terminar con el lastre de la economía

virginiawoolf

he leído las dos entrevistas la de Robert Lucas y la de Reinhart, y yo creo que en el terreno de la reflexión es de lo mejor que hemos podido leer y está a un nivel muy alto, pero las contradicciones están ahí servidas. Mientras Robert Lucas alaba a Bernanke y a que su actuación salvó a la economía de una depresión mayor sin embargo dice que los bancos y las empresas están llenos de liquidez pero que no ponen el dinero en funcionamiento por miedo o porque no saben como será la política fiscal ante la reforma sanitaria. Y siempre alaba los bajos impuestos, por supuesto con un tipo de progresividad. Sin embargo cuando habla de España no ve bien el sistema de bienestar creado porque desincentiva el empleo y lo mismo dice de Europa. Para él de pura Sangre nada, compara nuestro crecimiento con el de Italia o Portugal en los sesenta y setenta. La clave de la reflexión para él está en lo que estimula el empleo, y él dice que está en el beneficio y en el crecimiento económico. Y que aquí con nuestro sistema de subvenciones no aceptaríamos cualquier trabajo mientras que un estadounidense sí.

Es la ilusión del beneficio y del lucro material lo que siempre ha incentivado el capitalismo, entonces ¿por qué los bancos y las empresas americanas están llenas de liquidez y no estimulan la economía hacia el crecimiento?

Cuando habla de la depresión del 29 cuando habla de los ciclos de la economia y él reconoce que se ha equivocado cuando no leyó a Paul Krugman cuando creía que los sistemas financieros no se colapsarían, todo eso llama la atención, también es un alarde de modestia de un premio nobel.

Yo tengo que decir que creo en Robert Lucas, creo que lo que pasa es que sus ideas ahora mismo no se pueden poner en práctica como esa economía no encuentra estímulo, porque el dinero está mejor sin moverse de donde está. Algo que por ejemplo saben hacer en Europa y en Alemania, con su sistema del bienestar, pero en Europa no saben crear empleo tan bien como en EEUU, ¿entonces qué pasa? ¿por qué tampoco se crea empleo en EEUU?

Y Carmen Reinhart tampoco parece que da ninguna receta, a pesar de lo estudiadora que es de las crisis y los ciclos históricos de 800 años para acá, realmente su trabajo es impresionante como mujer también, hay que reconocer. Pero ¿qué es lo que dice ella? Ella dice que la deuda privada termina por convertirse en deuda pública, como ha vuelto a ocurrir ahora, lo que obliga a ajustes fiscales en el gasto público o aumentos de impuestos para reducirla. Y que las contracciones tienen un efecto negativo en el crecimiento, sobre todo a corto y medio plazo.

Un Estado muy endeudado debe intentar reducir su deuda, ya que, de no hacerlo, pagará un tipo de interés creciente para poder refinanciarla, desencadenando una espiral peligrosa, en la que las agencias de rating degradan su calificación al aumentar el coste de su deuda y los acreedores exigen un mayor tipo de interés al ser reducido su rating. Al final, el país puede quedar atrapado en una “trampa de la deuda”, de la que es muy difícil salir.

Y esto es lo que decía un economista como Guillermo de la Dehesa, en tribuna: “La deuda pública de un país debería ser medida en términos netos, es decir, pasivos totales menos activos totales y no en porcentaje de su PIB, ya que no es correcto comparar un stock, como es la deuda, con un flujo anual, como es el PIB. Por esta razón, tiene más sentido comparar el déficit público anual con el PIB anual, aunque es preferible medirlo a lo largo del ciclo.”

Yo por eso creo en Robert Lucas porque Robert Lucas no se fija en las deudas públicas sino en las expectativas racionales, es un economista cien por cien, no un politólogo, y realmente Reinhart si es pesimista, lo es porque hace mas el papel de la política. Hoy día habría que acabar con buen lastre de todo eso que viene del poder ancestral. Un bretton woods de nuevo, empezar de nuevo, yo diría.

Publicado por: virginiawoolf31/10/10 en 18:26

 

Esto es lo que dice el Economista Observador:

 

El mismo Lucas reconoce que el afirmó que ya no habría depresiones hace años basándose en modelos teóricos pero que no contó con la fragilidad del sistema financiero. En la cena yo le comenté que sus modelos son validos para el 90% de las recisiones pero no para esta precisamente porque la crisis bancaria ha colapsado el crédito y una economía de mercado no funciona con normalidad sin crédito.

A Lucas le honra reconocer que se equivocó pero vuelva a equivocarse al utilizar sus modelos para explicar la actual recesión. ¿Qué si tienen miedo a la inflación futura? ¿Qué si tienen miedo al déficit? Entonces ¿por qué en EEUU crece el consumo privado, especialmente de bienes duraderos, y la inversión en equipo, como te expliqué ayer en un post, y llevan un año haciéndolo?

A Lucas le ha pasado lo que al ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, lleva cincuenta años haciendo modelitos y aunque la realidad demuestra que han fallado, él se los sigue creyendo.

 

Te adjunto un gráfico del PIB desde 1929 en EEUU. Los economistas hemos llegado a la conclusión que la estabilidad macroeconómica, entendida como el mínimo de volatilidad cíclica, es una variable determinante para que las empresas y los consumidores reduzcan su incertidumbre cuando compran bienes duraderos como son los coches o las casas o los bienes de capital y los proyectos de inversión.

La obsesión de Keynes era que la inversión privada era extremadamente volátil y era necesario utilizar la política económica para estabilizar el ciclo y reducir su volatilidad. Lucas despreció veinte años de historia, los treinta y los cuarenta, donde la volatilidad cíclica fue brutal y fue la principal causa de la depresión, y utilizó datos para contrastar sus modelitos cuando los bancos centrales y los gobiernos tomaron una posición activa para estabilizar el ciclo, siguiendo las recomendaciones de Keynes. Por desgracia no seguimos las lecciones de la Gran Depresión y eliminamos las restricciones al sector financiero, permitiendo que su actividad se alejara de la economía real con un sistema de casino donde se replica mediante derivados todos los activos, se dejaba tomar posición especulativas que superaban los límites de la prudencia y al final consiguieron generar sistemas endógenos de liquidez suplantando al banco central, mediante los vehículos del sistema bancario en la sombra que alcanzó un tamaño de 22 billones de dólares, un 30% del PIB americano.

 

La entrevista de Reinhart no tiene desperdicio, especialmente sus críticas a la postura alemana y su temor a que un germano ortodoxo tome las riendas del BCE. Éste economista observador ha sido durante muchos años profesor de macro y finanzas internacionales y ha explicado crisis en emergentes siguiendo una metodología inspirada por Carmen Reinhart entro otros, por eso no es casual que coincida con ella en tantas cosas.

Sólo diferimos en la visión de nuestra querida España. Coincido con Reinhart en que España también se sobreendeudó y ahora padece la digestión de ese endeudamiento. Pero nosotros veníamos de niveles de deuda ridículos propio de un país sometido a restricción financiera externa por tener una moneda propia y un sistema financiero estrecho. Cuando nos liberamos de nuestra restricción entrando en el euro, lo que vimos fue un proceso de convergencia de deuda hacia otros países aunque, vuelvo a repetir, reconozco que nos pasamos y es necesario retornar la deuda a un nivel sostenible.

Pero nuestro sistema bancario no hizo un sistema bancario en la sombra y eso nos ha salvado ya que como quedó manifiesto en las pruebas de estrés, el 75% de nuestros bancos saldrán de ésta crisis sin ayudas públicas. Por lo tanto el mayor riesgo de socialización de deuda en España está muy contenido, como están reconociendo por fin los inversores. Ahora estamos retornando nuestras finanzas públicas a una senda de sostenibilidad y las dudas se centran en las CCAA y ayuntamientos, especialmente el de Madrid, ya que la administración central va a reducir su déficit del 7.5% del PIB al 2% en tan sólo tres años, una hazaña propia de la Odisea de Homero.

Las familias están endeudadas pero a largo plazo y a tipos muy bajos, a diferencia de EEUU donde la deuda en tarjetas de crédito es muy elevada, a corto plazo y a tipos desproporcionados. Nuestra tasa de morosidad hipotecaria de las familias es del 3%, la mitad que la EEUU por lo que nuestra vulnerabilidad financiera es mucho menor. En EEUU, el 20% de las hipotecas tienen una deuda superior al valor de la casa. En España sólo el 8% y seguro que tienen avales y doble garantía por lo que si sumas todas las garantías la vulnerabilidad es ridícula y la tasa de mora está muy próxima a su techo.

 

El problema es que nuestro sistema bancario también tiene que afrontar vencimientos en los próximos dos años y el canal del crédito está obstruido por lo que las pymes siguen con muchos problemas de financiación y eso limita sus inversiones y la creación de empleo y como diría Galileo “aún así se mueve”. Pero Reinhart sigue sin reconocer los meritos de convergencia y la mejora que nuestra empresas fuera del síndrome ladrillo han conseguido haciendo negocios que se refleja en una productividad por ocupado 10 puntos por encima del promedio la UE 27. Le he escrito un correo a Carmen con la presentación que hice a inversores y organismos internacionales en septiembre contando los fundamentos de lo que llamo con orgullo y por méritos propios el Pura Sangre Español. Os contaré que responde. No creo que cambie radicalmente de opinión sobre nuestra querida España pero al menos espero generarla dudas que minen esa seguridad con la que opina, aunque su tono de crítica ha moderado significativamente desde la primavera.

 

José Carlos Díez

@pocholo

El manual que estoy siguiendo en Macro intermedia en cuarto de licenciatura es el de Sachs y Larrain. Es un libro muy pedagógico pero mantiene el rigor y explica matemáticamente los moldeos y los fundamentos, algo que la mayoría de libros intermedios ya no hacen. Te adjunto el link.
http://www.pearsoneducacion.com/corporativo/resultados.asp?ean=9789879460689&categoria=Economía&valor=b&buscar=sachs
El manual que usamos en el doctorado es Macroeconomía de Romer. Explica los fundamentos de los modelos más al uso sin dogmas. Necesitas tiempo y alto nivel de matemáticas.
http://www.mcgraw-hill.es/html/8448148096.html
Por desgracia ninguna incluye modelos para explicar la crisis actual y tendremos que esperar unos años para ello. Te recomiendo leer a Hyman Minsky y su hipótesis de estabilidad financiera para entender la inestabilidad endógena del sistema financiero y su necesidad de regulación.
Orphanides gobernador del banco de Chipre ha escrito cosas interesantes y actualizadas sobre la trampa de la liquidez bancaria en la que nos encontramos. Brunnermeier de Princetown está introduciendo fricciones financieras en modelos de equilibrio y en mi opinión es que más avanzado está en el cambio de paradigma.
El blog vox.eu tiene cosas interesantes aunque también tiene mucha paja.
http://www.voxeu.org/
los discursos de bernanke y del resto de miembros de4l fomc suelen tener una bibliografía fantástica actualizada que hay que seguir. Por desgracia no puedo decir lo mismo del BCE.
Tómatelo con calma y recuerda el consejo de Samuelson “divide y vencerás” la economía hay que estudiarla despacio y con lápiz y papel para asimilar bien los conceptos.

Publicado por: José Carlos Díez | 01/11/10 en 11:42

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: