los pueblos precolombinos

virginiawoolf

 

Los precolombinos fueron preparados y resignados a sufrir la invasión de los conquistadores lejanos, y como pueblos debían resquebrajarse cuando estos llegaron, se necesita de una leyenda de derrota para abdicar, y una atmósfera de retroceso cuidadosamente alimentada. Las duras condiciones de trabajo en la mina, una riqueza explotada y que no benefició a la población y mientras los occidentales, demasiado instruidos, demasiado penetrados de su servidumbre futura, no emprenderán, sin duda, nada para conjurar esta leyenda. No tendrían, por otra parte, ni los medios ni el deseo, ni la audacia. Como dirá Cioran: ” Los cruzados, convertidos en jardineros, se han desvanecido de esa posteridad casera en la que ya no queda ninguna huella de nomadismo… Pero la historia es nostálgica del espacio y horror del hogar, sueño vagabundo y necesidad de morir lejos…, la historia es precisamente lo que ya no vemos en torno nuestro.” Lo que no sabía Cioran es que con los medios técnicos de hoy se están produciendo cambios vertiginosos en esa historia, y se puede viajar más rápido y estar al mismo tiempo en el hogar, sin perder las raíces culturales, aunque tal vez esto todavía pocos puedan verlo.

 

Publicado por: virginiawoolf | 09/06/11 en 13:06

 

No se abdica de un día para otro: es precisa una atmósfera de retroceso cuidadosamente fomentada, una leyenda de derrota. Esta atmósfera está creada, como la leyenda. Y lo mismo que los precolombinos, preparados y resignados a sufrir la invasión de los conquistadores lejanos, debían resquebrajarse cuando estos llegaron, igualmente los occidentales, demasiado instruidos, demasiado penetrados de su servidumbre futura, no emprenderán, sin duda, nada para conjurarla. No tendrían, por otra parte, ni los medios ni el deseo, ni la audacia. Los cruzados, convertidos en jardineros, se han desvanecido de esa posteridad casera en la que ya no queda ninguna huella de nomadismo. Pero la historia es nostálgica del espacio y horror del hogar, sueño vagabundo y necesidad de morir lejos…, por la historia es precisamente lo que ya no vemos en torno nuestro.

Cioran

pau

Yo no he querido acusar a los peruanos de atrasados, ni creo que semejante absurdo se refleje en mi comentario. Ni a los blanquitos ni a los indígenas. Generalizar es ridículo y el que lea mis blogs es consciente de ello.

Por otro lado, hace algo más de treinta años viajé por el altiplano, justo cuando la guerrilla senderista empezó una gran ofensiva. También visité Lima y los barrios donde vivía la gente que nuestro querido Nobel de literatura no ve o no sabe que existe. Y allí sí tuve la ocasión de ver racismo hasta aburrir. Pero el peor lo encontré en la selva, hacia el norte de Maldonado. Allí el racismo y el nazismo sobrepasaba cualquier cosa imaginable, incluso los blanquitos limeños se hubieran horrorizado y más de un SS alemán habría huído escandalizado. Aunque, todo hay que decirlo, en Lima podías alquilar un niño raptado en la selva para hacer lo que quisieras con él; y eso, como los buenos alemanitos vecinos de los campos de exterminio, los blanquitos limeños sí lo sabían.

Mi comentario incidía en las grandes diferencias culturales, políticas y sociales existentes en Perú; también en el estilo de gobierno y en la gran corrupción existente, más parecida a la de un país africano, que de un sudamericano que pretende parecerse a Chile o Brasil.
El problema, a mi modo de ver, es absolutamente de los peruanos; tal como el de aquí es de los españoles, de a quién eligen y por qué.

Publicado por: pau | 08/06/11 en 21:41

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: