Antígona y el mito de Europa

virginiawoolf

Cioran -no me resisto a citarle- ve a Europa como firme e intratable, todo menos el porvenir de una víctima, y también habla de ella como una pesadilla.

En otro lugar me gustaría hablar de Antígona, de este personaje sacrificial que arroja luz, y de Edipo su padre a quien sirve de guía, porque está en el conflicto naciente de la tragedia clásica, de personajes que no terminan de nacer, o que algo falla en su destino al nacer, o que tienen sueños reveladores. Al fin y al cabo Edipo como un mendigo sueña casarse con Yocasta para ser rey.

Aquí los mismos dioses aparecen limitados en el plano del tiempo, el mismo Creón. Es la ley divina, al parecer, pues en el mismo instante que un dios debía aparecer, estuvo Antígona sola, nadie aparecía. Los mismos dioses viven en un tiempo remoto del que no pueden descender para hacerse presentes, así como los reyes viven en un presente fugitivo.

Y esta idea del límite, de sentido del límite, desde Grecia, es también algo característico de Europa.

Y además para llegar al sentido total que la figura simbólica contiene, a Antígona no le bastaba la inocencia de su perfecta virginidad, tuvo que llegar a la palabra, hacerse pensamiento. Tuvo que ser conciencia pura y no sólo inocente. Una metáfora la de la virginidad y una categoría de ser, que sólo pasando por su no-ser se da. Que fecunda sin ser fecundada.

Y cito el texto de Cioran:

“Basta tener hambre para saber que la corrupción es más humana que la virtud, acercarse a la poesía para entender que la angustia es benéfica. Y siguiendo esta lógica, afirmo que en el hastío duerme una rebelión que tarde o temprano sacudirá a Europa.

En medio de sus perplejidades y sus apatías, Europa guarda, sin embargo, una convicción, sólo una, de la que por nada del mundo consentiría separarse, la de tener un porvenir de víctima, de sacrificada. Firme e intratable por una vez, se cree perdida, quiere estarlo y lo está.

Por otra parte ¿acaso no le han enseñado desde hace mucho que nuevas razas vendrían a reducirla y humillarla? En el momento en que parecía en pleno auge, en el siglo XVIII, el abate Galiani constataba ya que estaba en su declive y se lo anunciaba. Rousseau, por su parte, vaticinaba: «Los tártaros se convertirán en nuestros amos: esta revolución me parece infalible». Decía la verdad.

Por lo que respecta al siglo siguiente, es conocida la célebre frase de Napoleón sobre los cosacos y las angustias proféticas de Tocqueville, de Michelet o de Renán. Estos presentimientos han tomado cuerpo, estas intuiciones pertenecen ahora a las pertenencias de lo vulgar.

No se abdica de un día para otro: es precisa una atmósfera de retroceso cuidadosamente fomentada, una leyenda de derrota. Esta atmósfera está creada, como la leyenda.

Y lo mismo que los precolombinos, preparados y resignados a sufrir la invasión de los conquistadores lejanos, debían resquebrajarse cuando estos llegaron, igualmente los occidentales, demasiado instruidos, demasiado penetrados de su servidumbre futura, no emprenderán, sin duda, nada para conjurarla. No tendrían, por otra parte, ni los medios ni el deseo, ni la audacia.

Los cruzados, convertidos en jardineros, se han desvanecido de esa posteridad casera en la que ya no queda ninguna huella de nomadismo.

Pero la historia es nostálgica del espacio y horror del hogar, sueño vagabundo y necesidad de morir lejos…, pero la historia es precisamente lo que ya no vemos en torno nuestro.

Existe una saciedad que instiga al descubrimiento, a la invención de mitos, mentiras instigadoras de acciones: es ardor insatisfecho, entusiasmo mórbido que se transforma en sano en cuanto se fija en un objetivo pero existe otro que disociando al espíritu de sus poderes y a la vida de sus resortes, empobrece y reseca.

Hipóstasis caricaturesca del hastío, deshace los mitos o falsea su empleo. Una enfermedad, en resumen. Quien quiera conocer sus síntomas y su gravedad, se equivocaría en ir a buscarlos lejos: que se observe a sí mismo, que descubra hasta qué punto de Oeste éste le ha marcado …

Si la fuerza es contagiosa, la debilidad no lo es menos: tiene sus atractivos; no es fácil resistírsele. Cuando los débiles son legión, os encantan os aplastan: ¿cómo luchar contra un continente de abúlicos? Dado que el mal de la voluntad es además agradable, uno se entrega a él gustoso. Nada más dulce que arrastrarse al margen de los acontecimientos; y nada más razonable.”

Publicado por: virginiawoolf03/01/11 en 14:41

Esto es lo que se dice en el Economista Observador:

Europa pierde y perderá peso, tendiendo a un peso relativo cada vez menor. Y no hay solución, además.
Demográficamente somos el segundo Japón del mundo. La media de edad alemana se aproxima a los 45 años. Salvo los países nórdicos, Gb y en menor medida Francia, esto acarreará graves consecuencias.
El modelo de la Unión Europea está demasiado influído por la peste de la Republique française. Francia pretende dominar toda Europa una vez que ha concluido su mito de grandeur, como vicaria, como extensión de su Estado. En Francia no hay empresa grande en la que el Estado no tenga una importante participación y en la cual los gestores no sean parte de la mafia enarca. No manda el capital, sino tecnócratas sólo solidarios con otros tecnócratas. Este capitalismo de estado funciona bien en China (que de momento está viviendo de un dividendo demográfico y de una emergencia colosal de una clase media) pero ese modelo no funciona ya ni en Francia ni en Europa por la misma ausencia de razones.
No hay nada más triste para un europeísta que recordar la foto del imbécil de Sarkozy abroncando con el mentón levantado a la Comisaria de Asuntos Sociales a propósito de la vichiniana expulsión de familias gitanas. Vd no sabe con quién habla, venía a decirle. Y todos los demás estados aplaudiendo, porque todos ellos son celosos de su soberanía y no están en absoluto dispuestos a crear un demos europeo.
Cuando a un empresario le sea indiferente abrir una empresa en un suburbio de Berlín u otro de Atenas, podremos decir que sí somos una potencia mundial. Mientras tanto, nuestro sino es de las ligas y anfictionías griegas, con un devenir histórico similar.

Publicado por: faras | 03/01/11 en 12:59

Esto es lo que dice también el Economista Observador:

La primera empresa de la Eurozona es Siemens una potencia industrial pero Siemens el fundador era coetáneo de Vön Bismark. La siguiente es la petrolera Total y la tercera Telefónica la única europea en el sector de TIC pero que surge tras un monopolio público, aunque la transformación de la compañía desde los noventa es digna de elogio.

Europa adolece de empresas gacelas como Apple o Google y lo peor no estamos haciendo lo suficiente para resolver ese retraso. Todos los países aprobamos hace una década aprobamos los objetivos de Lisboa 2010 y todos hemos incumplido. ¿Qué ha sucedido? Nada hemos diferido los objetivos a 2020.

Vamos retrasados en la revolución tecnológica, perdemos influencia política y económica en el mundo y ¿qué estamos haciendo? En vez de afrontar los problemas acometer reformas, crear un mercado financiero para empresa gacelas, mejorar la situación de nuestros investigadores, es preferible echarle la culpa al euro y a los griegos y a los irlandeses de nuestros problemas.

Como siempre digo el pasado no se puede cambiar pero en estas cosas hay que pensar a largo plazo y el objetivo debe ser la foto de 2020. La receta es liberalizar sectores para crear estados de necesidad favorables a la innovación, eliminar barreras a las empresas gacelas que deberían tener un programa similar al del Lince ibérico, dar un apoyo público que permita la creación de círculos de innovación empresa universidad y la creación de una agencia financiera europea para el apoyo de estos proyectos que involucre al inversor privado compartiendo el riesgo entre ambos.

Yo soy un europeísta convencido y sin el proyecto europeo estaríamos mucho peor pero soy consciente de nuestras debilidades y sin duda los europeos somos muy reacios al cambio. Lo fácil es culpar a los políticos pero somos las sociedades europeas las reacias al cambio y las que necesitamos perder el miedo al futuro y al progreso. Pedir protección a nuestros políticos para conservar lo que tenemos es la manera más eficaz de perderlo.

 

joaquinsen

Y no es por nada pero Siemens tiene 400.000 empleados, miles de ellos ingenieros dedicados a la innovación en bienes de equipo que venden por ejemplo a las fábricas de China. Con todos mis respetos para google, no deja de ser un algoritmo matemático y algunas cosas más, y que en algún momento o los tribunales de competencia o algún competidor bajarán su valor bursátil. 
Siemens es la empresa por la que cualquier europeo debería sentirse orgulloso y verdadero modelo a seguir.

Publicado por: joaquinsen | 03/01/11 en 15:49

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: