diferencias presociales

virginiawoolf

Todo esto responde a diferencias presociales de origen culturales, falta una racionalidad en el poder financiero e insititucional, es como si preguntamos por la racionalidad del poder religioso, hay muchas diferencias preteóricas sociales y de origen simbólico. Las clases populares también tienen su propia mitología, que puede ser culta y sofisticada, también, cada uno exhibe su propio totem como un trofeo. Estas diferencias culturales residen en la genealogía del poder. No sólo Alemania, Reino unido, California, están ahora usando este poder oscurantista del dinero en su favor. Los tecnólogos también tienen su propio lenguaje, forman cuerpos privilegiados de saber y por supersposición la diversidad de estos lenguajes crean una separación del resto de saberes, que dependen cada vez más de su precisión lógica; es como los economistas y los politólogos, ellos creen en este perfeccionamiento, porque ahí reside la racionalidad. Pero realmente lo importante no es esto, sino es la simbología y la escenografía, esto es lo que une realmente ante el poder. La simbología científica y la precisión numérica sólo sirven para capturar mediante la sumisión al deseo, el deseo de poder, y nada más. El discurso ético y político en último término se adhiere a una racionalidad pero que responde a un lenguaje simbólico. El discurso brillante del ciéntifico o del nobel, sólo sirve para la ilusión de crear una especie de cohesión social global, sin embargo no impide las diferencias sociales, la separación del poder financiero y político cada vez es más ostentosa. En cierta manera, la única forma cómo se puede llegar a una cohesión social, es mediante estas técnicas oscurantistas que intentan reequilibrar el poder, faltando a toda la lógica, mediante técnicas oscurantistas de poder, porque la democracia no es igualitaria. Es el modo cómo se responde a políticas keynesianas, desde el sistema desde dentro. El concepto de globalización está puesto en entredicho, los conceptos numéricos sólo sirven para crear superposiciones de lenguajes simbólicos. La única manera de cambiar la realidad es asumiendo estas diferencias presociales desde dentro, como genealogía cultural. Y desde luego Alemania no las oculta. El problema es cómo podemos responder nosotros. Yo creo que es un error apelar a exclusivos nacionalismos, pues como se está viendo son diferencias sociales y presociales. Es como si apeláramos al instinto de supervivencia. ¿Quién puede mover todo eso? ¿Qué clase de empresas son las que están saliendo fuera de España? y ¿cómo se explica que el papa venga tres veces a España?, ¿qué clase de poderes ocultos hay aquí? sin duda, cada país está respondiendo a diferencias preteóricas culturales, lo que denota que cuesta mucho movernos hacia una verdadera democracia igualitaria. Y desde luego la pretensión científica es la que se está capturando más en los países más privilegiados, pero sobre esto se podría hablar sobre la incomensurabilidad teórica de Kuhn y de sus paradigmas, sí, por lo visto Kuhn, cada vez creía menos en sus paradigmas. Kuhn, descubridor de los paradigmas científicos y de sus cambios y revoluciones, él mismo hacia la madurez de sus estudios abandona casi por completo el discurso acerca de los paradigmas, y restringe el concepto de revolución científica al de un proceso de especiación y especialización por el cual una disciplina científica va acotando los márgenes de su objeto de estudio, alejándose de los horizontes de otras especialidades. En este último sentido, como una forma de holismo restringido que afecta las distintas ramas del desarrollo científico, reaparece el concepto de inconmensurabilidad teórica, el único que Kuhn parece haber mantenido incólume hasta el final de sus días.

pd.siento haberme alargado tanto pero este tema me cuesta mucho construirlo con claridad, en parte es sólo un intento teórico social.

Publicado por: virginiawoolf | 31/10/11 en 13:31

Esto es lo que dice el economista observador:

Acabo de leer en El País que Alemania ha descubierto un error de 55.000 millones y ha reducido en 2 p.p. su deuda pública hasta el 81.5% del PIB. El nivel sigue demasiado alto y este economista observador duda si propondrá Merkel multas para el sobreendeudamiento o sólo sobre el déficit excesivo que es el que ahora les viene bien a ellos. Conviene recordar que desde que nació el euro hace 11 años Alemania ha estado al límite o por encima del 3% de déficit en 7 años o sea dos terceras partes del tiempo. En 2008 más de 3 millones de alemanes mantuvieron su puesto de trabajo pero redujeron sus horas trabajadas. El Estado pagaba esas horas con cargo a la prestación por desempleo pero misteriosamente el déficit de Alemania fue de los más bajos de la OCDE y apenas se gastaron dinero en prestación por desempleo. Me cuentan que las ayudas no se contabilizaron cómo déficit y las imputaron directamente contra la deuda pública, algo que de ser así sería un escándalo.

Con las ayudas al sistema bancario donde supuestamente está el error, sólo les ha faltado decir que fue un administrativo el que se equivocó al pasar el plan a limpio, llevaban gastados un 13% del PIB, ahora dirán que es el 11%. Les han cambiado bonos en pérdidas por deuda pública y esto les ha permitido no reconocer pérdidas en el déficit, de momento, pero su deuda pública ha crecido exponencialmente, más puntos incluso que la española a pesar de tener un déficit significativamente menor y crecimiento del PIB nominal superior al 5% en 2010.  ¿Debería la EBA exigir el mismo estrés que ha hecho en las carteras de deuda pública en la deuda privada y obligar a Alemania a reconocer la pérdida de su banco malo vía déficit público, como obligó la Troika a los irlandeses en 2010?

La ingeniería contable de los alemanes es una vieja tradición. En 1989, tras la Unificación, tomaron la polémica decisión de cambiar las cuentas bancarias pequeñas de la Alemania del Este con un marco del Este por uno del Oeste, cuando los expertos recomendaban un rango de canje de 3 a 5. Pero las cuentas grandes, la mayoría de empresas públicas, las sacaron de la contabilidad nacional. Alemania tuvo de achatarrar buena parte de la industria del Este pero sin reconocerlo en el déficit público y luego lo retornaron a mediados de los noventa ya saneado y explicó buena parte del fuerte crecimiento.

Todo este tema de la deuda suena rarísimo pero da igual los inversores tienen que meter en algún sitio el dinero y el lunes seguirán comprando bonos alemanes. ¿Qué hubiera pasado si fuera otro país? ¿exigirá Barroso a Merkel una auditoria urgente para aclarar el tema? ¿contará Merkel que ha metido en los bancos malos para poder estimar cuál será la pérdida que pagará el contribuyente alemán?

Me cansa este mundo hipócrita de doble moral en el que se ha convertido Europa. O acabamos con este mundo y vamos a un mundo de ecuanimidad y justicia en el que balanza está equilibrada o el proyecto europeo siempre tendrá problemas de gobernanza y será vulnerable.

Sígueme en Twitter @josecdiez

~

Pablo Castro Abad

No estaría mal sanear los bancos con una imputación directa a Deuda, ¿ En qué porcentaje se elevaría la misma? un 10%, con 100.000 millones, llegaríamos al nivel de deuda alemán un 80% del PIB.

Publicado por: Pablo Castro Abad | 31/10/11 en 19:33

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: