los intereses de la comunidad académica y del sector financiero

virginiawoolf

Sobre esto me gustaría apuntar solamente la idea de una serie de teorías conspiratorias, que me he encontrado también formulada en los análisis de los profesores Antón Costas y X. C. Arias. Sin caer en el sensacionalismo a que apuntan estas ideas, tal como ellos dicen, sin embargo hablan de “teorías mercenarias”, porque de otro modo sería demasiado ingenuo no darle crédito alguno. Y de esta manera ellos señalan a los intereses de lo que llaman “la industria financiera”. “La propia Comisión nombrada por el Congreso norteamericano para investigar las causas de la crisis en su monumental informe final ha señalado a los intereses de la industria financiera al afirmar que «más de 30 años de desregulación y confianza en la autorregulación por las propias instituciones financieras […] bajo la poderosa presión de la industria financiera echó abajo las salvaguardias clave que hubieran podido evitar la catástrofe»”. “Estos argumentos apuntan a que, ocurra lo que ocurra con la salida de la crisis, las teorías de los mercados eficientes y de las expectativas racionales mantendrán su supervivencia durante un largo periodo. Tal vez no como explicaciones ampliamente aceptadas, pero sí al menos como «teorías zombis».”

La existencia de una red de intereses que tiende a favorecer la consolidación de unas determinadas líneas de investigación frente a otras, ellos encuentran la causa de ello no directamente en las teorías expansivas monetarias, sino en la propia forma en cómo operan las autoridades académicas. “No nos referimos ahora a intereses en el seno de la comunidad académica, que son obvios, sino al interés y a la capacidad de presión sobre la propia academia tienen sectores de poder económico y, sobre todo, la industria financiera. Es evidente que un sistema de ideas que proporcionaba sólida legitimación intelectual a la imagen de eficiencia plena y omnisciencia de los mercados y al dogma de Estado mínimo no era precisamente mal vista por la comunidad financiera.Son muchos los autores que han denunciado con fuerza este hecho. Entre ellos J. Bhagwati, que ha destacado por denunciar el sesgo financiero de la actual globalización impuesto por lo que ha llamado the Wall Street-Treasury complex. “

Publicado por: virginiawoolf | 02/07/11 en 11:56

Esto dice el Economista Observador:

 

Dice Alan Greenspan en una entrevista en la CNBC que no hay evidencia empírica que justifique el éxito de la expansión cuantitativa del balance de la Fed sobre el crédito y sobre la actividad y el empleo y la única evidencia es que ha debilitado al dólar. Cómo decía Groucho Marx “más vale permanecer callado y parecer tonto una vez que abrir la boca y demostrar que lo eres de por vida”.

Greenspan era un experto en econometría y durante décadas asesoró a empresas y entidades financieras en análisis de coyuntura y reconozco que era uno de los mejores conocedores del ciclo americano. Llevaba la economía de EEUU en la cabeza como un jugador de ajedrez ve toda la partida y la combinatoria de sus decisiones.

Pero a su obsesión por los mercados libres que le llevó a una dejadez insuperable de la supervisión bancaria, una de las principales causas del tamaño y exceso de riesgos asumidos por los bancos americanos, se une ahora un desconocimiento de los principios básicos de la teoría monetaria y de la teoría cuantitativa del dinero.

La evidencia empírica sí demuestra que hubiera pasado sin la actuación de la política monetaria y fiscal. En EEUU la evidencia es la Gran Depresión y en estos países crisis financieras y frenazos bruscos. Para eso estimamos modelos teóricos que replican el comportamiento de la economía que no son muy precisos pero que claramente anticipaban depresión.

En este blog yo he criticado el QE2 pero he defendido hasta la saciedad el QE1 de 2008 ya que fue clave para poner un suelo a la deflación de deuda, a la descapitalización del sistema bancario y a la contracción de crédito que es el camino más rápido para llegar a la deflación y a la depresión. Greenspan llegó a la Fed cuando la velocidad de circulación del dinero estaba estable en 1.7 siguiendo los postulados monetaristas de Friedman pero en 2001 llegó a 2.1 y cuando Greenspan dejó la Fed estaba próxima a 2, niveles no vistos desde los felices años 20. La expansión cuantitativa consiguió poner un suelo de nuevo en 1.7. Si hubiera seguido bajando hoy estaríamos en deflación y con una crisis a la japonesa. Hace dos años, Greenspan pidió perdón ante el Congreso de EEUU por sus errores, entre ellos conceptuales y su excesiva confianza en los mercados libres, pero está claro que ya se le ha olvidado el horror que provocaron sus políticas en 2008 y ahora vuelve a las andadas.

Nos advertía Keynes del poder de las ideas y tras leer la entrevista de Greenspan a este economista observador le entra la duda si ha sido peor su obsesión por los mercados libres o su desconocimiento de teoría monetaria. No obstante, sigo pensando que la primera es la principal causa de la crisis financiera. Hasta nunca Alan.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: