Estimado blogue…

cosimawagner

Estimado bloguero faras: La teoría de la justicia de este profesor norteamericano, Rawls, que data de 1971, es una de las más influyentes de nuestros tiempos, casi todas las actuales remiten a ella para ajustarla o perfeccionarla. Rawls parte de Kant, del concepto de la racionalidad de Kant, pero también parte de Locke y de Rousseau, de su teoría del contrato social. Crea para ello una situación hipotética, la situación originaria, esto quizá sea lo más discutible de su teoría, precisamente lo que quiere es asegurar la “imparcialidad” de la vigencia de las reglas procesales y que éstas se cumplan. Los individuos situados en la posición originaria y bajo el velo de la ignorancia deben “jugar” hasta llegar por consenso a la formulación de los principios de la justicia. Así no deben conocer a qué sociedad pertenecerán, cuál será su estatus social, su suerte en la distribución de las dotes naturales, los datos particulares de su plan racional de vida; pero sí los hechos generales acerca de la sociedad humana, los principios de la economía política, las leyes de la psicología humana. En realidad, esto es ya partir de una suposición irreal, en mi opinión, y que no se da tan fácilmente.

Pero es cierto que esta es la parte más débil de su teoría, la más fuerte es precisamente la que tiene en cuenta el alcanzar un grado de consenso de acuerdo a la racionalidad. En opinión de Rawls el consenso se lograría en torno a los dos siguientes principios:

Primer principio: “Cada persona ha de tener un derecho igual al más amplio sistema total de libertades básicas, compatible con un sistema similar de libertad para todos”.

Segundo principio: “Las desigualdades económicas y sociales han de estar estructuradas de manera que sean para: a) mayor beneficio de los menos aventajados, de acuerdo con un principio de ahorro justo (principio de diferencia), y b) unido a que los cargos y las funciones sean asequibles a todos, bajo condiciones de justa igualdad de oportunidades”. Como ves, estamos de acuerdo, en lo que ud manifesta también. Es lo que significa la justificación del liberalismo como bien dices. La enunciación del segundo principio pone de manifiesto que Rawls presupone que una sociedad justa es una sociedad desigualitaria. Ello se debe a que él piensa que una sociedad con ciertas diferencias socioeconómicas es más eficiente (produce más bienes) que otra en la que rija una igualdad absoluta; y la existencia de más bienes a repartir posibilita que los individuos peor situados puedan salir beneficiados con respecto a la otra situación.

El centro de la teoría de Rawls parece estar en una concepción de la racionalidad que combina la noción de lo racional con la de lo razonable. La clave (y de ahí la influencia de Kant) estaría en la prioridad de lo justo, de lo correcto, sobre lo bueno; de lo razonable sobre lo racional. La posibilidad de igualdad económica al parecer está así fundamentada y este criterio serviría de sostenibilidad de los restantes criterios de justicia. Habría también que ver qué otras posibilidades de igualdad distintas de la económica se podrían poner como objetivos. Rawls critica también al utilitarismo precisamente por eso porque no pone la igualdad más que en la distribución de los placeres, y no de la facultad de lo que él llama la prudencia, se olvida de las capacidades valiosas por sí mismas. Después Amartya Sen hará una crítica de Rawls afirmando todavía más este principio de la capacidad. Y finalmente Nozick hace una crítica más radical de Rawls, llevando al terreno de la igualdad económica, la única posibilidad de igualdad. Y luego está la última toería de Dworkin, el profesor de Harvard, que quizá es la más influyente actualmente sobre la igualdad de recursos, legitimando lo que para él es la exigencia de igualdad, como la virtud soberana. Este crítico y filósofo hace también una mención del mercado hipotético e inventa algunos términos filosóficos como la democracia asociativa, y en fin, esto es teoría como sabemos. Y luego están los teóricos de la comunicación Apel y Ricoeur, y Habermas que ya conocemos, que vuelven a la dialéctica social, pasando por Kant, y cada uno comprometiéndose con el diálogo; pero aún así nadie ha vuelto a tocar el problema de la “posición originaria”, ni de un modo original, porque realmente es problemático y lo que importa es abrir las posibilidades de futuro en este momento también.

Publicado por: cosimawagner | 21/06/12 en 23:37

 

Esto dice el economista observador:

En el gráfico anterior tenemos la posición neta con el sistema Target de nuestras entidades. Target es un sistema de liquidación de pagos en el Eurosistema. Cuando una entidad española apela al BCE le debe el dinero al Banco de España y a su vez a otro banco central le da la contrapartida, habitualmente el Bundesbank. El préstamo lleva un bono de garantía y como son bonos habitualmente nacionales y listados en mercados españoles es el Banco de España el que se encargar de la gestión de este colateral y le anota su deuda en el sistema Target que es lo que refleja el gráfico.

Hasta 2007, España recibía grandes cantidades de ahorro alemán vía emisiones privadas en los mercados financieros y nuestro sistema bancario tenía una posición acreedora neta en Target, mientras los bancos alemanes eran deudores. Cuando estalla la crisis financiera en 2007 se produce un fenómeno de desintegración financiera y una renacionalización de los flujos dentro de la Eurozona. Hasta el verano de 2011 el proceso fue gradual pero en agosto del pasado año estalló y la dinámica crece de manera caótica y descontrolada. No sólo pasa en nuestra querida España también en Italia y en los países intervenidos.

Cómo en la novela del Nombre de la Rosa de Eco en vez de un análisis racional vivimos en el mundo de la inquisición y el mito y ahora el gato negro y el demonio se representa en el sistema bancario español. Versionando a Guillermo de Baskerville “podréis quemar a los bancos españoles en la hoguera pero eso no acabará con la inestabilidad financiera y la cifra de Target seguirá aumentando exponencialmente”

El Target es una mera anotación contable si y sólo si el Euro sigue siendo la moneda de uso común en Europa. Si algún país abandona el Euro inmediatamente tendría que redenominar sus activos y pasivos a su nueva moneda, lo contrario que hicimos en 1999. Muchas deudas no se podrían pagar, se activarían las garantías y los alemanes recibirían los activos valorados en la nueva moneda y perderían el valor de la devaluación. La devaluación se estima que no sería inferior al 50% y podría llegar al 90% dependiendo del país.

Hay algunos economistas alemanes que ya han detectado el problema pero lejos de dar soluciones para resolverlo se empeñan en propuestas que forzarían la ruptura definitiva. El más notorio es Sims presidente del instituto Ifo que ha tenido la ocurrencia de poner un límite cuantitativo a la posición en Target. Si un país llegará al límite no tendría margen de maniobra para cumplir, su sistema bancario no tendría acceso a la liquidez y eso forzaría su salida inmediata del Euro.

En mayo España aumentó su posición en Target 38.000 mill. Italia aún no ha dado los datos pero serán similares y todo es susceptible de empeorar. A finales de año la posición de ambos países se habrá doblado si nada cambia y la presión política sobre Merkel en Alemania será brutal. La economía permite anticiparte y tomar medidas para gestionar estas ineficiencias.

Jose carlos Díez.

Véase también http://www.rankia.com/blog/sanchezcoll/1262920-austeridad-hara-dignos-alemania-si-vivis-para-contarlo

faras

Estimada Sra de Wagner, cita Vd a Rawls, y a mi juicio en un sentido que lleva a error.
Cuando Vd afirma que para este autor la desigualdad es algo ” natural”, pareciera que es un hecho ” bueno “, que va con el ser de las cosas. Y nada más lejos de la realidad. Rawls, partiendo precisamente de la posición originaria, aboga por un mundo donde la lotería que implica nacer en un determinado medio y con unos recursos concretos debe ser corregida de forma que, si no supiéramos de qué lado íbamos a caer, optáramos por un modelo de sociedad que nos permitiera no caer ni en la indigencia ni en la indignidad. Es la justificación clásica del ” liberalism” americano, que es algo menos que la socialdemocracia europea, puesto que entiende que la competencia y la economía de mercado es el mejor medio para conseguir prosperidad. Pero Rawls, en su impulso ético ( veáse Michael Sandel, Justice), va más allá y aboga por un medio de interrelación social, de intercambio que tenga en cuenta la lotería natural-darwiniana no sólo de recursos, sino de inteligencia y hasta de méritos.

Publicado por: faras | 21/06/12 en 22:16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: