yo ya no…

cosimawagner

Yo ya no sé qué decir con tanta calor aquí en mi tierra, no es justo, no sé cómo benefician las manifestaciones, los países del norte no lo han entendido bien después de todo el dinero que han metido para rescatar a nuestros bancos; entonces yo sinceramente pienso que si dependemos del crecimiento general de Europa, pues a partir de octubre es cuando se ven atisbos de crecimiento, porque ya saturno dejará de hacer cuadratura a plutón y además afecta directamente a las potencias tanto alemanas como inglesas, y por fin yo creo que eso nos dará un respiro si tenemos que tirar de las exportaciones; las comunidades autónomas, mi madre, yo las reconvertiría en centros de innovación e investigación, contratando lo que ya hay, y dándole una importancia urgente a este sector fiscal del gasto, pero que se revierta a la sociedad, es urgente; no vale que nos den más capital, añadir capital al trabajo ya vimos que no sirve, lo que sirve son los “conocimientos”, por supuesto que hay que ahora recortar para que nos financien, del 18 al 21 del iva, ¿es eso tanto? Y ¿merece tantas críticas? después de todo el dinero que nos han dado, es que hemos dado una mala imagen, no sé si también esto repercutirá en la prima de riesgo todavía más a peor, o recortar ayudas, todo esto es muy triste, porque se termina con las clases medias que son las que hacen que los países sean ricos, nos parecemos a Portugal, y qué pasa con Irlanda, ella tiene mejores amistades, tal vez, ahora estamos pensando de nuevo en las amistades. Dejo un poema de San Juan de la Cruz, porque es momento propicio ahora para pensar en otras cosas y le estoy haciendo música; escuchen a una cantante que se llama Russian Red, esa joven madrileña canta en inglés, a los jóvenes más inteligentes no les interesa nada nuestra cultura, sólo importa el saber y la técnica.
La Esposa

14. Mi Amado, las montañas,
los valles solitarios nemorosos,
las ínsulas extrañas,
los ríos sonorosos,
el silbo de los aires amorosos.

15. La noche sosegada
en par de los levantes del aurora,
la música callada,
la soledad sonora,
la cena, que recrea y enamora.

18. En la interior bodega
de mi amado bebí, y cuando salía
por toda aquesta vega,
ya cosa no sabía;
y el ganado perdí, que antes seguía.

19. Allí me dio su pecho,
allí me enseñó ciencia muy sabrosa,
y yo le di de hecho
a mí, sin dejar cosa;
allí le prometí de ser su esposa.

(para escribir en este blog hay que darse prisa porque sólo caben 25 comentarios, ya saben, si luego no pueden entrar, es un fallo técnico)

Publicado por: cosimawagner | 21/07/12 en 14:11

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: