la vida amorosa de Goethe

 

hola, yo creo que este tema el de la pasión amorosa, qué es lo que busca Goethe en la mujer es algo que podemos profundizar en él, me interesa descubrir, sí sabemos que fue un hombre de virtudes amorosas, pero no hasta un punto libertino; tal vez la tragedia de su Fausto encarna todo este dilema entre la mujer libertina, y la mujer amada, con la que él espera concluir su dicha. Pero no lo consigue o lo consigue pero renunciando a él. Y terminando sus deseos aquí.
Bueno, muchos saludos y gracias por pasar!!

La felicidad está hecha para ser compartida con otros, tal vez por eso a Goethe le gustaba buscar esos escenarios campestres, alrededor de las flores. La pasión romántica es una emoción sublime, el enamoramiento restaura ese sentimiento especial de ser los primeros para la otra persona. Yo creo que esto es un tema que me gustaría indagar más en Goethe, el de la pasión amorosa y romántica. Si para él es más importante una relación sublime y romántica o una pasión sin emoción clásica o aparente, pero al mismo tiempo llena de belleza y templanza, y perfecto equilibrio para la convivencia.

La verdad es que el tema de la mujer ya en sí es desbordante, la lista de las mujeres en la vida de Goethe es muy extensa, llegando hasta alcanzar su ancianidad.
Friederike Brion, fue quien le serviría de modelo para algunos de sus personajes femeninos, entre ellos la Margarita de Fausto, Charlotte Buff, prometida de su amigo Kestner e inspiradora de la Carlota del Werther, al convertirse en su amor imposible –y escribir esa novela le sirvió a Goethe para evitar su propio suicidio-.
Podemos citar a Charlotte von Stein, el gran amor de su vida, siete años mayor que él, casada, y madre de numerosa prole, Bettina von Armin, y Ulrike von Lewetzon, su última pasión amorosa en la vejez y que se traduciría en Elegía llamada de Marienbad, poesía que otro día pondré.
En cuanto a su esposa, con quien se casó después de una larga vida de concubinato, en 1806, aun siendo la oficial, parece que escaso relieve tiene en su vida y, desde luego, nunca se convirtió en heroína de ficción.
Todo ello parece una contradicción ¿no? y es que a veces Goethe también era humano. Yo no podría saber hasta qué punto se aprovechó de las campesinas, en flor o en no flor; fíjate una de las relaciones que hablo de mayor importancia de Goethe fue con una mujer mayor que él; lo que sí es cierto es que era un seductor, pero no creo que hasta el extremo escandaloso o desvirtuoso de las costumbres de su época; como tú dices sigue un patrón un tanto idealizado por la imagen campestre o por esa lírica griega.
Bueno, siempre contigo nos enriquecemos cultural y biográficamente con los personajes que traemos, y de eso se trataba de verlos cómo son y como han sido en su momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: