desamor y desamar

virginiawoolf:
15 diciembre 2011 a las 4:04 pm

yo creo que es interesante ver la película que ahora está en cartel, The holiday, con una Kate Winslet, que dice “fall out of love”, y desde el punto de vista angloamericano toda ella, pero con nuevas ideas quizás que están cambiando sobre todo que provienen de la liberal California. Si no existe palabra para el desamor en inglés quizás es porque el hombre no la ha necesitado, el hombre y no la mujer, y si existe en castellano es porque el hombre es más abierto en sus sentimientos tal vez, pero al existir el machismo aquí más, pues yo creo que es una cuestión de género, las palabras dominan según la cultura. Yo personalmente he tenido que cambiar de entorno, pero ha sido desde una situación natural, de cambio de intereses, de cambio de idiomas también, todo eso ha sido una evolución personal. Pensaba que no podría conocer a alguien igual, de igual valor, pero no, me equivoqué, se puede conocer, por internet incluso se abren hoy día muchas posibilidades, quien es negativo es mucho peor, es bueno confiar en positivo. Es cierto que nos autoengañamos a veces o somos autoindulgentes. En esta película que digo al principio se aprende sobre eso y se desaprende también. Sobre todo tenemos que desaprender saberes inútiles… estoy de acuerdo señor Punset.

 

Esto dice Punset:

 

¿Cuáles son los remedios que están al alcance de cualquiera? La gran mayoría de los neurocientíficos recomienda, por supuesto, no encerrarse en sí mismo ahondando en el dolor de la extinción de un gran amor, sino sustituir esa emoción negativa por otra de igual intensidad pero de signo contrario. En pocas palabras: volverse a enamorar cuanto antes, mejor. Ahora bien, se trata de una solución muy imperfecta por la sencilla razón de que las personas sumidas en un gran desamor no están en condiciones ni tienen ganas de volver a enamorarse de inmediato, a no ser que cuenten con una ayuda muy especial.

¿Cuál es esa ayuda? Sencillamente, cambiar de entorno, de costumbres, de idioma si es preciso, de universo. Lo último que se debe hacer es continuar asomando la cabeza en los bares de siempre, seguir comprando el mismo periódico que antes se leía con la pareja o ir a los mismos cines o a ver idénticos escaparates que antaño.

Lo que la ciencia nos está descubriendo es que frente al desamor es imprescindible desaprender; una competencia de la que nunca se nos habló en la escuela o en la familia: el desaprendizaje. Lo importante siempre fue aprender y aprender; aunque fueran tonterías. Pero me gustaría saber a cuántos de mis lectores se les enseñó a desaprender. ¿Cuántos han conseguido por sus propios medios desaprender algo que no convenía, en absoluto, conservar en la memoria?

También es cierto que no hay mal que por bien no venga. Los individuos y países que más veces y más intensamente deben soportar las tristezas y el desamparo del desamor son también, obviamente, aquellos individuos y países con mayor capacidad emocional para amar. Solo puede producirse el desamor donde hubo antes mucho amor.

Era lógico que, en el auditorio de Puebla, los ciudadanos de un país como México estuvieran particularmente interesados en el desamor; eran ciudadanos de un país donde el amor y la pasión estaban por encima del promedio.

 

~

 

Fer:
27 noviembre 2011 a las 6:41 pm

Soy profesora de inglés y mi lengua madre es el español. Muchas veces me siento un tanto híbrida por la mezcla, aunque no soy anglófila. De hecho, mis abuelos españoles jamás comprendieron ni perdonaron mi amor por la lengua de Shakespeare. Es imposible adquirir o enseñar la lengua inglesa sin antes hacerse consciente de que existen diferencias enormes en lo que concierne a lo cultural, a la idiosincrasia de los pueblos latinos y sajones que es menester comprender e incorporar para dominar el inglés, que nunca se termina de aprender de todas formas.

El inglés se caracteriza por su abundancia de palabras cortas y sumamente flexibles, especialmente verbos. En el caso del desamor, habría que transferir haciendo uso de una frase nominal “lack or absence of love”, o si se entiende como dejar de amar a alguien, a una frase verbal, “to fall out of love”. No ofrece, sin embargo, la misma riqueza lexical que el español u otras lenguas latinas para describir el mundo de los sentimientos y la emociones, que culturalmente no está bien visto andar mostrando públicamente: se besan menos que nosotros, le rehúyen al contacto físico con quienes no son los más allegados, y no gesticulan ni se tocan al interactuar.

Hay una expresión idiomática que siempre enseño, ya que creo que resume un poco cómo tienden a percibir y vivenciar lo emocional en público: “to wear your heart on your sleeve”, que significa demostrar lo que uno siente abiertamente, como si esto fuese un signo de debilidad de carácter o un acto de desubicación social.

Es posible que las generaciones más jóvenes se estén animando a ser más demostrativos, pero no está en su naturaleza el ser tan emocionalmente calientes como nosotros.

Y con respecto a temas como el suicidio, la locura o la muerte, creo que la abundancia de eufemismos en todos los idiomas para hablar de estos temas, cuando se hace, demuestra que tendemos a no permitirnos hacerlo, cosa que puede jugarnos en contra, ya que la psicología demuestra que hablar de los traumas y lo doloroso nos ayuda a procesarlo sanamente en lugar de cronificar los duelos.

Un artículo muy interesante, señor Punset. Le agradezco el aporte y lo saludo atentamente desde Buenos Aires, Argentina, donde sería maravilloso tenerlo como disertante y visitante de lujo en alguna oportunidad.

Anuncios

Un pensamiento en “desamor y desamar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: