el cambio en la concepción

virginiawoolf

El cambio en la concepción de justicia e igualdad, el origen de la idea de igualdad y de libertad en el sentido que hoy le atribuimos, proviene del Renacimiento y se vincula con tres acontecimientos de una enorme significación para la historia de la cultura occidental. Uno es el surgimiento de las nuevas ciencias experimentales -como la astronomía y la física- que niegan la superioridad del espíritu sobre la materia y elaboran leyes válidas para los fenómenos terrestres y celestes, los cuales resultan de esta manera “nivelados”. Otro es la reforma protestante; Lutero niega las diferencias entre la autoridad eclesiástica y los seglares. Y el tercero es la aparición de la burguesía y del modo de producción burgués o capitalista que, como hemos visto, exige la igualación de los individuos, aunque sólo sea en un plano formal y abstracto; por eso, en el mundo moderno será la burguesía la que canalice la ideología de los derechos humanos.

Entonces lo que supuso la burguesía, cambiarlo ahora por el proletariado, respondería a la misma ideología, la de los derechos humanos, aunque sólo sea como ideario.

En cierta manera con lo que estamos en contra es del idealismo totalitario, al modo de Hegel, Platón o los neoaristotélicos, porque viven en un comunitarismo (no confundir con comunismo), en una comunidad cerrada, yo creo que ese es el peligro de los idealismos, en esta comunidad se nos exime de la moral kantiana, es decir, el individuo no puede disentir de las normas que considera injustas. Por eso no se puede desechar el racionalismo, sin embargo, porque lo que está claro es que la misma ciencia echa mano de una metafísica para construir sus argumentos racionales, el racionalismo presta muchas de sus construcciones argumentales a la ciencia, lo que hay que evitar sin embargo es la crítica “total” a la razón, que es lo que Nietzsche hace, reduciendo todo a un naturalismo reduccionista, o de lo que pecan los postmodernos, lo que hay que criticar es lo que hay de sistemático, dogmático o acrítico en la razón, por no estar suficientemente justificado en sus presupuestos de validez, esto es lo que hay que criticar, y no se puede decir que las ideas todas son peligrosas, casi todas las generalizaciones abusan, pero en esta todavía más, porque yo confío que serán las ideas, las nuevas ideas acerca del modo de usar el Capital, sobre todo el capital humano y físico además del capital social, las que nos ayudarán a salir de este embrollo.

Publicado por: virginiawoolf | 23/11/11 en 22:05

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: