la revolución pendiente, criticar las injusticias concretas

pues cuando yo estuve aquí en el registro civil de mi ciudad, Sevilla, la última vez tengo que decir que pude hacerlo todo muy rápidamente, saqué una partida de matrimonio por duplicado, al instante, y tambien una partida de defunción, al mismo tiempo que otra de nacimiento, en esta sí me llevó un poco de más tiempo, porque normalmente esta cola es más grande. Pero todo lo hice en una hora o dos lo más, y llegué a ultima hora, creo recordar, es decir, ni siquiera madrugué, claro que no era agosto, era en una fecha normal, y que esto no es la capital, aunque esta ciudad es grande y solo tiene un Registro que administra toda la ciudad; supongo que Madrid estará dividido el registro en varios organismos por distritos, no sé.

Lo cierto es que me encontré hasta un funcionario que se acordaba de mi padre, que había sido abogado que había ejercido muchos años, y se acordó por el nombre y por su foto, y casi se me saltaron las lágrimas, al tener que sacar su acta de defunción.

Entonces quiero decir que lo que yo he visto es una aligeración de la vida administrativa y todo a raíz de que se han digitalizado y se han modernizado con una tecnología nueva que en el acto te suministra la información que deseas, y no ocurre como antes que pedías un acta de defunción y tenías que volver a la semana siguiente a pedirla.

~
Pero está bien no obstante que se denuncien los hechos que pudieran acaecer hoy día, las injusticias concretas ciudadanas, y también estas negligencias laborales y funcionariales en los momentos en que son fechas vacacionales.

En cuanto a la competitividad yo creía que el país más competitivo era el que tenía los salarios más bajos y contaba también con un sector industrial, si es así no me extraña que Polonia esté tomándonos alcance.

Y bueno y también quería decir que criticar las injusticias del momento presente en la vida cotidiana es la gran revolución pendiente. Vamos a tener que estar así todos los días para que haya un mínimo de calidad en los bienes públicos.

Y se trata de la calidad en el alimento, vivienda, vestido, trabajo, libertad civil y política, atención social en tiempos de especial vulnerabilidad, que son los elementos para no tener que avergonzarse en público, son aquellos bienes que toda persona, por el hecho de serlo, puede exigir en su comunidad política con todo derecho. Pero no sólo eso: son aquellos bienes que toda persona, por el hecho de serlo, puede exigir a la humanidad en su conjunto con todo derecho.
~

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: