Son los grandes…

cosimawagner

Son los grandes bancos lo que han perjudicado al resto de los bancos, y en esto confluyo también con el título anterior sobre los CDS y derivados varios; en Alemania lo único que se hizo es prohibir la venta en corto, medidas a corto o medio plazo, pero todos estaban metidos también en la gran banca, por eso no denuncian la verdad, que no es que sean los CDS, sean derivados perfectos o no, es que lo que ha pasado es una gran depresión en toda regla, que ha llegado hasta nosotros, esa gran caída de la bolsa, sobre todo, la del verano pasado fue la que más nos deprimió, y no se ha podido todavía nada contra ella, porque nadie ha atacado las verdaderas fuentes del riesgo. Claro que California debe lo que debe, sin embargo, paga el interés que ellos quieren. Esto no sé cómo lo vamos a solucionar, desde luego es una ofensa criminal. Si salimos del mercado (la primitivización) a veces pienso que nos iría mejor, si no fuera porque creo que las tensiones del mercado más voraces de momento se han apagado; y no sólo los derivados financieros, sino el mercado de las tecnologías, el poder de las tecnologías, que han hecho acelerar de esa forma el mercado, tienen la culpa de lo que está pasando. Por ahí hay mucho financiero que no tiene ni idea; si Alemania está arruinada, es por todo lo que ha invertido en tecnologías, y todavía quiere que los bancos le financien, porque entre ellos se alimentan entre los dos, la tecnología abre las bocas de más mercados, acelera la comunicación al máximo; nosotros qué podemos hacer; los ricos en Madrid y otras grandes ciudades españolas seguramente también tiene una cuenta en JP Morgan, por eso nadie hace nada, por eso el artículo de ayer y el de hoy me parece muy valiente. Las tecnologías todavía tienen mucho que decir, hay como una guerra por las tecnologías, precisamente para dominar la gran banca y el mercado. Y aquí nos estamos primitivizando, se imponen trabas al pago con dinero electrónico, los bancos se aprovechan de eso, en vez de avanzar y de quitar las trabas, para abrir el mercado más al pequeño consumidor; todo cuesta más, todo esto genera desconfianza más, en definitiva, no podemos competir al mismo nivel. Estamos metidos por muchos años en una lucha por las tecnologías (urano en cuadratura a plutón por varios años más), eso es lo primero, por ese motivo Europa no avanza, porque está en una esquizofrenia constante, entre la crisis de la deuda y entre el negocio y el avance de las tecnologías para abrir mercados, y todo lo que hemos progresado se puede destruir en un momento, como ya ha pasado. A ellos les importa tres pitos los intereses, ellos lo que quieren es controlar las tecnologías, y nosotros estamos cada vez más atrasados y más ignorantes, porque ya no podemos ni costearnos, ni modernizarnos, y a ver cómo salimos de ésta, y quién se sacrifica. Desde luego hay que emigrar, sobre todo los hijos de los funcionarios.

Publicado por: cosimawagner | 08/14/2012 en 07:19 p.m.

Vicente

Un detallito de nada que la gente no tiene en cuenta…

Las cajas, las entidades que más nos han metido en el agujero en el caso de España, SÍ SOCIALIZABAN LOS BENEFICIOS. O en teoría debían hacerlo porque son entidades sin ánimo de lucro y buena parte de sus resultados tenían que destinarlos a obra social.

En otros países no ha sido así, pero también se olvida que una pieza clave en el burbujón subprime eran dos entidades “pensadas desde lo público”, aunque con accionistas privados: Fannie Mae y Freddie Mac.

Publicado por: Vicente | 08/14/2012 en 11:45 a.m.

Peter

1) La fuga tiene un límite2) El problema viene de muy lejos, pues hasta hace poco a casi nadie le preocupaba nuestro déficit comercial y era común decir que era algo sostenible a medio y largo plazo 3) Una de las cosas que hará que los inversores vuelvan a confiar es ver que ese déficit comercial crónico busca el cero y desaparece. Algo a lo que, en parte, contribuyen, algunas de las medidas actuales con su efecto represivo sobre el consumo (ergo se importa menos) y de ajuste del precio de los factores productivos (mejora de precios relativos respecto al exterior). 4) Para algo está el BCE, es lógico que ayude haciendo de colchón de ese desapalancamiento exterior si ve que el déficit comercial tiende a corregirse. 5) Falta en el artículo una comparación de nuestro “endeudamiento exterior neto en porcentaje del PIB” con el de otros paises. Y creo que es el más grande de Europa.

Publicado por: Peter | 08/16/2012 en 11:18 a.m.

Oscar

Totalmente de acuerdo con Peter. Hay que tener en cuenta que no estamos en una crisis económica normal (si lo fuera ya se habría terminado hace tiempo). A la crisis económica cíclica normal, hay que sumarle una crisis energética (hemos reducido nuestro consumo de petróleo más de un 15% desde 2.007, y sin embargo, nuestro deficit energético es un 20% mayor porque es mucho más caro); hay que sumarle la mayor crisis inmobiliaria de la historia de España y sobre todo una crisis financiera mundial. Y sí que este último es el gran problema de España, porque le pilló con un deficit por cuenta corriente superior al 10%.
Desde mi punto de vista:
1.- No hay fuga de capitales interna o es mínima. Los créditos bajan más que los depósitos. Las empresas, bancos y hogares españoles reducen su tesorería disponible pero sus deudas bajan más.
2.- La fuga de capitales externa se basa en su gran mayoría a la reducción de su exposición a la deuda pública y a la financiación bancaria. Y eso sí que se soluciona haciendo recortes, porque es un problema de credibilidad en nuestras finanzas públicas y en nuestro sistema financiero cuyo primer problema ya no es el sector inmobiliario ultraprovisionado sino su exposicion a la deuda pública española. La cotización de Santander, BBVA o Mapfre solo es explicable si hay miedo al default parcial del Reino de España.
3.- Todo lo malo también tiene una cara positiva. El dinero prestado por el BCE se mueve entre el 1 y el 1,5% de interés. Cada préstamo de emergencia del BCE al 1,5% a una entidad financiera española le ahorra un 3% de media respecto a lo que le costaba financiarse con cédulas hipotecarias en el exterior, reduciendo nuestro deficit de rentas. La presión financiera sobre nuestra empresas hacen que suspendan dividendo o lo paguen en acciones. Y por ejemplo Telefónica dejará de pagar más de 1.000 millones en dividendo de accionistas del exterior mientras que incrementa el dividendo que cobra a sus filiales en le exterior, nuevamente reducciendo nuestro deficit de rentas.
4.- Si durante la primera parte del año la banca exterior vendía los bonos españoles con plusvalías, ahora lo hace con minusvalías, hasta que lo deje de hacer porque al ritmo que vendía para final de año tedría 0 bonos. Y repito ese dinero al 3,7% de media está siendo sustituido por el BCE al 1,25% de media. Y sin embargo nuestras inversiones en el exterior se centran en países emergentes con alto crecimiento que dan dividendios superiores al 10% respecto a la inversión inicial.
5.- El país sufre una devaluación interna que nos hace a todos más pobres pero obviamente gana competitividad, y si en 2.007 las importaciones suponían el 24% del consumo interno, ahora son menos del 20% y si el petróleo y gas costaran igual serían menos del 16%, mientras que nuestra exportaciones siguen creciendo (5% en el primer semestre, descontando el sector del automóvil, por la crisis de la zona euro).
La economía española en 2.006 tenía todas las papeletas para entrar en una crisis enorme, ahora tiene todas las papeletas para entrar en una época de crecimiento largo y fructífero. Adivinar cuando ocurrirá es imposible pero yo creo que está mucho más cerca de lo que se vislumbra ahora.

Publicado por: Oscar | 08/16/2012 en 01:37 p.m.

Manu

Buen articulo, enhorabuena.
Personalmente, sigo confiando en la zona euro y en España en particular. Aun así, me he abierto una cuenta en un banco suizo, y lo tengo todo preparado para salir corriendo con los ahorrillos. Tonto el ultimo, dicen.
No voy a fomentar la caida del sistema financiero español, pero tampoco voy a quedarme a ver mis euros devaluados en pesetas.
Hace 6 meses lo veia algo muy remoto, ahora al 50%. Y si Alemania no cede, para el 2014 me veo con pesetas.

Publicado por: Manu | 08/16/2012 en 01:38 p.m.

Alexandros

Muchas gracias por el estudio.

Vamos por partes:

El déficit comercial. La crisis ha obligado a los consumidores españoles a disminuir el consumo de productos importados. Como consecuencia estamos en superávit con la zona euro y con la UE. Por lo tanto estupendo.

Nuestro déficit es únicamente energético. Y aquí sí que caben decisiones políticas.¿ Debemos dar el dinero a los productores extranjeros de energía o debemos primar la producción de energía producida en España?

La fuga de capitales y la falta de inversión extranjera en España es consecuencia de las dudas de la supervivencia del euro.

Mientras que la fuga de capitales es un ir y venir, los depositantes dejan el dinero en los bancos extanjeros que, a su vez, lo depositan en el BCE que, a su vez, se lo devuelve a los bancos españoles. Aquí no parece haber ningún problema si consideramos el euro como moneda común.

La falta de inversión extranjera como consecuencias de las dudas sobre la supervivencia del euro sí que tiene importancia porque perjudica la creación de puestos de trabajo.

El problema fundamental es pues la duda sobre el euro. Y aquí sí que tiene un papel fundamental el actual Gobierno alemán.

Como Penélope se dedica a destejer por la noche lo que teje durante el día. Durante el día afirma que el euro será eterno y durante la noche obliga a Grecia a abandonarlo y suma en la confusión a tirios y troyanos.

Pero el juego alemán está a punto de terminar. Hay elecciones dentro de un año en Alemania. El SPD se ha decantado claramente por proteger el euro y su supervivencia.

Es una decisión arriesgada pero clara.

Si Merkel y la CDU juegan con la ambigüedad habitual, se van a encontrar con los votantes alemanes. Es verdad que muchos electores podrían preferir volver al marco, pero lo que no les gusta a los alemanes es la indecisión. Y ahí Merkel puede patinar. Se ha de decidir. O quiere el euro o no lo quiere. Pero ante un elector alemán no puede seguir con el juego. Le ha de decir que rompe la eurozona y se marcha o que va a luchar con todos los medios para mantener el euro.

Los ahorradores alemanes no están por la incertidumbre.

Publicado por: Alexandros | 08/16/2012 en 02:39 p.m.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: