la vida de la psique y el espacio tiempo

Einstein que dinamitó la base más solida de concepto de tiempo, su inmutabilidad, con su teoría de la relatividad, por lo que cambió la base de la mecánica clásica con Newton. De forma que el tiempo se encoge, se estira y cambia de forma y en ello influye la velocidad de la luz, de modo que a más velocidad el tiempo transcurre más despacio, y también influye la gravedad de modo que cuanto mayor atracción gravitatoria de un cuerpo más despacio transcurre el tiempo. Es impresionante como la mente del hombre puede cambiar en unos minutos, el concepto que se tenía de un mecanismo, de una aparente realidad. Como Galileo Galilei en su tiempo o Newton en el suyo. No nos extrañe que estemos ahora viviendo más de expectativas racionales y sueños que de realidades ahora, porque el sol y marte están pasando por piscis, y neptuno en lo que es un tránsito histórico hasta agosto también entrará en este signo del que es su planeta regente. Pero también de sueños podemos vivir, y sería una forma de concepto de verdad originaria, porque lo puede ser de desvelación o de iluminación de la verdad también. Pero volviendo a Einstein y a su teoría de la relatividad si nos montamos en una nave que se acelere a la velocidad de la luz lograremos retrasar el final de este sueño. Otra posibilidad es que yo me vaya a vivir a una estrella de neutrones, un lugar donde la masa está tan concentrada que una bolitatdiminuta del tamaño de una canica pesa más de novecientas mil toneladas, y entonces este sueño sería eterno.

Hay épocas de espera como estas en que parece que la vida se estanca, en estos momentos la debilidad y la impaciencia no logran nada. El tiempo de la psique no es el tiempo de la vida diaria. Hay que darse tiempo para madurar y encajar situaciones, tiempo de cara al desarrollo de las relaciones, tiempo para reconocer dónde nos hemos estancado y por qué. Hay que situarse en un ámbito más intemporal para poder examinar y superar las crisis propias de cada etapa de la vida con calma. Así las crisis nos afectan a nosotros y a nuestro entorno como si estuviesémos atrapados entre dos espejos, la figura humana se desdobla hacia el infinito. Es el sustrato de la vida humana de la que todos estamos construidos y cada crisis entraña nuevos retos.

Y si la agencia de Moody’s da también un escenario con esa probabilidad de un escenario estresado hasta su máximo y si el Banco de España lo reconoce, la cuestión de la ética y la estética que se nos habla, como otras veces cuando hablamos de la apariencia exterior, son cuestiones que a mí más que a Ortega, el filósofo, me recuerdan a Proust, el escritor, que sólo hablaba de la elegancia y de la falta de elegancia y de gente educada y ficticia. Dejémonos de las apariencias, porque no todo es como parece evidentemente, ya se ve lo que ocurre en las potencias privilegiadas. Decir que tenemos que aparentar es como pedirnos un sacrificio más. María Zambrano el otro día que la leía sobre su historia sacrificial de un ídolo y una víctima decía que teníamos que mirar a la realidad con ojos amorosos, que sólo así podríamos salir adelante. Tendemos a considerar la edad madura como un camino lineal y estable, pero tiene sus propios ciclos o etapas, con sus puntos de inflexión y crisis características que es necesario reconocer y solucionar de la mejor manera posible. No se puede superar una etapa y adentrarse en la siguiente sin solucionar la etapa y crisis anteriores. El umbral de nuestra vida presente es el conjunto de nuestras experiencias pasadas. Entonces, ¿cómo si no maduramos? A veces unos se apartan de las emociones y de los afectos, se despegan y se dicen que las emociones son dañinas y se refugian en ser razonables y a esto lo llaman “madurar”, y las personas que renuncian a las emociones y los sueños aceptan tácitamente envejecer, cuando triunfan los miedos de la edad adulta: el miedo a la muerte, a quedarse sin trabajo, al dolor emocional, a la soledad… y sobre todo el miedo al cambio, se prefiere vivir con las emociones adormiladas o reprimidas con tal de no enfrentarse a sus efectos transformadores e intensos. La madurez supone una lucha basada en los valores conscientemente elegidos. Aunque es la época del reconocimiento de la realidad -es decir, de los límites-, lo es también del desarrollo de la fuerza necesaria para superar los obstáculos, y de la capacidad de apartarse de forma consciente de determinados modos de vida, influencias o personas. Otra oportunidad que ofrece la madurez es no confundir nuestro ser con nuestras circunstancias, sobre todo cuando éstas se tornan difíciles. Se sabe que el mundo es inseguro y cambiante y que nada externo puede darnos una seguridad real, buscamos, por tanto, esa serenidad en nuestro interior.

En el principio era ya la vida y no la materia. De la vida, puede salir por fragmentación la materia. Al decir materia estoy diciendo espacio-extensión. La vida fragmentada dio el espacio y el tiempo en su conjunto, en su integridad espacio-tiempo. El espacio-tiempo total es vida. La vigilia-sueño, el sueño-vigilia eso es la vida. Tratando a su vida como un continuo del que se extrae una continuidad establecida, lograda a través de la discontinuidad y aun de la alteración temporal. Pero es que el estar presente es vuelo y desprendimiento de la conciencia. Así se desprende el absoluto de los sueños.

~

Gorgias

No es para darle candela a JCD, cuyos análisis me parecen generalmente acertados, pero la alusión a Einstein es una vulgarización habitual de la teoría de la relatividad completamente fuera de lugar. Einstein no hablaba de epistemología ni de metafísica, sino de física; y lo que se acabó llamando teoría de la relatividad —que él bautizó inicialmente como teoría de la invarianza, ¡qué distinto suena!— decía que ciertas variables físicas no podían definirse al margen de sistemas de referencia particulares, pues no existía el sistema de referencia absoluto que daba por hecho la física newtoniana. Algo así como que en la Tierra no se pueda hablar de una abajo y un arriba, como en principio se creía. Por otra parte, el dominio del paradigma einsteiniano no es condición necesaria para el dominio del análisis económico.

Publicado por: Gorgias | 11/03/11 en 12:13

Juan Carlos

Es posible que objetivamente países como EEUU estén en una posición financiera y fiscal en peores condiciones pero, esas condiciones negativas repercuten indirectamente en el resto de los países sobre todo como el nuestro, y por tanto, y como siempres se ha dicho, un resfriado en los EEUU es una gripe en España. Aunque también es verdad que, cada vez es menos relevante dada la globalización de la economía y el surgimiento de grandes potencias económicas como China e India, pero hoy por hoy, EEUU sigue siendo la meca del consumo y el principal activador de la economía mundial.
Saludos

Publicado por: Juan Carlos | 11/03/11 en 12:26

fulano

@Santi

Te equivocas absolutamente. Primero, si algo dice la Teoría de la Relatividad es que la realidad es MÁS absoluta de lo que se suponía. Si en la mecánica galileana, todas las velocidades eran relativas al sistema de referencia, en la mecánica einsteniana, hay al menos una (la de la luz), que no lo es, y todas las demás se parecen más de un sistema a otro. La novedad de Teoría de Einstein no es que ciertas cosas sean relativas, que ya lo eran en la física anterior, sino cómo lo son (y resulta que no más, sino menos).

En cualquier caso, eso no tiene nada que ver con la existencia de una realidad absoluta, sino con cómo se describe numéricamente. Negar la realidad objetiva basándose en la relatividad (einsteniana o galileana) es como decir que la temperatura que hace en la calle es subjetiva porque uno la puede medir en grados Celsius y otro en grados Fahrenheit.

Publicado por: fulano | 11/03/11 en 12:26

Juan Carlos

Pues yo creo que todo es relativo, ya que se hace mención a Einstein, la crisis es relativa y es fruto de nuestro pensamiento colectivo, lo pensamos y lo creamos puesto que vivimos en referencia a nuestras expectativas, Quizas de la crisis, único que se acerca más a la realidad sea el agotamiento de los recursos naturales (fuentes de enrgía que más usamos) y la invasión urbanizadora de la naturaleza en el caso del ladrillo.
Por eso, es importante que, para salir de la crisis pongamos nuestro pensamiento colectivo en nuevas burbujas que alimenten nuestras expectativas (siguiendo con la tendencia humana de la percepción de la realidad).
O de otra alternativa a las “burbujas” que en realidad son falsas esperanzas, y es aumentar la dosis de confianza en nosotros mismos para despojarnos de una parte del miedo y parálisis en la que nos encontramos.
Quizás esto último sea lo más sano y sostenible en el tiempo, cada cual decide

Publicado por: Juan Carlos | 11/03/11 en 12:40

La primera contraposición es que nosotros estamos mal, pero anda que los anglosajones! (GB y USA) Conclusión: son declaraciones políticas y no económicas=no sirven para nada. Que se sepa, sólo hay dos países en el mundo que no han defaulteado nunca, los dos citados (Inglaterra sí lo hizo en época Tudor)

La segunda me parece francamente obscena; Moody´s “revienta” la enésima publicación de una ley sensacional y la full disclosure del BdE. Es decir, la agencia calificadora NO debe ser independiente del cliente cuyo crédito califica y tiene que plegarse a los intereses de éste. Precisamente cuando dan una muestra de independencia es cuando se les critica. Probablemente Vd crea que una Agencia o un auditor tienen que tener en cuenta si les conviene a sus clientes publicar sus informes en tal o cual momento y ya de paso, decir lo que a ellos les conviene. En este caso sería mejor que abogara públicamente por la creación de Agencias PÚBLICAS como la que los franceses quieren imponer en Europa ” para mejorar la transparencia y romper el oligopolio de las trillizas” pero de momento puede ir tirando con la muy prestigiosa agencia china Daqong.

Publicado por: faras11/03/11 en 13:05

Baxajaun

¿Y qué dice Moody’s?

“Indeed, Moody’s believes that, in a more stressed scenario, recapitalization needs could increase to approximately €110-120 billion” Ayayay, José Carlos, a ver si es que los de Moody’s leen los comentarios de este blog…

Veamos el track record de Moody’s (del artículo de Claudi Pérez en El País)

– Mantuvieron rating demasiado altos para la deuda soberana de los países del Sudeste asiático antes de la crisis de 1997

– Mantuvieron demasiado alto el rating de Venezuela antes de que se declarara en suspensión de pagos.

– Le dieron una triple A a Enron antes de su quiebra.

– Le dieron triple A a activos subprime

Seguro que se pueden listar más. Pero ¿cúal es la conclusión que se extrae de todos estos errores?

MOODY’S SIEMPRE PECA DE OPTIMISTA

Pero no hace falta que se fíen de Moody’s. Hagan ustedes mismos sus cuentas. Lean este artículo de Ricardo Vergés para calcular el volumen total de crédito a promotor:

http://www.ricardoverges.com/Stocks.pdf

Después aplican los PERs vivienda que tuvimos en los valles de las crisis anteriores 1997 (~17) y 1985(~12), tomando en cuenta que en 2006 estamos en un PER de 32, y díganme que porcentaje del crédito a promotor se va a quedar sin pagar.

Lo mejor de todo esto, dentro de unos años José Carlos dirá “¿quién se iba a esperar una cosa así?”

Publicado por: Baxajaun | 11/03/11 en 18:12

Y estaremos todos de acuerdo en que esta crisis se parece más a la de los últimos 70 que a la relativamente suave recesión de los 90. En el pico económico de los 70 llegamos a PERs de más de 30, como en 2006-2007, pero ¿sabe hasta dónde bajó la vivienda en 1985? Hasta un PER de 11.7!! Eso nos daría bajadas, en términos reales, de un 63.4% en la situación actual…se ve que entonces suegras y madres “sí miraban a la bolsa como alternativa cuando iban a comprar una casa”.

Es increíble que después de las meteduras de pata consecutivas que llevas con el tema de la vivienda desde el año 2003, sigas usando argumentos de “greater fool” para justificar los precios, básicamente diciendo que el PER es irrelevante, porque la gente de la calle es tonta y no lo mira. Bueno, has demostrado lo acertado de la comparación que hice entre tu nivel académico y el de Rogoff.

Y las preguntas siguen sin respuesta. Ya sabemos lo que significa eso.

Publicado por: Baxajaun | 08/03/11 en 7:59

Insisto en mis preguntas:
1. ¿Hasta dónde esperamos que van a bajar las viviendas en España? PER de 15 (promedio a largo plazo de la OCDE), PER =17 (mínimo de la última crisis) o PER de 11.7 (mínimo del 84-85). Lo que es seguro es que no se van a quedar flotando en un PER de 25, como el coyote en los dibujos del Correcaminos.

2 ¿Y qué pasa con las cajas si las viviendas llegan a los escenarios de arriba? O sea, si bajan un 53%, o un 47% o un 63%?

Con tanto ataque personal (que más da quién sea yo) y tanta acción evasiva, estamos empezando a creer que te estás poniendo realmente nervioso y no puedes contestar a estas preguntas tan sencillas…

@faras y cía: gracias por el capote, pero las acusaciones de falta de rigor viniendo de JC10 se contestan solas: basta con examinar el track record de sus predicciones inmobiliarias.

Publicado por: Baxajaun | 08/03/11 en 16:53

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: