el conocimiento del mal

Para Freud, por ejemplo, no hay duda que el tabú se ubica en el reino de lo sagrado.

Los tabúes por tanto son cultura y también viceversa, pues ?una cultura sin tabúes vendría a ser algo así como un círculo cuadrado?. Y a nuestra participación en ellos le debemos la misma distinción moral entre el mal y el bien, por este orden.

Pues de acuerdo con las premisas que anteceden sólo conoceríamos lo que es bueno conociendo primero lo que es malo, así como únicamente conocemos lo que es malo al realizar el mal nosotros mismos.

Por eso cuando Dostoievsky dice: “Si dios ha muerto todo está permitido”, lo dice con este sentido que tiene la culpa como un tabú, pero no como la ruptura de un credo que liga al pueblo únicamente con lo religioso. De forma que sus palabras hoy tendrían sentido con la trangresión de otros males actuales.

 

Si yo no me hubiese desatado de mis culpas de ese modo hoy arrastraría quizá otras culpas a su vez, porque la vida es así. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: