carta

La vida sí está marcada por acontecimientos irreversibles, recuerdo que una vez el economista observador decía que casi ninguna crisis era irreversible. Tal vez no más allá de la economía comercial que detenta una parte de esa clave. Se trata de deshacerse de todos los deberes, saberes y bienes inútiles. Interesa enlazar el devenir del hombre con su temporalidad natural y cósmica, entonces vemos que hay acontecimientos que se repiten sin repetición, el cuerpo y el espíritu cambian, se produce una evolución física y psíquica. Y estos acontecimientos se presentan cada vez de forma distinta, es como Heráclito, panta rei, todo fluye y no volverás a bañarte en el mismo río. Son las etapas de la edad. En la mujer todavía yo creo que esto está más marcado que en el hombre, hay unas etapas irreversibles; tal vez por eso nosotras estamos más influidas de una fatalidad. La economía hasta ahora se ha basado en ciclos repetitivos, buena parte la sufrimos en sus horarios, en su modo de distribución, aunque todo ello produce placeres secundarios. Hay sin embargo que mirar ahora la otra parte de la economía, la que es irreversible, los economistas están obligados a mirar a la escasez, al principio temporal de limitación en que se basa toda economía. Temporalidad de la producción, de los bienes. Las leyes que estamos haciendo dificultan todo esto del mismo modo. Porque la ley nace como privilegio, viene de privi-legio, y de ahí nace el poder. Y la ley iguala después, en la distribución de los tiempos, de las horas. El problema es que no hay tiempo, hay un acontecimiento que se ha terminado, que ha acabado. Mientras que otros se empeñan en resucitarlo. La ley está muerta y muy poco se puede hacer. Los economistas debieran pensar en lo irreversible y en el tiempo que le queda al euro. Y deberían pensar en nuevos caminos, es su obligación, ahora he leído que el refrene de la economía mundial también está afectando a nuestras exportaciones.
~

el devenir
El devenir es un dejarse ir evolutivo, no es un tiempo puramente repetitivo, sino que está enlazado con lo natural, uno se deja ir, y evoluciona al mismo tiempo, en lo psíquico y cultural, está más relacionado con la vida de la mujer por esto, por esta complejidad que tiene al mismo tiempo que se relaciona con su espiritualidad, es como un árbol cuando crece, tiene más ramas, no necesariamente ha decaído, sino que ahora puede robustecerse y es más fuerte. Es la relación del tiempo con el tiempo del universo. Los humanos poseen, además de una vida vegetativa, una conciencia. Si miráis un árbol, veréis que en un año su forma ha cambiado, y no forzosamente para deteriorarse, sino también para crecer en tamaño, en número de ramas. En los humanos su tamaño, su crecimiento pueden ser igualmente espirituales. Tener un año más significa pues dar un paso más en el camino de nuestro devenir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: