todas las economías han caído en recesiones

Krugman clasifica a las economías en: las buenas, las malas y las sanas. Un ejemplo de una economía buena es Hong Kong. Este país es disciplinado en sus finanzas públicas y banca; sin embargo, no está exento de ser arrastrado por una crisis externa. En América latina, Argentina representa también una economía buena, cuyo sistema monetario puede verse afectado por una crisis brasileña. México, Israel, etc. son catalogadas por Krugman como economías aceptables, pero extremadamente vulnerables. Como economías “malas” Krugman cita el caso de China. Este país tiene graves problemas de corrupción e ineficiencia que fácilmente podrían desencadenar una crisis. Por el significado de la economía china en la región, una crisis traería consecuencias muy deplorables para los vecinos y para la economía mundial. Las economías “sanas” son las desarrolladas y tampoco están a salvo, pues el caso de la economía japonesa constituye una prueba de que cualquier país está propenso a entrar en crisis.

 

El impulso económico por el lado de la “oferta” ha conducido a serios cuellos de botella. Ello se debe a que los economistas insisten en la capacidad del mercado para corregir desequilibrios con base a la flexibilidad de precios y salarios. En este contexto el viejo modelo de economía de “demanda” tiene aún mucho que ofrecer. Se ha mostrado que una política monetaria expansiva tiene la facultad de contrarrestar el efecto de las recesiones y que su única restricción a corto plazo es la capacidad de producir.

 

Muchos economistas subestiman el estudio de las recesiones, concentrándose en el progreso tecnológico y en el crecimiento a largo plazo. Krugman considera que esos temas son importantes, pero que, citando a Keynes, a largo plazo todos estaremos muertos. Mientras tanto, los países salen de una crisis para entrar a otra. Háblese de México, Tailandia, Malasia, Indonesia, Brasil, etc. Todas estas economías han caído en recesiones que terminan con el progreso alcanzado en periodos anteriores. Lo más importante a discutir es como aumentar la demanda para aprovechar la capacidad productiva existente, puesto que la época de recesiones ha vuelto. Las próximas crisis pueden surgir en China, Europa, Norteamérica, Argentina, Turquía, etc. No se pueden tener condiciones de libre mercado donde la demanda es insuficiente. Se trata de aplicar medidas que tiendan al pleno empleo y que no se restrinjan por el factor confianza. Si se quiere atender problemas de rezago y pobreza se tiene que analizar a fondo el carácter de las crisis.

 

~

 

Hay todavía expertos que no aceptan las deficiencias del sistema. Argumentan que las crisis se han debido a problemas de corrupción, negligencia, altos déficits presupuestales, etc. Aun cuando las economías hayan seguido al pie de la letra la ortodoxia y de todas maneras hayan caído en crisis, se detectan errores. Seguramente, la próxima recesión en Norteamérica la explicarán los expertos mencionando el alto déficit comercial o el excesivo precio de los stocks. Se encontrarán razones para justificar la tragedia, pero no se cuestionará al sistema.

 

Es como si en una curva peligrosa se observa que hay un gran número de accidentes. Siempre se encuentran causas que culpan conductor y no a la curva. Krugman señala que, así como la curva no debe ser diseñada para conductores perfectos, tampoco el modelo económico debe ser para economías perfectas. El culpar a la víctima es comulgar con la teoría de la “resaca”. Los excesos se deben pagar de alguna forma y las crisis son un castigo justo.

 

~

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: