diario 22.4.11

virginiawoolf
Dejo esta importante cita:
“La historia de la filosofía de Bloch por más que aparentemente inspirada en Kant, toma de Kant y a la postre de Hegel, su confianza en que la historia se encamina hacia un punto final, esto es, un éschaton. Un ultimum el fin de la historia que devendría en happy end. Esto es el marxismo utópico de Bloch. Cierto que ese final feliz no se halla asegurado y que la confianza o esperanza de alcanzarlo no excluye el reconocimiento de la esencial “frustrabilidad de la esperanza” misma. Acontecimientos como Auschwitz, el Gulag o Hiroshima hubieron de servir de recordatorio, en ese siglo escasamente utópico, que ha sido el siglo XX, de que el fracaso de la humanidad no es algo enteramente a descartar.Aquella concepción del progreso que Hegel denostaba como la “mala infinitud” (schlechte Unendlickeit) o infinitud sin fin. Mas como avisara Kolakowski el gran inconveniente de las utopías escatológicas es que siempre nos hacen correr el riesgo de creer que ya hemos llegado.
En la idea de progreso moral de Kant por el contrario nos encontramos con una idea de progreso que para nada implica un hegeliano último término, puesto que siempre nos será dado imaginar un “mundo mejor” que el que nos haya tocado en suerte vivir, nunca tendrá lugar de acuerdo con su etimología y ello convierte en buena la “mala infinitud” o “infinitud sin fin”, la única infinitud realmente tolerable desde un punto de vista ético es que hemos de concebirla como inconcluible sin que el esfuerzo moral, un esfuerzo incesante, consiga encontrar en ella ninguna garantía de alcanzar una meta que sea la definitiva”.
“De todos los acontecimientos disutópicos del pasado siglo, del que más nos tendría que incitar a la reflexión quienes nos consideramos progresistas es sin duda el hecho del Gulag. Auschwitz se nos aparece como el fruto de una ideología demoníaca, que sencillamente identificamos con el mal, e Hiroshima sería la consecuencia del cálculo del “mal menor” que también nos repugna moralmente, pero el Gulag fue un crimen cometido en nombre de principios que parecieron un día nobles siendo ahora indiferente que se trate de presentarlo como una perversión o como un efecto perverso de dichos principios, dado que ni siquiera esta última consideración libera a nadie de responsabilidad moral y nos advierte por lo pronto del peligro a que puede llevarnos la creencia de haber entrado en la segunda senda del progreso en el orden de nuestra praxis.”
Javier Muguerza.

Publicado por: virginiawoolf | 22/04/11 en 21:30

diario 23.4.11.i

Hace tiempo que estamos advertidos, el autor aleman Oswald Spengler constatando la Decadencia de Occidente, y Fukuyama, el fin de la Historia. Y en la Edad Media lo explicaba un moro casi de nuestra tierra, Aben Jald´un, los sabios lo discuten pero la cosa es sencilla: a todo lo que vive en este mundo acaban agotándosele las pilas, es fatal. No deja de ser una realidad apremiante, y además quiero constatar: Ultimamente hay quien habla en EEUU, Huntington, el politólogo o sociólogo, de que los últimos choques de civiizaciones no se deberán a conflictos económicos, un poco para llevar la contraria a Fukuyama, sino a cuestiones de creencias y de religión, y a cuestiones de lazos de sangre y de familia, y sobre esta hipótesis se ha abierto también un debate sobre la multiculturalidad.

diario 23.4.11

A Fukuyama se le ha llamado neohegeliano. Lo anterior excluye la posibilidad de esa manera de escribir la historia por adelantado que consiste en ponerle a posteriori, punto final, decretando algo así como “el fin de la historia”. el fin de la “preshistoria” y el comienzo de la “verdadera” historia. Pues también ese comienzo de la historia a que conduce el desarrollo de los acontecimientos, un desarrollo consistente en una sucesión ininterrumpida de conflictos representa aun así por adelantado un punto final. Bienpensante teleología histórica a la que Marx y los marxistas -herederos en esto de Hegel y a fin de cuentas de la Ilustración- no dejaron de sucumbir. Sigo extrayendo ideas del filósofo también Javier Muguerza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: