virginiawoolf

 

Atraer a los inversores sin tener un yacimiento de gas ni de petróleo, cómo, y sin tener la aquiescencia de Alemania, un país que sigue siendo reconcentrado, como un autómata, a veces egocéntrico y hasta despreciativo de todo lo demás, y no hemos sabido hacernos amigos de ellos, a pesar de que estábamos en nuestro momento, ni hemos aprendido su idioma, mas que nos pese. Ese es nuestro problema. Pero aunque me cuesta hacer predicciones basándome en los astros, no he tenido más remedio que ponerme a hacerlas. Por la gravedad. Lo que tenemos a partir de octubre son dos años, dos años de hospital, diría, con saturno en la casa 12, la última casa, llamada del hospital. Pero también se podría decir un poco mirando a lo que es mi ciudad, Sevilla, una ciudad tan tradicionalista, que es un poco como mirarse en ella, vamos a tener que vivir de explotar lo simbólico, todas las tradiciones, vamos a estar como viviendo en paraísos artificiales, como evadidos de la realidad, ese es el mundo que nos espera a partir de octubre. Y ahora habrá algunas tensiones en abril y en junio, entre el pasado y el futuro, pero se solventarán a favor de las tecnologías en junio a ser posible, y mirando los intereses exportadores de las principales potencias. Esto es lo que se ve en la influencia astral, a la que yo no me dedico de ninguna manera de forma profesional, sólo por una afición altruista desde hace muchos años de mi juventud, en que empecé a investigar los ciclos. Pero a partir de 2015 es cuando nos pondremos decididamente a sacrificarnos y emprender alguna actividad y una responsabilidad determinante en ella, esperemos que así sea. Será un año duro pero creo que tendremos algo que nos mueva o al menos si no lo hacemos será perder el tiempo, no estar a la altura de lo que se nos requerirá. Para Alemania la clave será aprender a trabajar en equipo, pero para nosotros será todo lo contrario, aprender a competir como ella, en eso es donde tendremos que vernos y encontrarnos para confluir en el mundo que viene. Esas serán las armas que mejores dividendos pueden dar. Volveremos a recuperar la confianza en nosotros mismos. Lo importante es acercarse a Alemania con nuestra sabiduría y humanismo, hemos metido la pata muchas veces, por soberbia, porque hemos exagerado el sentido (el pura sangre exagerado) de nuestra aventura, que es lo que caracteriza a un español cuando está bien de por sí. Estamos pagando ahora el precio de nuestro excesivo ensoberbecimiento. El habernos creído que todos podíamos aspirar a la administración o la vida funcionarial, sin otros objetivos complementarios. Estamos hartos de fiestas. Pero eso es lo que nos queda ahora que explotar algo irreal e ilusorio, algunos sabrán sacarle tajada y lo están haciendo bien, pero esto no tiene sistema ni futuro.

 

Publicado por: virginiawoolf | 28/02/12 en 17:17

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: