dignidad y no precio

Juan Carlos

Gracias virginiawoolf por está espléndida lección de sociología, tu último párrafo explica significativamente el descenso de divorcios en los últimos meses, pero que las parejas con problemas siguen ahí, resignándose o aceptando la situación hasta que vuelva una oportunidad mejor.

Publicado por: Juan Carlos | 07/09/10 en 9:04

virginiawoolf

hola, gracias, Juan Carlos, a mí no me parece que las crisis separen, a mí me parece que en lo que son el núcleo de los afectos incluso unen, porque también el miedo une mucho, y se unen las familias y los clanes.

Entonces, esto parece realmente una perversión de las uniones matrimoniales. Y es que la estadística también decía que se estaban celebrando más matrimonios, desde 2007, lo que no sé es si ahora han descendido los matrimonios, porque eso sería quizás en términos absolutos otro correlato de la causa de los descensos, ¿no? O ¿es que está en numeros relativos?

Pero te dejo con una cita en este caso de Antonio Gala: “Los puritanos, el calvinismo, una cierta forma de jansenismo y el Opus dei ven en el “éxito” la preferencia y la elección de dios, por una causa muy simple: el dinero se ha divinizado, basta acordarse del becerro de oro, que adoraron a los pies del Sinaí los judíos, y contra el que rompió Moisés las tablas de la ley. Hoy no se adora el becerro de oro, lo que se adora es el oro del becerro, lo que es mucho peor.”

Y Kant escribe también: “El hombre y en general todo ser racional existe como fin en sí mismo no sólo como medio”. Por supuesto los seres humanos tenemos también “precio” precisamente en tanto que medios. En cuanto que fines tenemos dignidad, que por ello mismo es lo que no tiene precio.

Y otra cita muy valida es la de Cioran: “Y una civilización comienza a decaer a partir del momento en que la Vida se convierte en su única obsesión. Las épocas de apogeo cultivan los valores por sí mismos: la vida no es más que un medio para realizarlos.”

Es por la afectividad por lo que uno se entrega al mundo de los valores. No hay creación alguna sin los recursos del sentimiento, que son limitados.

Una de las causas de la crisis yo creo que ha sido el resecamiento afectivo.

Es decir, yo desafiaría aquí a la crisis y me atrevería a sostener que los divorcios no han sido el efecto sino más bien han sido la causa de la crisis. Lo cierto es que sobre esto se puede filosofar mucho. Aparte tambien la causa ha sido la ilusión inagotable de la riqueza, incluida la riqueza afectiva.
~Publicado por: virginiawoolf07/09/10 en 11:54

inmobiógrafo

JCD mantiene la tesis marxiana (correcta) de que la mentalidad del hipotecado está subordinada al momento cíclico inmobiliario. Y también admite el poder disciplinante de éste.

Sin embargo, no quiere aceptarlo respecto de Krugman, que se ha gastado el premio Nobel más buena parte de lo que tenía ahorrado en un vetusto apartamento en NY.

Aquí se ve con claridad cómo hay una economía extraordinaria que parasita la economía ordinaria.

En España, la economía ordinaria (“pura sangre”) está ya estabilizada, haciendo sus deberes. Por contra, la economía extraordinaria (“la caverna”), con sus expectativas intactas, tiene secuestrada a aquélla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: