la historia y su ritmo

virginiawoolf

No, lo que trataba de decir es que creemos que porque dominamos unos datos físicos o matemáticos con eso se puede gobernar o decidir; creemos que la Escolástica lo hacía peor, pero lo que ellos hacían era ciencia del poder, tenían técnicas, y lo hacían con las herramientas que tenían, y utilizaban la creencia y el juego del deseo y procedimientos no violentos; vale ahora utilizamos los números, pero yo te aseguro a ti que de los números los que menos creen son los mismos estadistas, los que no se fían unos de otros; y hemos perdido valores “patriarcales” -fijate que me contradigo al ser mujer, pero yo también lo siento- porque hemos creído que todo lo de atrás era un mundo negro y censurable y no lo era; tenía cosas oscuras y dogmáticas, pero también la ciencia se encierra en paradigmas y a veces no puede avanzar como quisiera. Con todos los descubrimientos extraordinarios de la física y de las ciencias todas, con los prodigiosos adelantos de la técnica, lo decisivo de nuestra época es sin duda tener conciencia histórica, desde la cual el hombre asiste a esta dimensión que es la historia y que es su ser. El absolutismo es nuestro gran pecado porque con él lo que negamos en lo mismo que queremos, que la persona se realice íntegramente. El problema es que no podemos experimentar, estamos encerrado en lo que hay, y la técnica es lo único que avanza pero de ella se han poseído sólo unos cuantos. Y nosotros no tenemos el valor suficiente para exigirla, porque ni Angie cuenta con las herramientas, y porque el “Padre” no está, se ha inmiscuido, y me refiero a los valores patriarcales que han elaborado el contexto jurídico; el hombre deja a la mujer una predominancia en aras de la igualdad pero luego se desentiende, y es porque hay algo que no tiene ya valor para él; ha dejado de jugar a la política y a la economía clásica pero realmente no sabe lo que quiere. Voy a dejar una cita de María Zambrano: “Es característico de la tragedia que el protagonista haya de actuar sin saber, que en vez de saber primero y actuar después, en la claridad, ante las circunstancias descubiertas, se vea impulsado a obrar primeramente, pues el conocimiento que necesita se obtiene “padeciendo”, como Esquilo dijera. Hay un conocimiento intelectual que se obtiene impasiblemente. Mas la historia no espera: no esparan las circunstancias sociales, políticas, económicas, que nos obligan a actuar, que obligan a aquellos que son los principales ejecutores de la historia, a los que están en el poder, a los que solos o colectivamente mandan. En épocas normales, en esas en que se desarrollan las consecuencias de una reforma ya planeada, en las que se vive de unas creencias que dan estabilidad -relativa siempre- a la vida de las gentes: en las que rigen unos principios reconocidos, y hasta cierto punto probados en su validez, la historia presenta el aspecto de una relativa transparencia; los acontecimientos pueden ser previstos y se tiene la impresión de que nada imprevisto puede llegar; el hombre de Estado tiene algo de matemático que desarrolla una ecuación, que deduce unas consecuencias, todo peligro parece conjurado. Por ejemplo, de la segunda mitad del siglo XVII al segundo tercio del siglo XVIII en Europa, época de la Ilustración, cuando a los hombres de pensamiento, y a los que ejercían el mando, se les aparecía transparente la estructura de la sociedad y de la vida política. Otro momento de este género es aquel en que el liberalismo pareció lograrse desde el final del siglo XIX hasta la llegada de la primera guerra mudial. Y más remotamente en el periodo del Imperio Romano llamado Pax Augusta. La historia parecía haberse remansado y fluir con el ritmo tranquilo de la respiración humana; como si se sincronizara al fin con el hombre”.

Publicado por: virginiawoolf | 26/06/11 en 12:26

Colapso2015

 

“Física rudimentaria que aprendió Angie,…, valores paternos que acompañan a Europa, ni tiene unos valores y principios.”

¿Física rudimentaria? Doctora en química cuántica,…

“ni tiene unos valores y principios”, la correlación entre la profesión y los principios quizá parte de algo visceral, lo cual no acabo a entrever.

Ese miedo, tienes a la técnica y la ciencia experimental es de las cosas más extrañas he visto. Por citar algunas, agricultura, ganadería y pesca son ciencias experimentales y técnicas, podemos seguir con medicina, mecánica, informática, electrónica,…

Es más, la física es una parte de la ciencia experimental, la cual, estudia la realidad, o en su forma operativa busca la verdad. Verdad, antítesis de sofistas y demás elucubraciones intelectuales pareces apreciar, con un vislumbre de corte pre-totalitario. Más propios de una visión social de la realidad al más puro estilo maquiavelos varios: “la realidad es lo que yo digo”.
Pues no, la realidad es lo que es,y, sometiendo a los congéneres a tu voluntad no vas a cambiarla. Pues, lo social, solamente es virtuoso cuando es voluntario.

 

 

Publicado por: Colapso2015 | 26/06/11 en 10:24

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: