diario 29.4.11

diario 29.4.11.ii

Lo que temo es el terco encanto y la vaciedad. Esto que escribí con el fin de aliviar la presión inmensa que experimentaba, no producirá la más leve ondulación en la superficie. Este es mi temor, el violento sentimiento de desesperación. Pero estos temores quedan sobradamente compensados con el alivio y la paz que he conquistado. Por razones ignoradas la esperanza ha renacido, ¿qué es lo que me ha hecho picar el anzuelo? Todos esos hombres graves me parecen como adultos que contemplan con incredulidad un castillo de arena levantado por un niño, que por inexplicables razones, se ha convertido en un vasto y verdadero castillo que es preciso demoler como pólvora y dinamita. Nadie sensato puede creer en la realidad de tal castillo. Pero nadie debe decir la verdad. En consecuencia, nos olvidamos. Y eso pasa hoy con la economía y la innovación financiera y la burbuja del crédito.Pero siempre ocurrirán milagros, como diría Virginia Woolf. A él le he gustado, y él me ha gustado a mí. Voy a consignar los hechos reales. Nos hemos separado por diferencias o convencionalismos, su encanecida dureza.

diario 29.4.11.i

Finalmente pensé que era mejor liberarse a una misma, no dejarse llevar por lo que no podía ser, porque estábamos lejos. Todavía pensé que él no había luchado, ahora comprendo que soy demasiado ingenua, porque deseo siempre que pase lo imposible. Pero no hay mal en desear lo que está más lejos, yo creo que es lo mejor para mí. Y ahora no miro nada más, aunque me retienen algunas preocupaciones, pero no grandes, del aquí y ahora, hacer frente a algunas responsabilidades por ajustar o arreglar algunas cosas en la casa. Pero por lo demás pienso que todo será nuevo para mí. Pero quería salir de mi pasado, y del pasado de los demás, pero lograrlo empezando por mí, era ya algo, y no podía esperar el análisis de todas las vidas pasadas; en parte tienen sentido y es lo que nos da el sentido del ahora. No se puede escapar, no es eso lo que yo quería decir.Seguiré a la ventura, cambiante, abriendo mi mente y mis ojos, negándome a que me estampillen y me clasifiquen. Casi siempre me retratan con parloteos, como si yo fuera una charlatana. Pero esto es el resultado real de aquella conversión espiritual.

diario 29.4.11

He dejado pasar todo este tiempo debido a que no me he sentido rebosante de ideas y, por otra parte, he estado divinamente nostálgica. No se han enfriado las ideas y todavía lo llevo en la mente. Hoy me he concedido una tarde contemplativa, tal vez pueda refrescar los recuerdos. Hay que irse del lugar en que se ha nacido luego cuando se regresa todo ha cambiado. La escritura siempre será despreciada, es muy espasmódico, es evidente que las ideas son realidades rígidas, que paraliza la facultad creadora, subconsciente. Y a veces hablamos de cosas distintas, y es fatigoso, ese jadeante esfuerzo en busca de algo.Estuvo muy amable y en él había deseo pero no pudimos llegar a ningún entendimiento más. Pero no era una persona despegada de sus emociones, como ésas que hay cuando tienen algunos años entrados, pero a pesar de que no estaba despegado de sus emociones, sin embargo, creo que las manipulaba a su antojo con su capacidad mental, de una forma que las precipitaba y de esa forma conseguía el mismo propósito, matar el deseo. ¿Por qué los seres humanos cuando tenemos una edad ya no sabemos ni queremos vivir con una cosa instintiva como el deseo? Y es que cansa tanto el deseo. Sin embargo, en cuanto lo sentimos, sabemos que hay vida, esa es la razón.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: