la empatía no debe perderse

hola, franceschi,

yo no creo que hayamos salido todavía de la era mítica ni de la teológica, es decir, seguimos ahí.

En la era mítica lo natural y lo sagrado todo estaba mezclado, los hombres y los dioses compartían los elementos de la naturaleza; con el pensamiento teológico sin embargo se creó una distancia entre lo “sagrado”, que era un saber que sólo conocían los teólogos, y lo “natural” que obedecía a los hombres y a lo humano.

Desde ese momento el saber de alguna forma fue capturado por una élite o por una cúpula del saber, por decir así.

Hoy día, el saber sigue operando por la “creencia” en un saber “sagrado”, o al menos en un saber en cierto modo que se nos oculta al pueblo, llámese ciencia, economía financiera, o cualquier otra estructura de poder. En cierta manera no hemos podido salir de ahí.

Sin embargo, con la empatía, tal vez podamos sentir que desde luego podemos también aprender a relacionarnos, incluso a estudiar, a poder ocupar un puesto mejor integrado, porque esa “distancia” desde luego la debemos romper, entre lo natural y lo sagrado, porque todo está relacionado.

Y aún así en la economía estamos esperando a ver si es la Política la que decide o es la misma desregulación del Sistema, y se dice que el sector financiero es específico porque se cae por contagio, luego hay que salvarlo. Pues salvemos lo que haya que salvar. Desde luego la empatía no puede perderse y es una de las mejores cosas para sobrellevar las diferencias.

~

 

Esto es lo que dice Luca Franceschi

De allí, la importancia que damos a la lucha por un trabajo, que además de lo económico, nos proporcione la posibilidad de un sentido o por lo menos la sensación de que estamos participando en la realización de algo importante para nosotros y los demás.

El viejo esquema, todavía muy presente, en el que el obrero sabe cómo se hace el trabajo y el patrón sabe el por qué, representa hoy en día y en un futuro uno de los más grandes retos a resolver, ya que ni las promesas comunistas, ni las capitalistas han logrado dar con la solución.

Muchas personas, más de las que creemos, luchan cada día, buscan y encuentran soluciones, sin hacer ruido, sin que la mayoría, y mucho menos los medios de comunicación, les presten atención. Simplemente no se resignan, corren riesgos, toman responsabilidades, fracasan a veces, pero siguen contra viento y marea, buscando la realización del gran legado aristotélico de las empresas eudemonistas.

Si como sostiene Jeremy Rifkin, la humanidad se ha desarrollado desde el principio, según grandes eras (mitológica, teológica, ideológica, psicológica…) y hoy hemos entrado en la empática, espero y deseo, que empáticamente logremos cambiar y mejorar también el mundo laboral.

Una vieja anécdota cuenta que un viajero encuentra a dos hombres al borde de la carretera picando piedras y les pregunta: “¿qué estáis haciendo?”. El primero contesta: “estoy picando piedras”. Y el segundo: “estoy construyendo una catedral”. Ahora, esto podría convertirse en que los dos contesten a coro: “estamos construyendo el futuro“.”

~

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: