comprensión entre ellas. Antje, en una etapa madura, decide escribir la historia de su maestra, a la que venera como si fuera una madre, y cuenta su vida y su dedicación hacia la vida intelectual y hacia los manuscritos y miniaturas de la Escolástica en la Edad Media. A lo largo de todo su escrito va desgranando toda su vida pero también la comprensión de su obra y de todo su estudio. Nos introducimos en el estudio de la Edad Media, de su problemática en el entendimiento de la dialéctica y de la dogmática. En el nacimiento cultivado de la racionalidad y en una forma de liturgia canónica que por primera vez se convierte en un saber culto y en una forma de estandarte de la palabra o procedimiento culto y psicológico y no violento de gobernar a las personas y al pueblo. Estudiamos estas técnicas y métodos hasta la Edad Moderna, y se habla a su vez de la parte oscura de la Edad Media, la demonización de la mujer como bruja, su horror por la sexualidad, y además asistimos a muchos diálogos llenos de textos eruditos sobre la mística y sobre los santos y teólogos eclesiásticos, así como los Padres de la Iglesia.

Esta novela pretende ser un estudio ensayístico de la Edad Media, pero, al mismo tiempo, es una novela también de veneración entre la relación madre-hija, filial, como de la relación padre-hijo, pero en nuestro caso lo es entre la protagonista Antje y su maestra, entre ellas surge una relación totalmente de pura admiración intelectual, entre las vidas de ellas, donde ambas se hacen responsables y copartícipes. Finalmente Antje no renuncia al amor de su vida, a pesar de todos sus intentos, conoce a alguien pero no termina de reconocerlo fielmente hasta que su maestra la pone en un momento de trance y de sortilegio, haciendo que cobre sentido el reconocimiento de la verdad del amor y de la vida. La protagonista un tanto escéptica en cuanto al amor por su infortunio termina aceptando su fortuna en el momento en que reconoce el amor. El “ordo amoris” no es sino el “orden del amor”, y éste se reconoce casi al final de la vida, cuando hemos pasado por muchas experiencias, pero ella la protagonista pasa de puntillas y pasa sin atarse a ninguna experiencia porque en la vida lo importante es llevar un orden. Y su maestra le muestra el camino. Más que una maestra de grandes erudiciones termina siendo una maestra de la vida, donde ella te dice solamente dónde tienes que mirar para reconocer la experiencia gratificante de la vida. Sólo sin inducirte, sólo con guiarte o con mostrarte una señal.

Ordo amoris, “el orden del amor”, cuenta una historia de amor actual y de fidelidad filial entre madre e hija o maestra y discípula, se trata de una historia de novela de ficción pero también es un ensayo histórico sobre la Edad Media y sobre los manuscritos y la teología moral de la Escolástica medieval.

Crítica:

Este es un estudio sobre la Edad Media, sobre sus normas, su Escolástica. “Puede que enfermemos en vez de tratar de liberarnos”, nos dice la autora. Puede que al romper nuestra prisión formal, nuestros grilletes descubramos lo que nos queda. Ese gesto por liberarnos de unas normas impuestas que nos oprimen a veces nos lleva a enfermar en un orden formal. Lo que quiere decir la autora me imagino que es que el hombre no puede cambiar solo, previamente tiene que cambiar ese orden formal. Ese viejo orden formal. Porque el hombre en realidad está enfermo de quererse dar una segunda oportunidad y ver que no puede conseguirlo, está enfermo de la vida moderna, se siente engañado. Puede que en lugar de darnos una segunda oportunidad nos aniquilemos.

En verdad, esta es una novela llena de simbología, transparente, que rezuma de citas de autores medievales, que está bien documentada y que pretende darnos un mensaje.

En el surgimiento del ascetismo helenístico y el ascetismo cristiano, el hombre primitivo renunció a la vida por sacrificio, para obtener algo a cambio, tal vez por un principio egoísta, o porque le resultaba penoso controlar una cosa, para evitar otra. Surgió en este contexto el tipo “clerical” que intentaba utilizar en su propio beneficio los instintos de protección y miedo de los hombres, intensificando su temor e inseguridad. Pero junto a este tipo de hombre que puede ser un tipo depresivo, realmente lleno de temor, surge otro tipo que encarna a los liberadores, los salvadores o redentores de almas. Estos liberadores hacen tambalear aun más la confianza en la existencia justamente para poder después ofrecer sus servicios, sus anestesias, sus esperanzas, su salvación. Ahí, es cuando empieza todo el problema.

En definitiva, hay una gran contradicción en la forma de mirar la historia de la autora, Esther Llull, que esta vez deja ver su talento más profundo y oculto con esta nueva novela. Admira la liturgia, el ritual, pero no hasta un punto perverso, sino para admirar lo que ha quedado legado hasta nosotros. Admira la palabra, sin embargo, denuesta la forma cómo hoy día se vilipendia. Todos quieren reducirlo todo a números. Podíamos hablar todos un mismo lenguaje, el inglés, dice ella, como una forma de entendernos todos los hombres de la tierra y de llegar a algún acuerdo con la lengua, pero todo reducirlo a matemáticas, eso le parece imposible; porque el hombre históricamente se deja mejor gobernar a partir del mito, de los deseos, de la simbología y de la belleza, y esto es lo que más comúnmente él entiende como la verdad. Y es lo que la autora pretende enseñarnos con este largo discurso y estudio alrededor de la Edad Media. Una gran novela.

 

En Amazon. Pronto también en Casa del Libro:

http://www.amazon.es/Ordo-amoris-Esther-Llull-ebook/dp/B00H4KGT4U/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1387022113&sr=1-1

var o = document.getElementById('crt-865242730'); if ("undefined"!=typeof Criteo) { var p = o.parentNode; p.style.setProperty('visibility', 'visible', 'important'); p.style.setProperty('display', 'inline-block', 'important'); o.style.setProperty('visibility', 'visible', 'important'); o.style.setProperty('display', 'block', 'important'); Criteo.DisplayAcceptableAdIfAdblocked({zoneid:388248,containerid:"crt-865242730",collapseContainerIfNotAdblocked:true}); } else { o.style.setProperty('visibility', 'hidden', 'important'); o.style.setProperty('display', 'none', 'important'); }
(function(g){if("undefined"!=typeof g.__ATA){g.__ATA.initAd({sectionId:26942, width:300, height:250});}})(window);

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: