Vamos a tener q…

cosimawagner

Vamos a tener que empezar a venderlo todo, empezar vendiendo los aeropuertos, los hoteles y los campos de golf y luego toda la infraestructura, las universidades, las energías y las juntas también habrá que se tendrán que reconvertir en algo productivo o vender al mejor postor, pero no importa que vengan los británicos otra vez a España, seguro que ellos nos traen de nuevo el dinero negro que se han llevado; lo cierto es que bueno Venus, sí, Venus en géminis, es tonto, tonto, tonto, y nuestro cerebro es tonto, y además actúa casi siempre de manera inconsciente, es lo que sabemos, necesita unas pocas recompensas solamente, que se repiten de un modo repetitivo; claro que estamos cansados, angustiados por lo que va a venir, nos van a dejar de lado, pero yo llevo toda mi vida que me han dejado de lado, y sin embargo ha sido lo mejor para mí, porque yo soy mayor que tú, economista observador, aunque los títulos académicos de poco me sirvieron, es una paradoja todo, lo que no podemos es seguir engañándonos más…

Publicado por: cosimawagner | 01/06/12 en 18:08

agil

A los que tienen la duda de como se convertirían los créditos y los depósitos decirle que claro las hipotecas y cualquier préstamo en euros que se haya pedido en España se pasaría a pesetas , faltaría más, a partir del abandono del euro la moneda para todas las transacciones sería la pesetas y el euro sería una moneda extranjera como el dólar y el yen. Al convertirse todos activos y pasivos a la nueva peseta que es como siempre se hace cuando se sustituye una moneda por otra no hay que ser un águila para darse cuenta que los beneficiados son precisamente los que tienen deudas por la inflación que suele venir después. En resumen que si tienes una hipoteca te interesa el abandono del euro por lo menos en la parte parte que se refiere a la deuda ya que después vas a deber menos en términos reales por la inflación

Publicado por: agil | 01/06/12 en 18:51

Un euro, 257 pesetas

La idea de que es posible que volvamos a ver pesetas ha calado durante las últimas semanas. Una tendencia peligrosa porque, hasta ahora, mucha gente con posibles ha movido parte de su cartera a zonas teóricamente libres del riesgo de euro-implosión aun pagando por prestar dinero (el bono a suizo a dos años da rendimiento negativo). Lo normal, vamos. Pero cuando esta posibilidad pasa por la cabeza del ciudadano de a pie, cuando es objeto de debate entre amigos o en el café de media mañana en el trabajo, eso es otra cosa.

Quizá los políticos europeos no sean conscientes de ello, pero el pánico tarda muy poco tiempo en desatarse. De una situación teóricamente controlada a las colas en los bancos pasa una semana. Y si los españoles consideran que dentro de unos meses, en vez de euros, tendremos pesetas, actuarán en consecuencia. Y no necesariamente metiendo todo su dinero en un colchón; seguramente la peseta ya condicione decisiones financieras a día de hoy.

Un ejemplo. ¿Es mejor amortizar hipoteca o invertir dinero en letras o en depósitos bancarios? Sobre el papel, los tipos de interés que ofrecen los bancos son superiores a los que se pagan por las hipotecas. Pero, claro, falta el detalle de qué pasará cuando venza el depósito o la inversión en letras. Pongamos que tenemos una hipoteca de 180.000 euros y ahorros por 60.000.

Si por el medio se rompe el euro, se decretará una redenominación de activos y pasivos a un tipo de cambio determinado (que podría ser el de mercado o no). Pero ambos a la vez; es decir si la peseta renace con el tipo de cambio con el que empezó el euro, en nuestro supuesto tendríamos 30 millones de pesetas en deudas y 10 en activo. Que luego variarán en función de la evolución del tipo de cambio.

Argentina, cuando el corralito, optó por fijar tipos de cambio distintos, para favorecer a los hipotecados, 1,4 pesos por dólar en los depósitos y uno por uno en las deudas (enlaces gracias a Inés Abril, aquí y aquí).

Pero, ¿cuánto valdría una peseta? Los analistas de Nomura han hecho el ejercicio, y los chicos de FT Alphaville nos lo han facilitado. Consideran que la peseta sufriría una depreciación del 35,5%. Eso significa que cada euro valdría 257 pesetas. Los propios analistas alertan de que son cifras bastante poco precisas. De hecho, si se rompe el euro probablemente la depreciación sería mayor por la búsqueda de activos refugio; eso siempre y cuando no se pusieran en marcha controles de flujo de capital (cosa harto verosímil). Aquí está el gráfico, que incluye una depreciación del dracma del 58%.

Nomura_PostEZcurrencies

Para el español de a pie, en todo caso, la depreciación tampoco sería neutra por otros dos riesgos a tener en cuenta. Por un lado, porque si el euro se deprecia este 35,5%, aunque la relación entre activo y pasivo sea la misma (tres a uno), existe el riesgo de que los ingresos (el salario) o el resto de activos (la casa que está hipotecada) no evolucione en la misma línea. Paralelamente, el efecto de la depreciación sería inflacionista llevaría a un aumento de los tipos de interés, con lo que la hipoteca sería más cara. Nomura explica la dinámica de la inflación en paises que han abandonado tipos de cambio fijos, y casi siempre (salvo controles de capital muy estrictos como Tailandia o países donde ya había inflación como Turquía), ésta sube.

La experiencia argentina, en todo caso, está muy desvirtuada por el corralito. La pesificación no fue mala para el país, al contrario, pero el corralito, no poder sacar el dinero del banco, fue muy duro. Pero es casi inevitable. Los argentinos que tenían dólares en el colchón o dinero en Suiza se enriquecieron solo mediante la depreciación del peso. Pero, como comentábamos al principio, solo lo pueden hacer unos pocos. Si lo intenta hacer todo el mundo, la banca quiebra. Ante las primeras colas en bancos, el corralito es casi inevitable para poder ejecutar la transición monetaria.

Quizá ahora que Merkel y Sarkozy se han puesto de acuerdo en no pelearse la vuelta de la peseta esté más lejos. Pero el riesgo seguirá existiendo, sobre todo porque los planes de la pareja de moda no se implantan de un día para otro, y porque no se han establecido mecanismos de respuesta. En otras palabras, si el bono italiano vuelve al 8%, ¿qué pasará? Si no interviene el BCE o no da crédito el FMI (para que Italia no tenga que pasar por el mercado), volveremos a lo mismo.

~

Los peligros del juego de la gallina cuando el otro conduce un tanque: El BCE piensa que vamos de farol

by LUIS GARICANO on 30/05/2012

Hoy (aún 29 en Londres) el BCE ha aceptado y visto, sin achantarse, el órdago del Reino de España. Se acerca el final de la partida: veremos las cartas que tiene cada jugador, y quién va de farol, y quién no. ¿De qué va la partida? Os lo recuerdo primero.

Hace dos años, el 24 de junio del 2010, analizábamos el juego de la gallina entre España y el BCE. El juego se refiere a los dos adolescentes (por ejemplo en American Graffiti) conduciendo sus coches  a toda velocidad el uno hacia el otro, si uno tuerce primero, la gloria es para el otro; si ninguno tuerce, los dos mueren. En el caso del Reino de España contra el BCE, el BCE no quiere estar expandiendo sin cesar los préstamos a España y prefiere que el rescate se haga “en condiciones”, por los que están autorizados a gastar dinero, que son los gobiernos. Pero España prefiere el rescate por la puerta de atras sin condiciones y sin simbología. Si nosotros rehusamos el rescate, y ellos rehusan financiar el sistema, nos estrellamos. El juego en aquel lejano junio del 2010 lo explicábamos así  para el caso del BCE y España (los números concretos no importan, lo importante es la relación entre ellos):

Las estrategias de España son aceptar un rescate o no aceptar; las del BCE son continuar financiando al sector financiero o dejar de financiar.  El valor (o “utilidad”) de cada par de situaciones está expresado en colores- la valoración de España en azul, la del BCE en rojo. El BCE prefiere dejar de financiar al sistema financiero español, y que España acepte un  rescate para a su vez sanear definitivamente  el sistema financiero. Esto tiene el mayor valor pare él, el 1 en rojo de la esquina de abajo. Pero, partiendo del momento actual, en el que “no hay rescate” y el BCE “continua financiando”, no puede conseguir este resultado por si solo. En realidad, el BCE se encuentra atrapado en la casilla de arriba a la izquierda: mientras España no acepte un rescate Europeo, dejar de cubrir las necesidades de financiación del sistema financiero podría provocar una catástrofe, que recojo aquí con el (-100, -100)- esta es la casilla en la que los dos conductores siguen hasta el final y se matan. ¿Quien va a ceder primero? Desde la perspectiva de España, el mejor resultado (que es el actual) es rehusar a usar el vehículo de rescate europeo; y conseguir que el BCE financie el sistema financiero e, indirectamente, la deuda de España. Mientras España rehúse el rescate, el BCE continúa financiando, y el rehusar es una estrategia óptima.

 

Pues bien. Aquel juego de la gallina ha continuado y crecido, y ha tenido hoy un episodio muy importante y muy significativo, que explica muy bien el FT en noticia colgada a las 930 pm.

Como sabéis, España estaba intentando una forma de financiación muy heterodoxa del rescate de Bankia: emitir la deuda, dársela a Bankia y dejar que Bankia la descontara en el BCE, todo ello sin pasar por el mercado de capitales. Es una forma innovativa de crear dinero por parte del gobierno, que sólo tiene un pero: necesita la colaboración del BCE. Para forzarle, el Gobierno de España se niega a ir al rescate, y dice que si no hay financiación del BCE, el Euro está en peligo.

¿La respuesta del BCE? Me recuerda a la de Michael Corleone al Senador de Nevada que le chantajea (una maravillosa escena en el Padrino II): “mi oferta es esta: nada”.   De acuerdo con un excelente artículo del FT (cerrado) colgado hace 2 horas, el BCE le ha dicho al gobierno que ni hablar de hacer el rescate de Bankia financiado por la puerta de atras por el BCE (“The ECB told Madrid that a proper capital injection was needed for Bankia and its plans were in danger of breaching an EU ban on “monetary financing,” or central bank funding of governments, according to two European officials.”) Pero los españoles insisiten en rechazar el rescate categóricamente y sin compromiso  (“Senior government officials in Madrid argue that bailouts in Portugal, Greece and Ireland have been catastrophic and Spain will not compromise on its refusal to accept a similar form of intervention.”) El BCE piensa, parece, que vamos de farol. Piensa que lo de Sansón de tirar el templo y que nos muramos todos juntos no es creíble, y que al final nos achicaremos e iremos al rescate general de todo el país. Y piensa seguramente que ellos conducen un tanque y nosotros un seiscientos: los bancos españoles no durarían 10 minutos sin el apoyo del BCE.

Veremos si acierta. No se si el Gobierno español va de farol: claramente, muchos en el gobierno temen la agonía lenta del rescate tanto como la muerte rápida del corte de financiación. El riesgo de calcular mal en estas partidas de alto riesgo es enorme: el choque, y la muerte de los conductores. Incluso ganando, tienen el coste adicional de la pérdida de confianza por parte de nuestros socios que estamos sufriendo por jugar juegos tan peligrosos (anunciar un rescate que implica al BCE sin preguntárselo antes.)

PS. Un amigo alemán muy inteligente y muy bien informado  al que le he mandado la noticia comenta:  ”The Spanish always chose a very *confrontational* approach. I am not sure this will work out well for Europe and it will end very badly for Spain.  As I said earlier, inventing tricky money printing schemes at the expense of the ECB undermines trust (which is really needed now). I see the anti Euro sentiment growing big time in Germany. This behavior plays straight into their hands.”

PS2. El gobierno ya utiliza el BCE para  financiar el ICO  sin ir al mercado (ya que el ICO tiene ficha bancaria), eso si que lo acepta el BCE (el ICO tiene ficha bancaria).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: