Ahora estoy aquí comentando en el diario de esther: http://www.librodearena.com/blog/diotimademantinea/1458423

virginiawoolf

Cada día me gusta menos el cinismo, porque han habido aspiraciones hasta hace muy poco que nos unían a todos, en el afán de superación, que nos hacían iguales, pero de repente hemos puesto el acento en todo lo que nos desunía. Nelson Mandela por ejemplo fue uno de los líderes que probó que el deseo de superación era lo que unía a la gente y apostó por lo bueno de la gente. Y las personas que han sido coherentes toda su vida suelen dar esa sensación de autenticidad. Los seres humanos, se dice, que somos psicólogos natos, ciertamente cuando te quieren dar el pego lo notas, aunque sea inconscientemente, la mente humana -eso es algo que estamos extraordinariamente viendo- es muy compleja y la parte mayor de la mente humana es inconsciente. Y no sabemos las sensaciones que ni recordamos que almacenamos ahí. Porque conscientemente no nos han explicado como funcionamos pero inconscientemente, ¿verdad que siempre o casi siempre sabemos cuando alguien miente, cuando hay algo falso en una sonrisa o en unas palabras? Pues algo de eso es lo que está siempre en el trasfondo de las noticias económicas, en lo que ha sido la euforia de los últimos años, nunca nos la creímos del todo; precisamente cuanto estábamos más creyéndonos las cosas es cuando saltó todo por los aires. Y ahora no hay nadie que lo ponga otra vez de nuevo en orden. Es muy fácil ser un cínico aquí, lo más fácil es hacerse el duro ante los demás. Porque el mundo es todo menos un teatro, en eso nos equivocamos, el mundo no es un teatro para nada. Aunque sea imperceptible lo notas, pues surge un malestar, que dice algo fallaba, algo no era como parecía. En fin, esto es neuroeconomía tal vez, pero es tan necesaria como la otra, la economía neopositivista. Yo creo que debemos aprender la lección de Mandela, volver a nuestro afán de superación. Lo que no puede hacer el Estado es ahora pedir cuentas de su locura a los ciudadanos, lo que tiene que hacer si necesita el dinero es pedirlo, no via impuestos, sino pedirlo como se pide el dinero muchas veces, para algo en concreto, como ocurre también en las sociedades norteamericanas, que se recaudan para causas sociales. Lo que no se puede es exprimir al más pobre para darle al que ya es rico. Esto es de sentido común, de perogrullo. Deben de utilizar las mejores estrategias de comunicación y pedir al que ya es rico, o buscar algún modo de ostentación o de superación, se deben buscar otros modos. Y el mercado no es el único medio o recurso de distribución. Y para pagar la deuda empresarial la administración debe ingeniar otras fórmulas o vías.

Publicado por: virginiawoolf | 28/02/12 en 1:49

Esto es lo que dice el Economista Observador:

El principal problema es que el gasto en ambas administraciones creció exponencialmente durante el boom y se financió con impuestos vinculados a la burbuja, sobre todo la venta de suelo. La burbuja de suelo en nuestra querida España ha sido equivalente a la de los tulipanes en Holanda en el siglo XVIII. Nuestros ayuntamientos, con una falta extrema de visión estratégica, contabilizaban los ingresos de la venta de suelo derivados de esta burbuja como corrientes y se los gastaban en el mismo año. La burbuja pinchó y no hay perspectivas de venta de suelo en décadas por lo que ahora toca decirles la verdad a los vecinos de tu municipio o comunidad, priorizar el gasto público en las necesidades básicas de la sociedad y eliminar le resto y subir los impuestos para financiar el agujero.

Pedirle una quita a los proveedores para anticipar el pago además de seguir caminos tenebrosos como los que han seguido los países intervenidos que asustarán a los inversores internacionales, es el camino fácil para no reconocer la realidad. El problema es que no reconocer la realidad te puede llevar a no corregir el problema. Manguerazos de liquidez condicionados a planes de ajuste ya los hizo el gobierno anterior y sólo sirvieron para diferir el problema y de nuevo cometemos el mismo error. Vale ya de aumentar la deuda, reconozcamos los errores, aumentemos nuestros impuestos y asumamos un empobrecimiento ordenado. Si no lo hacemos el empobrecimiento será desordenado y a todos nos saldrá mucho más caro.

El problema es que estamos en un Club y la Unión Europea nos exige resolver nuestro déficit. Los temores que anticipé en este blog se han cumplido y estamos en el peor de los escenarios. El Comisario Rehn no ha cumplido con la solicitud del Gobierno español de que la Comisión elaborase un cuadro macro y nuevas previsiones de déficit y nos ha dado un tratamiento igual que al resto de los 27. Simplemente se han limitado a meter los datos del PIB del 3tr11 en su senda de previsiones y les salé una caída del -1% en 2012 y advierten que “no están contempladas las medidas de ajuste fiscal adicionales que deben aprobarse”. Ahora el Gobierno va a hacer lo que debería haber hecho en enero que es elaborar su propio cuadro macro y su propio presupuesto. En la rueda de prensa Rehn advirtió que necesita información completa sobre el cierre del déficit de 2011, detallando si la desviación ha sido cíclica o estructural, y el nuevo presupuesto con los objetivos pactados para 2012 y sobre esa base empezará la negociación para hacer “ligeras” revisiones del objetivo.

Esto significa que nuestra querida España tendrá que presentar un presupuesto con un déficit del 4.4% del PIB. Se habla de 40.000 mill de ajuste pero se olvida que la recesión se concentra en el consumo y el empleo que caerán en 2012 próximos al 3-4% por lo que la recaudación del IPF y el IVA sufrirá y que los beneficios empresariales están en caída libre por lo que el impuesto de sociedades también perderá recaudación. Por lo tanto, el ajuste será mayor de 40.000 mill.

Luego esperemos que la Comisión permita a España y a otros países, especialmente a Italia y Reino Unido, presentar un plan de estímulo para compensar el impacto sobre actividad. Recuerda que la evidencia empírica de estos ajustes nos indica que cada punto de reducción del déficit supone una caída del PIB y del empleo de 0.7 puntos. El plan de estímulo simplemente supondrá suavizar el ajuste pero la política fiscal  seguirá siendo restrictiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: