las estimaciones supuestas, por Milton Friedman y el problema del ahorro

virginiawoolfMilton Friedman (1912-2006) se convirtió en portavoz de la “Economía de la Guerra Fría”, de “la magia del mercado”, y de la idea de que el distanciamiento de la realidad fortalece la teoría económica.

En su libro de 1953 Essays in Positive Economics, dice: “Se verá que las hipótesis verdaderamente importantes y significativas se basan en “supuestos” que son representaciones descriptivas muy imprecisas de la realidad, y en general, cuanto más significativa sea la teoría, más irreales serán esos supuestos”.

Su otro amigo Moses Abramovitz (1912-2000) sin embargo tenía otros planteamientos, pero ambos se distinguieron como economistas, uno en Chicago y el otro en Stanford.

Todos estos son datos que yo recopilo de este libro que yo tengo sobre la “globalización” de la pobreza y de la riqueza, y que me ayuda a entender la economía, aunque sea un poco así, como en la filosofía cínica, a golpes de palos.

Porque lo cierto esto de estimaciones permanentes, de “supuestos”, es algo que no es un lenguaje objetivo ni descriptivo. Estamos en el lenguaje de las estimaciones.

Friedman estableció así una relación inversamente proporcional entre ciencia y realidad, en una profesión en la que las suposiciones irreales incrementaban el prestigio científico. Para él, “el mercado” ofrecía la respuesta a la mayoría de las preguntas; a ese respecto no se puede decir que le atormentaran las dudas. En cuanto a Abramovitz, en cambio, le estremecía nuestro nivel de ignorancia sobre las fuentes del crecimiento económico. De los dos, Friedman era el orador más convincente. Abramovitz dijo una vez: “He ganado muchos debates contra Milton, pero nunca cuando estaba presente”.

Al final todo esto desemboca en una teoría del comercio libre, como es la de Friedman, que es una locura, mal hablando. Ya que defendió el libre mercado frente a la acusación de que genera monopolios.

Pero ya John Kenneth Galbraith (1908-2006), describió en varios libros lo que distancia a las estructuras económicas de los países ricos de las de los países pobres: las primeras se caracterizan por competencias oligopolistas en la industria, donde el poder y las rentas se dividen entre los “poderes compensados” de los grandes negocios, las centrales sindicales y un gobierno económicamente activo, mientras que en los segundos es la economía la que sigue determinando su realidad, así como la de cada agricultor individual del Tercer Mundo, impotente frente al mercado mundial.
~
Y no sé por qué me meto en estas disquisiciones, porque este no es el debate hoy día, si libre mercado, tal vez sí, pero compensado con otros controles, como se dice.

Aquí sí que hay una discordancia entre la retórica y la economía real.

Es que hay un culto a la industria durante quinientos años que ha supuesto un paso obligado para el desarrollo económico. Pero el otro día me preocupé de decir las modificaciones que había sufrido este sector por el sesgo del cambio tecnológico.

Capital y trabajo dicen algunos economistas que sólo explicaría el 15 por ciento del crecimiento económico, mientras que el otro resto el 85 por ciento, en EEUU se llevó a cabo un proyecto de investigación para averiguarlo a qué factores combinados se debía y a tratar de descomponer ese resto y atribuirlo a distintos factores como educación, investigación y desarrollo (I+D), cambio tecnológico, etc. Entre ellos el premio Nobel de 1987 Robert M. Solow, asumió este reto.

~
Eso son todos los datos que he podido entresacar, que no sé si influirán en nuestras estimaciones sobre las rentas disponibles o las futuras. Lo cierto es que si tenemos que pensar en el futuro tendremos que ahorrar, aunque hasta ahora el único modo de ahorrar era el de ir comprando un piso o poner una pensión, pero lo mismo podría decirse con la educación, y con otros gastos responsables.

Publicado por: virginiawoolf05/10/10 en 18:53

Jose Carlos Díez dice:

Me preguntó y me dijo “no me cuentes ese rollo tuyo de la caída de la tasa de ahorro”. Yo le dije que el rollo no es mío es de Milton Friedman y le dieron un Nobel por él. Friedamn argumentó que los individuos no tomamos decisiones por nuestra renta presente sino por nuestra renta futura y por nuestra estimación de renta permanente. En su modelo la tasa de ahorro de un agente o una economía es igual a su renta disponible menos su estimación de renta permanente. Como conocemos la tasa de ahorro y la renta disponible podemos despejar de ellas su estimación de renta permanente mucho mejor que haciéndoles encuestas del consumidor que están muy moda como indicador adelantado pero son menos fiables en momentos de elevada incertidumbre como el actual.

En el primer semestre de este año España ha registrado el mayor crecimiento del consumo privado de los países desarrollados. La casuística ha hecho que coincida la subida del IVA en julio y ya todo el mundo cree que resuelto el enigma y temen que en el segundo semestre volveremos a la recesión o en el mejor de los escenarios al estancamiento.

Ya sabemos que el empleo sigue cayendo que los salarios apenas crecen y que el Gobierno ha eliminado la desgravación de 400 € por lo que la renta disponible está estancado y por lo tanto sólo es posible que haya caído la tasa de ahorro. Hoy hemos conocido los datos de la tasa de ahorro y se confirma el modelo una vez más.

En la página 2 de la nota del INE puedes comprobar que la tasa de ahorro en el segundo trimestre de 2010 fue del 17%, 7 puntos inferior a la del segundo trimestre de 2009 y en la página 3 para eliminar el elevado componente estacional de la tasa la media móvil de cuatro periodos ha caído casi 4 puntos hasta el 16%. No me extrañaría que en breve algún indocumentado mande otro anónimo al FT cuestionando los datos de consumo privado del INE, aunque espero que después del descrédito de la pasado semana se lo piensen dos veces antes de publicarlo.

~

ppcc

EXPLÍQUESEME DÓNDE ESTÁ EL OPTIMISMO.-

Baja la tasa de ahorro de los hogares y volvemos al consumo. Correlativamente, aumenta el déficit fiscal y el déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente, éste último, después de haberlo visto mejorado.

Adicionalmente, seguimos estrangulados financieramente (las crisis estructurales se producen por ello) y no hemos conseguido reequilibrar precios relativos, por lo que seguimos con una losa paralizante de costes inmobiliarios (y el peligro de que, en cuanto vuelva haber el más mínimo crédito, volvamos a los pases de suelo y al desfalco de CCdAA).

En suma, no estamos siendo capaces de pasar página estructural, a diferencia de 1959 (Plan de Estabilización y Desarrollismo) y 1977 (Pactos de la Moncloa y Reconversión y Reindustralización).

¿Dónde está el optimismo?

¿El optimismo está en que perseveramos como zoquetes en la estructura muerta?

¿El optimismo está en que, con el “mono” medio pasado, los junkies, volvemos al “pico”?

¡Pues vaya optimismo, señores!

A sensu contrario, ¿por qué es pesimista ahorrar?

¿Por qué es pesimista librarnos del montaje piramidal-generacional inmobiliario-terruñístico, aumentar la productividad y reorientar nuestro patrón de crecimiento hacia la exportación y la inversión en bienes de equipo?

He contado muchas veces esta anécdota.

Mi padre era médico. De pequeño, me llevaba a ver enfermos.

Un día me dijo: “vamos a ver un enfermo cuyas hijas tienen unas dentaduras perfectas porque se cepillan los dientes tres veces todos los días, no como tú”.

Al abrir la puerta, en efecto, allí estaba aquella chica con sus dientes maravillosos. Mi padre le preguntó por el enfermo. Ella constestó:

– “Ha pasado muy buena noche y esta mañana ha fallecido muy mejorado”.

¿Optimismo es que, en España, vamos a estar Inmo-Capitulando y, a la vez, batiendo records históricos de consumo zampalangostiniano y de importaciones de Mercedacos de segunda mano mediante tramas de fraude carrusel?

Permítanme que les haga un reproche con todo respeto. Les hablo como auténtico liberal, cristiano y europeo, que soy, y persona que desea lo mejor para nuestro país:

– El principal factor ansiogénico que padecemos son las bienintencionadas proclamaciones presuntamente optimistas, basadas en que, gracias a Dios, el susto está pasando y ya resucita El Pisito & El Terruñito.

G X L

pisitófilos creditófagos (ppcc).-

 

Juan

Hola José Carlos:

No se si has llegado a leer la nota de prensa del INE que comentas hasta la página 6, pero en ella podrás ver que continuamos viviendo de lo que nos prestan.

Pese a la crisis que padecemos y a lo altamente endeudada que ya estaba la economía nacional no tenemos remedio, continuamos aumentando la deuda y viviendo de la prestado, que lógicamente algún día tendremos que devolver.

No me extraña que el Sr. Fernández Ordoñez manifieste que no lo tiene claro y reclame al gobierno un plan B ya que, según el, es de prever que en el segundo semestre el consumo de los hogares atenúe su avance.

Saludos.

Publicado por: Juan05/10/10 en 21:12

 

~

 

“Lo que importa es en qué se ha empleado el dinero prestado.”
Totalmente de acuerdo pero quisiera hacer una precisión al respecto.
Cuando un bien escasea, sea dinero o comida, se hace un aprovechamiento eficiente e ingenioso, casi milagroso de lo que se dispone. Como prueba ahí está el bacalao al pil pil o el Alioli.
Cuando es abundante otro gallo canta. Así el aumento de la disponibilidad de crédito, de dinero para invertir, hace muy probable que las “inversiones” en las que se emplee el dinero prestado no sean todo lo recomendables que se pudiese desear. (Cuando una empresa japonesa quiso comprar un edificio emblemático en EEUU pago un generoso sobreprecio sobre el precio de compra simplemente para quedarse con el título de la empresa que tiene el edificio más caro del mundo)
Eso es lo que ha ocurrido.
Lo importante es el empleo del dinero prestado pero el aumento del dinero prestado hace que se relaje la calidad de aquello en lo que se emplea .
Así que que la burbuja crediticia, con toda probabilidad, sí que ha influido en el hiperhichamiento de la burbuja inmobiliaria, que ha ocurrido precisamente en su última fase, justo cuando más crédito ha habido disponible.

Publicado por: Catalejo | 05/10/10 en 22:07

 

No creo que José Carlos Díez esté alabando el consumo como medio para salir de la crisis, o al menos no creo que desee que la capacidad de consumo se estire al límite como indica Xabier; no hombre, éste sería el camino a la ruina. La base del crecimiento es el ahorro: si consumimos toda nuestra renta el capital se va destruyendo, es decir, las infraestructuras se deterioran y las máquinas se van deteriorando sin ser sustituidas por otras. El ahorro, transferido a inversión, permite mejorar los bienes de capital y surtir al mercado de más y mejores productos a mejor precio, lo que aumenta los salarios reales.

Yo no acusaría al autor del blog de progubernamental; a mí lo único que me preocupa es que nos esté contando un “camelo” de proporciones enormes, analizando las variaciones puntuales de ciertas variables pero sin cuestionar los fundamentos de fondo. Seguramente al nombrar la situación de crisis del 94 no ha querido compararla con la actual, al menos en su envergadura: en anteriores ocasiones se recurría a bajar la tasa de interés y expandir el crédito pero ahora se ha llegado al límite y remontar parece una odisea.

Virginiawoolf, dices cosas interesantes… pero acabas manifestando cierta desconfianza hacia el capitalismo: creo que yerras gravemente. El capitalismo es la mejor forma de garantizar el bienestar. Y no te preocupes por los supuestos monopolios que nos van a hacer la vida imposible: si un mercado es abierto, no se establecen barreras de entrada y los gobiernos no favorecen los privilegios de ciertos grupos empresariales establecidos, los monopolios seguramente no tendrán mucha duración. La razón es que un sector “monopolístico” hará que la rentabilidad de las inversiones en ese sector sean superiores a las de otros sectores con los que nuevas inversiones se dirigirán de otros sectores a ese sector en busca de esa rentabilidad superior. Lo importante es que se abran los mercados y no se usurpe a los consumidores la soberanía de elegir, en cada momento, al oferente que mejor satisfaga sus necesidades.

 

Publicado por: Alekos | 05/10/10 en 22:35

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: