la superpoblación y el envejecimiento

virginiawoolf

hola, plaentxi,

la superpoblación siempre ha sido una de las razones favoritas para explicar la pobreza, la confusión en torno a esta cuestión daba lugar a conclusiones que los países pobres podían considerar con cierta justificación como racistas, ya que los países ricos e industrializados con una elevada densidad de población -digamos por ejemplo Holanda, con 477 personas por kilómetro cuadrado- suelen afirmar que la pobreza de Bolivia, por ejemplo, se debe a la superpoblación, aunque la densidad de población de ese país sólo sea de siete personas por kilómetro cuadrado.

Como ya dijimos en otra ocasión aquí se pasa por alto la relación entre modo de producción y densidad de población con la misma inconsciencia con que se pasa por alto la relación entre modo de producción y estructura política.

Sánchez Dragó habla de construir cúpulas y templos con un dinero que sale del contribuyente de una economía consumista, pero realmente él tampoco observa esta importante diferencia, la relación con la estructura política, que es lo único que realmente nos podría servir para cambiar esta relación.

Por eso Alemania tal vez no aprobaría el exámen de Economía pero en Política habría sacado un sobresaliente, porque está haciendo las cosas con ese pensamiento, o al menos está intentando sobreponerse a la implacable ley del beneficio económico.

No creo que ese dinero sólo sea para financiar la riqueza de una minoría y su afán de consumo, sino que retornaría también a las clases medias o trabajadoras, y necesitamos que se vuelva a consumir, todo es una espiral, si tuviéramos que hablar de un problema filosófico yo hablaría mejor del problema del “eterno retorno”. Me parece que ahí está la clave, en saber retornar, y en concebir la vida como un ser biológico que crece, se desarrolla y muere, y no como un ciclo puramente matemático.

Pd. ayer me di cuenta que Dragó no era sagitario sino libra, pero es sagitario en el horóscopo chino (que allí se llama Rata a este signo, el horóscopo chino está relacionado más con la buena fortuna de Júpiter). Sin embargo, se puede mantener la comparación que hice, pero al ser Libra, lo que más le está preocupando ahora a Dragó el es problema del envejecimiento, no sólo el suyo (que desde luego es una bendición lo bien que lo lleva) sino el de la población.

~

Publicado por: virginiawoolf15/11/10 en 17:58

 

Los economistas para los que los rendimientos crecientes son un rasgo clave del mundo en el que viven llegarán a conclusiones opuestas en lo que atañe a la población a las de aquellos en cuyo mundo predominan los rendimientos decrecientes. Alrededor de 1750 prácticamente todos los economistas coincidían en que el crecimiento dimanaba de los rendimientos crecientes y las sinergias halladas en la industria, y por eso mismo entendían como conveniente el aumento de la población para sostener el mercado nacional. Como hemos visto, cuando Malthus y su amigo Ricardo recompusieron más tarde la economía con los rendimientos decrecientes como rasgo central, su ciencia recibió merecidamente el calificativo de “ciencia lúgubre”. El reciente pasado, cuando la superpoblación era la “pista falsa” favorita para explicar la pobreza, la confusión en torno a esta cuestión daba lugar a conclusiones que los países pobres podían considerar con cierta justificación como racistas, ya que los países ricos e industrializados con una elevada densidad de población -digamos por ejemplo Holanda, con 477 personas por kilómetro cuadrado- suelen afirmar que la pobreza de Bolivia, por ejemplo, se debe a la superpoblación, aunque la densidad de población de ese país sólo sea de siete personas por kilómetro cuadrado. Se pasa por alto la relación entre modo de producción y densidad de población con la misma inconsciencia con que se pasa por alto la relación entre modo de producción y estructura política. En ambos casos la renuencia a relacionar esos fenómenos incrementa nuestra ignorancia sobre las causas de la pobreza. Esto lleva a la sociedad mundial contemporánea a deslizarse por una pendiente de falsas pistas teóricas y a una situación en la que se trata de enmendar los síntomas más que las causas de la pobreza.

 

En Mongolia o Ruanda se pueden constatar recientes ejemplos, particularmente dramáticos, del efecto de los rendimientos decrecientes. En Mongolia desapareció prácticamente toda la industria tras la conmoción del libre comercio a principios de la década de 1990. Bajo una globalización tan asimétrica -en la que algunos países se especializan en actividades con rendimientos crecientes mientras que otros lo hacen en actividades con rendimientos decrecientes-, que un país se especialice en actividades con rendimientos decrecientes es como si se “especializara” en ser pobre.

Se muestra este fenómeno en un ejemplo ofrecido por Frank Granham, el que fuera presidente de la Asociación Económica Americana. Los países ricos se especializan en ventajas comparativas producidas por el hombre, mientras que los pobres se especializan en ventajas comparativas proporcionadas por la naturaleza. Las ventajas comparativas en las exportaciones de productos naturales ocasionarán más pronto o más tarde rendimientos decrecientes, porque los recursos que ofrece la Madre Naturaleza suelen ser de calidad variable, y normalmente se utilizarán antes los de mejor calidad. Los países pobres carecen en general de políticas sociales o pensiones para los ancianos, por lo que tener muchos hijos es la forma habitual de procurarse cierta forma de “seguro de vejez”. Sin embargo, el aumento de población resultante suele chocar pronto con el “muro flexible” de los rendimientos crecientes, como ha sucedido recientemente en Mongolia y Ruanda. El desarrollo sostenible global depende por tanto de que en los países pobres se cree empleo fuera de los sectores con rendimientos decrecientes, en particular fuera de los sectores basados en la producción de materias primas, que, en ausencia de un sector con rendimientos crecientes, suelen dar lugar a círculos viciosos maltusianos de la pobreza y violación de la naturaleza.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: