la falacia naturalista

virginiawoolf

 

Lo que pasa Sherpa es que lo ves desde la perspectiva de Botín y por eso no se entiende, claro que se puede vender más caro y comprar lo mismo más barato y se gana dinero, se gana la diferencia; lo que pasa es que el sentido común te dice cómo puedes vender si antes no has comprado, y es posible hoy también porque hay muchos contratos posibles y porque hay unas garantías depositadas, así que todo lo que me dices me suena a pasado. Es como la falacia naturalista que citas de Hume, is-ought problem, pues hoy día todo eso está desmitificado, porque no hay una escisión real entre el mundo del ser y el mundo del deber ser, no hay dos mundos, en verdad. Esto lo explica muy bien Ferrater Mora, y la profesora de ética Philippa Foot.

Sólo basándose en una epistemología muy ingenua es posible postular un mundo de hechos como diferente al mundo de valores. Es decir, dividir la realidad en hechos y valores. Pero el problema está en que los valores también forman parte de ese facto total de los hechos de la realidad. Lo que dicen los neopositivistas es que la realidad son sólo hechos y por tanto no hay valores, no se puede hablar de valores. Los valores son la relación de valor entre dos hechos. Cuando tratamos no con hechos sino con normas, tratamos con prescripciones de hechos, con ordenadores, directores de la acción, lo que es lo mismo.

Como Searle y Frankena, entre otros demostraron, la propia falacia naturalista de Moore y, de camino, la de Hume, no es sino una falacia, debido a una mala comprensión del modo en que opera el lenguaje valorativo.

Ha sido una de las más importantes representantes de las éticas de las virtudes precisamente, Philippa Foot, quien ha explicado de forma acertada, inteligible y convincente la relación que existe entre los términos que utilizamos en nuestras valoraciones morales y los hechos de la vida cotidiana, al tiempo que ha resaltado que todas nuestras valoraciones, incluso las no morales, penden de hechos a los que nos referimos cuando recomendamos, elogiamos o repudiamos alguna conducta o persona. La estrategia de Philippa Foot es proceder al análisis de términos valorativos que empleamos para referirnos a virtudes puramente prudenciales, o términos con los que indicamos nuestra valoración de determinadas situaciones.

Aún asi comprendo la cuestión la de seguir modelos cuando el paradigma ha cambiado y esos modelos han caducado, pero en cierta manera los modelos siguen siendo válidos; lo que ha cambiado es la misma modelación de la realidad y los modelos no responden a ella. Tal vez porque el libre mercado o el principio de incertidumbre de Knight no permite arbitrar la realidad y ésta suele cambiar de lógica en el momento en que la controlamos.

 

Publicado por: virginiawoolf | 23/01/12 en 13:21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: