economías cíclicas

Usted se ha especializado en el análisis a largo plazo del capitalismo y en su división, siguiendo los estudios de economistas como Kondratieff, en ciclos coyunturales. Según sus estudios, en la primera parte del ciclo actual (1945-1975), el beneficio lo generó la producción industrial. Ahora estamos en la segunda parte de ese ciclo. ¿Cómo situaría la crisis económica actual en ese contexto?

Lo que está ocurriendo ahora no es nada más que la fase final de un ciclo que se ha repetido muchas veces en los 500 años de historia del sistema capitalista. Ahora nos encontramos, en efecto, en la fase final de un ciclo de Kondratieff.En este sentido, la crisis que estamos viviendo no tiene nada de novedoso. La actual crisis, sobre la que todo el mundo discute como si fuera lo nunca visto, es similar a las ocurridas en otros momentos históricos, como la Gran Depresión o el periodo transcurrido entre 1893 y 1896. Es decir, se trata de un periodo que empieza con un endeudamiento masivo de las economías, sigue con una explosión de burbujas y acaba con una sucesión de quiebras. Así las cosas, lo que estamos viendo ahora es el colapso del periodo especulativo que arrancó en los años setenta. Hasta aquí, todo normal. Ahora bien, hay que saber distinguir entre los fenómenos cíclicos que se repiten y los cambios extraordinarios que ocurren sólo una vez, entre lo que es normal y lo que es extraordinario.

“Las posibilidades de acumulación del capitalismo han tocado techo”

De hecho, usted sí cree que el capitalismo está viviendo un momento nunca visto hasta ahora ¿Qué tiene de extraordinario lo que le está ocurriendo al sistema desde hace unos años?

Lo extraordinario es que el ciclo coyuntural se agrava al enmarcarse dentro de otra crisis de mucho más largo recorrido que arrancó hace 30 años. Me refiero al fin del actual sistema-mundo capitalista y la consiguiente transición hacia otro sistema. Todavía no sabemos qué va a ocupar el lugar del capitalismo porque dependerá del resultado de una lucha política que aún se está dirimiendo.

¿No podemos estar ante el enésimo ciclo de caída y auge del sistema capitalista?

Al hilo de esto, también ha asegurado que la crisis se corresponde con el fin de un ciclo político, el de la hegemonía estadounidense. ¿Se trata de una decadencia irreversible?

Estados Unidos seguirá teniendo un peso importante, pero dudo de que pueda reconquistar su posición dominante debido a la multiplicación de centros de poder como China, Brasil, Europa, etc.

Cuando Immanuel Wallerstein (Nueva York, 1930) predijo, en plena apoteosis de la Guerra Fría, que el bloque soviético se iba a derrumbar, algunos pensaron que estaba metiendo la pata hasta el fondo. Obviamente, eran ellos los que estaban equivocados. Y es que el sociólogo estadounidense lleva toda su vida académica estudiando las tendencias a largo plazo de los sistemas económicos mundiales desde el Centro Fernand Braudel (Universidad Estatal de Nueva York).

“La crisis económica actual es similar a otras crisis históricas”

El capitalismo no existirá en 30 años”

http://www.publico.es/dinero/196245/capitalismo/existira/anos

Wallerstein, autor de libros como El moderno sistema mundial (Nueva York, 1930) o Capitalismo histórico y movimientos antisistémicos (Akal, Cuestiones de Antagonismo, 2004), pasó por Madrid para hablar en un ciclo sobre la crisis del capitalismo organizado por la Universidad Nómada y el Museo Reina Sofía.

~

Hay una causa primera y fundamental: la economía tiene ciclos, y a fases de crecimiento suceden fases de ajuste. Siempre ha habido ciclos y parece que siempre los habrá; aunque esta vez parecía que los ciclos se habían acabado, pues durante muchos años todos habíamos disfrutado de un alto crecimiento, todo tiene su fin; ahora toca la fase de ajuste.

Además, la historia económica me ha enseñado que cuando se inicia un cambio de ciclo económico, el tiempo que dura la recesión viene a ser un tercio de lo que ha durado el ciclo alcista precedente. Por lo que si un tercio de 15 años son 5 años, ¡La recesión económica global y española va a durar hasta 2013!

“La teoría económica dice que, cuanto más profundo sea el ajuste y más agudo resulte el daño, mayor será la inquietud, pero más rápida será la recuperación. El daño puede solucionarse en V, en U, en L o en W.

Lo novedoso es que los agentes económicos han podido comprobar ahora, quizás por primera vez para los jóvenes menores de 30 años, la fuerza del ciclo y la inseguridad en el liderazgo del Gobierno que les haya tocado vivir.”

Como advirtiera a este respecto Albert Camus: “En teoría, la palabra revolución conserva el sentido que tiene en astronomía, esto es, el sentido de un movimiento que consiste en el cierre de un ciclo. Pero por eso mismo puede decirse que aún no ha habido ninguna auténtica revolución en la historia y que si la hubiera tendría que ser la definitiva. A la espera de esa revolución, si es que ha de haberla, la historia de los hombres es, en cierto sentido, la suma de sus rebeliones sucesivas”.

Una suma con toda posibilidad inacabable salvo que el horizonte utópico pudiese al fin ser alcanzado, resolviéndose en optimismo o pesimismo el saldo de la historia. Pero no está muy claro que de esa imaginería escatológica se siga algún provecho revolucionario.

Y ni siquiera es casual que el horizonte sólo nos parezca alcanzable cuando estamos parados. Lejos de inducirnos al quietismo, la ética como utopía -la utopía ética- nos podría, en cambio, seguir dando -incluso si la noche y la niebla de la disutopía han hecho desaparecer de nuestro campo de visión todo horizonte- más de una razón, tal vez las únicas razones, para no estarnos quietos.

~

CINCO DÍAS pág 39 cuenta que el saldo primario del Estado, es decir, el saldo presupuestario una vez que se ha descontado el pago de intereses de la deuda, ha entrado en déficit por primera vez en 10 años.

Asi que, a las puertas de la recesión económica, el Gobierno se “ha quedado” sin el instrumental adecuado para aplicar una política fiscal anticíclica. El Financial Times del pasado lunes informaba que el ministro de economía del Reino Unido estaba preparando un nuevo plan para terminar con la Golden Ruler, introducida en 1997 por Gordon Brown, que estipulaba que el ejecutivo sólo podía endeudarse a lo largo de un ciclo económico. De esta manera, si en el Reino Unido se tira la casa por la ventana con subvenciones, nacionalizaciones y abandono de la disciplina fiscal, ¿qué no van a hacer el resto de los países de la UEM? Pues darle a la maquinilla de hacer billetes, tal y como propone el economista jefe de HSBC (EXPANSIÓN pág 26). De modo que, ¡al diablo con el pacto de Estabilidad y Crecimiento!


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: