lo que tiene valor de mercado

Sí, hoy leo la noticia en Cinco dias de que La Caixa se sube a la ola emisora con 1.000 millones en cédulas y que BBVA coloca en el extranjero deuda sénior.
Auque leí algo en el gurus blog, de que del total de 7 entidades financieras que han fallado los test de estrés, tenemos a 5 españolas, todas ellas Cajas o SIP, y entre ellas estarían, Caixa Catalunya, Caja Navarra y Burgos, Caixa Terrassa, Caja Sur y la SIP encabezada por Caja España.
De todas formas, la noticia es buena, y la relación de consecuencias del efecto del test estres es relevante.
Sí, me gustaría decir, en otro orden, que cometo muchas veces yo también lapsus scripsit, así antes escribí plazita y se debe escribir placita, y en otra parte confundí tierra mojada por quemada, y estas cosas o también donde dije Richard era Ronald Dworkin.
Yo también en esto de esta cita me di cuenta de que no fue el primero Orwell, pero no recordaba de quien era exactamente, hasta que consulté y era de Wilde, efectivamente, pero lo interesante sería extraer algo de esta cita o  su extrapolación al mundo que tocamos aquí en este blog, me parece a mí.
Oscar Wilde decía que era el “cínico”, pero esto resulta lamentablemente aplicable también al economista actual. “El hombre que conoce el precio de todo y no conoce el valor de nada.”
Y esto es exactamente lo que ocurre con el “mercado” y ahí es donde lo tenemos que extrapolar el contenido de la cita.
El mercado sólo tiene en cuenta lo que tiene valor de mercado, y, por ello, lo que no tiene valor de mercado no le sirve para nada. Consiguientemente, las emociones, las sensaciones, los sentimientos, que no tienen valor de mercado -aunque inmediatamente se comercializan por otros procedimientos-, son desdeñados por el sistema.
En este sentido, ya también decía el otro día el economista observador poniéndolo en tela de juicio que todo se mide por un patrón tan absurdo como es el producto nacional y que, en esencia, consiste en el desarrollo de las cosas y no de los hombres. Y que el producto nacional había que dividirlo por el numero de la población, nos decías, para que así arrojase un valor más concreto, pero seguía midiéndonos por el numero de cosas.
Esta idea la estoy sacando de Jose Luis Sampedro en su libro Economía Humanista.
El nos dice que se fija, sobre todo, en la multiplicación de los objetos y arroja objetos sobre el espacio -ahí están los automóviles y los atascos-, y mutila así dimensiones importantes de la vida humana. El hombre no se reduce simplemente a un consumidor. Y el modelo actual económico apaga violentamente y aun yugula importantes dimensiones humanas.
Jose Luis Sampedro nos dice: “El desarrollo ha provocado una actitud consumista en la que el marketing nos convierte en seres pavlovianos y nos llena de reflejos. Nos hace desear las cosas. Destruye eso que dicen los libros de texto -y que, al parecer, hay profesores de economía que, candorosa o maliciosamente, se lo cree- cuando afirman que el consumidor es el rey, que el consumidor expresa sus deseos en el mercado y entonces, como si fuese el genio Aladino, vienen los deseos del consumidor. La verdad es justamente todo lo contrario: son las empresas y los empresarios quienes están provocando los deseos del consumidor e induciéndole a desear más, sin más.”
Por eso también nos dice que el modelo actual resulta tan bárbaro, que una ciencia que, desde las primeras líneas de sus libros de texto profesa ocuparse de los bienes escasos, olvidó nada menos que nuestro propio planeta es escaso y es un bien limitado. Y esto también lo encontramos en el economista Mankiw Gregory, de que la economía trata de los bienes escasos.
En conclusión, lo que se critica desde este primer autor citado es que se nos ofrezca solamente un único modelo de desarrollo que se mide por el patrón absurdo que es el producto nacional.
~

Sí, hoy leo la noticia en Cinco dias de que La Caixa se sube a la ola emisora con 1.000 millones en cédulas y que BBVA coloca en el extranjero deuda sénior.
Auque leí algo en el gurus bog, de que del total de 7 entidades financieras que han fallado los test de estrés, tenemos a 5 españolas, todas ellas Cajas o SIP, y entre ellas estarían, Caixa Catalunya, Caja Navarra y Burgos, Caixa Terrassa, Caja Sur y la SIP encabezada por Caja España.
De todas formas, la noticia es buena, y la relación de consecuencias del efecto del test estres es relevante.
Sí, me gustaría decir, en otro orden, que cometo muchas veces yo también lapsus scripsit, así antes escribí plazita y se debe escribir placita, y en otra parte confundí tierra mojada por quemada, y estas cosas o también donde dije Richard era Ronald Dworkin.
Yo también en esto de esta cita me di cuenta de que no fue el primero Orwell, pero no recordaba de quien era exactamente, hasta que consulté y era de Wilde, efectivamente, pero lo interesante sería extraer algo de esta cita o  su extrapolación al mundo que tocamos aquí en este blog, me parece a mí.
Oscar Wilde decía que era el “cínico”, pero esto resulta lamentablemente aplicable también al economista actual. “El hombre que conoce el precio de todo y no conoce el valor de nada.”
Y esto es exactamente lo que ocurre con el “mercado” y ahí es donde lo tenemos que extrapolar el contenido de la cita.
El mercado sólo tiene en cuenta lo que tiene valor de mercado, y, por ello, lo que no tiene valor de mercado no le sirva para nada. Consiguientemente, las emociones, las sensaciones, los sentimientos, que no tienen valor de mercado -aunque inmediatamente se comercializan por otros procedimientos-, son desdeñados por el sistema.
En este sentido, ya también decía el otro día el economista observador poniéndolo en tela de juicio que todo se mide por un patrón tan absurdo como es el producto nacional y que, en esencia, consiste en el desarrollo de las cosas y no de los hombres. Y que el producto nacional había que dividirlo por el numero de la población, nos decías, para que así arrojase un valor más concreto, pero seguía midiéndonos por el numero de cosas.
Esta idea la estoy sacando de Jose Luis Sampedro en su libro Economía Humanista.
El nos dice que se fija, sobre todo, en la multiplicación de los objetos y arroja objetos sobre el espacio -ahí están los automóviles y los atascos-, y mutila así dimensiones importantes de la vida humana. El hombre no se reduce simplemente a un consumidor. Y el modelo actual económico apaga violentamente y aun yugula importantes dimensiones humanas.
Jose Luis Sampedro nos dice: “El desarrollo ha provocado una actitud consumista en la que el marketing nos convierte en seres pavlovianos y nos llena de reflejos. Nos hace desear las cosas. Destruye eso que dicen los libros de texto -y que, al parecer, hay profesores de economía que, candorosa o maliciosamente, se lo cree- cuando afirman que el consumidor es el rey, que el consumidor expresa sus deseos en el mercado y entonces, como si fuese el genio Aladino, vienen los deseos del consumidor. La verdad es justamente todo lo contrario: son las empresas y los empresarios quienes están provocando los deseos del consumidor e induciéndole a desear más, sin más.”
Por eso también nos dice que el modelo actual resulta tan bárbaro, que una ciencia que, desde las primeras líneas de sus libros de texto profesa ocuparse de los bienes escasos, olvidó nada menos que nuestro propio planeta es escaso y es un bien limitado. Y esto también lo encontramos en el economista Mankiw Gregory, citado en este blog, de que la economía trata de los bienes escasos.
En conclusión, lo que se critica desde este primer autor citado es que se nos ofrezca solamente un único modelo de desarrollo que se mide por el patrón absurdo que es el producto nacional.
~

Dice el economista observador:

Era una semana antes de conocer el resultado de los estrés test. Uno de ellos el más experimentado comentó que la prueba del algodón sería si conseguían reactivar el crédito minorista y que siguiendo la experiencia de los estrés americanos él era pesimista al respecto. Yo critiqué que el objetivo era demasiado ambicioso y que desde el punto de vista español deberían servir para que nuestras entidades volvieran a tener acceso al mercado de capitales y monetarios europeos.

Esta es una crisis de crédito y tiene el componente tradicional de descapitalización del sistema bancario pero es una crisis sistémica y con problemas estructurales de liquidez, por lo tanto es novedosa en la magnitud y complica en exceso la solución de la misma. El crédito ha crecido por encima del ahorro mundial gracias al elevado apalancamiento del sistema bancario. Buena parte de ese endeudamiento era entre los propios bancos mediante el mercado de titulizaciones y a través de los vehículos lo que se ha denominado “el sistema bancario en la sombra” En diciembre de 2009 había un saldo vivo de titulizaciones en el mundo de 8 billones de dólares y las emisiones nuevas de estos activos son testimoniales. En 2006 el flujo nuevo de emisiones de este tipo de títulos fue de un billón, por lo que la desaparición de este mercado es clave para entender la crisis.

En el segundo semestre de 2010 la banca internacional tiene que refinanciar más de 400.000 millones de vencimientos de deuda a largo plazo, en 2011 900.000, en 2012 800.000 y en 2013 menos de 400.000. La confianza de los inversores mantiene su aversión al riesgo elevada y será muy complicado refinanciar todos los vencimientos por lo que hasta 2013 el crédito para empresas y familias será un bien escaso y estará muy racionado en el mundo y también en nuestra querida España.

No obstante, el mercado de repos de deuda pública a corto plazo se ha normalizado con la misma intensidad que se evaporó y las entidades españolas pueden financiar sus carteras de deuda pública al 0.3% en el día a día. En julio se podían comprar bonos a dos de deuda pública en el mercado por encima del 3% y letras del tesoro al 2.5% a un año por lo que ahora al financiarlas al 0.3% te dan un margen financiero de Euribor + 300 y Euribor + 200 respectivamente. Ahora los necios que según Orwel eran aquellos que “saben el precio de todo y el valor de nada” dirán eso tan lamentable de la banca siempre gana. Pero antes de los test de estrés llovía tanto que la visibilidad era nula y la incertidumbre máxima y no estaba tan claro que fuera una oportunidad histórica de inversión.

En una semana hemos visto desfilar por los mercados a Banesto, Popular, Sabadell, la Caixa y BBVA y han captado más de 5.000 millones de euros y la que viene debemos ver desfilar a más entidades para aprovechar esta ventana de emisiones. También ha salido Telefónica que ha conseguido financiarse a siete años al 3.65%, tipos históricamente bajos que hacen difícil que las empresas no den beneficios. El BCE mantendrá el acceso ilimitado a sus subastas de liquidez pero la banca española reducirá en septiembre exponencialmente su apelación ya que financiarse en el BCE cuesta el 1% y en el mercado de repos el 0.3%. Por lo tanto, los test de estrés han conseguido plenamente su objetivo, aunque recuerda que nunca hay que bajar la guardia ya que el futuro está por escribir y cuando hablamos de la confianza de los inversores sólo sabemos que no sabemos nada .

~

plaentxi

@Jose Carlos,
Los árboles nos siguen sin dejar ver el bosque.
Alcémonos sobre la vorágine de datos diarios para divisar el bosque económico.
¿Qué es lo que vemos?
Lo primero que vemos es que la demanda agregada consiste en la suma del PIB más el cambio de deuda. Cuando la deuda sube, la demanda agregada sube y se crean actividad y empleo. Cuando la deuda se destruye la demanda agregada baja.
Para poner las cosas en perspectiva y prometo no colgar de nuevo el gráfico de deuda en relación al PIB, solamente Estados Unidos ha creado $34 billones de deuda desde 1987 al 2009 pero su PIB solamente ha creado en $9 billones durante ese mismo periodo. Se ha producido un trogollón de demanda agregada falsa durante este periodo y ahora toca purgar guste o no gusté. Tú mismo reconoces que hasta el 2013 el grifo de crédito está cerrado. O sea que toca destrucción de deuda
Por favor demuéstranos esa tesis de crecimiento sin crédito en un sistema de dinero ¨fiat¨ no redimible por nada. Yo desde luego que soy incapaz de verlo.
La situación en estos momentos le causa uno una intensa sensación de Déjà vu como la de aquel verano del 2007 y lo cierto es que se le ponen a uno los pelos de punta. Hagamos memoria de aquel verano y lo que sucedió poco después:
En aquel Agosto saltó la noticia de dos fondos hipotecarios submprime de Bearn Stearn que habían explotado por los aires. Como ahora, la brigada de bomberos de la Reserva Federal salió al rescate y se nos dijo que esto era un problemilla subprime y que no había nada que un poco de liquidez extra no pudiera solucionar. Cómo ahora los mercados se fiaron y aun dejando a un lado los contaminados CDO subprime se lanzaron en masa a comprar hipotecas garantizadas de Fannie y Freddie o (más bien diríamos Phoney y Fraudie). Sin embargo, el hedor a podrido iba extendiéndose silenciosamente. Para primeros del 2008 estaba claro que el problemilla subprime era en realidad un extenso piélago de pérdidas financieras en todo el sector de crédito. Ante la impotencia de los todopoderosos bancos centrales los mercados se abalanzaron al abismo.
¿Qué es lo que tenemos ahora?
Los bonos soberanos de los países periféricos ya detonaron como aquellos lejanos CDO de Bearn Stean. La quiebra de Grecia es ya inevitable. La de Irlanda y Portugal prácticamente lo mismo. El efecto contagio será brutal y despiadado esta vez. Troya va a arder cuando la mecha prenda de nuevo. Estamos ahora en esa extraña calma similar a la de aquel otoño del 2007 donde la liquidez de los bancos centrales y las palabras optimistas de nuestros economistas están manteniendo en pie este castillo tambaleante de piezas domino. Como entonces, no pasará mucho tiempo para que la cruda verdad salga a relucir y empiece el nuevo descenso a los infiernos. Solo que ahora será mucho peor porque la gangrena ya ha infectado el corazón del sistema que son los bonos soberanos.
No es momento para que los economistas lancen mensajes optimistas y si lo es sin embargo para lanzar los siguientes mensajes:
– Adoptemos los valores de sacrificio de nuestros abuelos.
– Preparemos a las instituciones y luchemos más que nunca contra la corrupción para mantenerlos sólidos.
– Definamos los desafíos brutalmente. Enfaticemos las obligaciones por encima de los derechos.
– Promovamos el trabajo de comunidad y la subsidiariedad. El centralismo es lo que menos necesitamos ahora y en cambio hace falta más responsabilidad local. Cuando más cerca esté el gobernante de su comunidad menos corrupción y más responsabilidad.
– Preparemos a la juventud y tratémoslo como nuestra máxima prioridad. Son los que nos van a sacar de esto.
– Preparemos a nuestros mayores para posibles sacrificios pero tratemos de protegerlos al máximo.
– Centrémonos en los fundamentos económicos y no en políticas financieras.
Suerte a todos y ánimo.

perdimix

No es cierto que “Cuando más cerca esté el gobernante de su comunidad menos corrupción y más responsabilidad”. Recordemos Marbella y otros muchos casos de corrupción municipal, en diputaciones y comunidades autónomas.

Lo económico y lo financiero (bancario, mercado de capitales, …) está inseparablemente unido. Por eso JC Díez afirma que si a la crisis económica (reducción de demanda) le unes una crisis bancaria, la salida se complica mucho más, ya que lo lógico es que una buena parte de la inversión (infraestructuras públicas, inmovilizado e inventarios empresariales, vivienda), de los bienes de consumo duradero y de otros componentes del gasto agregado se financie con deuda.

Lo necesario es establecer una regulación y supervisión financiera que incentive la toma de decisiones económicas razonables y que resulten correctas en su gran mayoría. No obstante, siempre habrá incertidumbres y riesgos en esas decisiones y los instrumentos financieros pueden ayudar a mitigarlos, transferirlos o diversificarlos, si se emplean adecuadamente.

plaentxi

@perdimix

Yo no puedo hacer mucho para solucionar las corruptelas y negligencias de una Secretaría de Estado o Ministerio. Eso sí, si el alcalde de mi localidad está cometiendo actos de corrupción o actúa de manera negligente me va a ver y me va a escuchar en el Pleno consistorial semanal. Eso es democracia participativa. Si los marbellíes hacen dejación de sus derechos democráticos de control tienen que afrontar las consecuencias y habrá que pensar que tienen los gobernantes que se merecen. Es hora de que los ciudadanos también afrontemos nuestras responsabilidades. No es difícil a nivel local y comunitario.

Joseph K.

No son los test de stress lo que mejora la percepción financiera.
Los que se hicieron a la banca europea salieron regular, y no informaron sobre la situación de todo el sector. Los de la banca española dieron más sorpresas malas que buenas.
A veces tratamos de racionalizar lo que hacen los precios de los activos financieros y damos la impresión de saberlo todo. Pero muchos de los episodios recientes del mundo de las finanzas son difícilmente interpretables. Por ejemplo, la crisis de la deuda soberana periférica, tras saberse que las cuentas públicas griegas habían ocultado déficit y endeudamiento, provocó una reacción irracional. ¿Es que alguien se ha creído alguna vez las estadísticas griegas? Pero esa reacción de los mercados le puso las pilas a unos cuantos: i) a nuestro gobierno, que había estado “a por uvas” desde 2007; una cosa es que hubiera que estimular la economía en 2008-2009, y otra es dejar todas las demás cosas en suspenso más de dos años (reforma de cajas, reforma fiscal, reforma de las pensiones, reforma de los mercados laborales, reforma de los mercados de servicios, …), ii) a nuestras cajas de ahorros y bancos que reaccionaron tarde y mal, en muchos casos, a la crisis de 2007, iii) a algunos de nuestros políticos, que han tenido la cordura de no entorpecer los tibios esfuerzos de reforma del Gobierno, y iv) solo muy al final a Ángela Merkel, aunque costó que dejara de decir gilipolleces sobre el papel de cada cual en esta crisis de deuda soberana.
De manera que ahora algunos bancos y empresas no financieras españolas captan de nuevo financiación internacional. Bueno, ¿y qué?, son pocos lo que lo han logrado y solo para refinanciar emisiones que vencen y no padecer una crisis de liquidez, que todavíano es descartable. Se necesita más para reactivar el crédito.

José Carlos Díez

Plaentxi estás fatal de lo tuyo. Tu problema no es que no veas la salida, tu problema es que no la quieres ver y no hay más ciego que el que no quiere ver. Cometes errores de principiante que son suficiente para suspender en un examen a un estudiante primero de licenciatura y además tu ignorancia te hace ser osado y equivocarte con esa seguridad.
No se puede confundir flujos con stock y tú lo haces constantemente con tu maldito gráfico de deuda sobre PIB. Segundo yo no soy ultraoptimista te recuerdo que en 2008 fui de los pesimistas. Tercero tu subsconciente te traiciona constantemente yo no puedo decir que el crecimiento será cero hasta 2013 porque sería falso y yo intento no cometer falacias. Sin crédito y con desapalancamiento el comercio mundial ya ha retornado a niveles de 2008, el PIB de EEUU también lo ha hecho. Nuestro consumo privado en 2010 ha recuperado en dos trimestres la mitad de lo perdido desde 2008. ¿Cómo es posible que haya pasado eso con tu absurda ecuación?
La primera identidad básica que enseñamos en las facultades de economía es que el PIB es igual a consumo más ahorro y en una economía cerrada el ahorro se invierte. En una economía abierta las balanzas de pagos pueden permitir desequilibrios de la identidad ahorro igual a inversión. Aunque a corto plazo aumente el ahorro y se frene el proceso de inversión el stock de capital acumulado se mantiene. Seguimos teniendo los mismos aeropuertos, carreteras, autobuses, hoteles y capital humano en nuestro sector turístico y por eso sin crédito y sin inversión hemos podido atender el aumento de la demanda del pasado verano y con el margen y los nuevos salarios generados muchas empresas y familias del sector habrán amortizado deuda y todo ello se ha podido hacer con un aumento del PIB.
Comienza a leer los manuales con espíritu socrático y deja de asustar a los blogueros con el apocalipsis. En España 1979 salimos sin crédito, en los ochenta EEUU salió sin crédito tras la quiebra de todo su sistema de cajas de ahorro, en 1991 los suecos salieron sin crédito y ahora saldremos sin crédito, siempre que nuestros gobernantes, empresas y familias no se dejen influir por agoreros como tú y cometan errores dominados por el miedo.

plaentxi

@José Carlos

Ya está todo claro y solucionado. Seguimos construyendo aeropuertos, autovías y casas ad infinitum porque como la deuda es un stock fijo la rentabilidad no importa.

Vas a tener que dar mejores explicaciones basadas en ROI que es en lo que se tienen que basar los pequeños empresarios de este país que se parten el lomo todos los días.

Catalejo

No hombre (perdimix), pedante no, ni pedante ni culterano (Espero meter alguna falta de ortografía y/o gramatical o error tipográfico para consuelo tuyo -y mío-). Sólo que si se va a escribir en un sitio tan poco minoritario como es este no me parece mucho pedir que se escriba con rigor y propiedad en todos los aspectos, incluidos, claro está, los económicos y financieros (Y por supuesto con esto no incluyo al sector de comentarios, ya que estos no son más que eso, comentarios … aquí tenemos bula de hasta de ser culteranos (y hasta de escribir en tipo sms)). Yo, que soy un completo lego en temas económicos, podría pensar que si esa cita es incorrecta por qué no iban a existir errores del mismo tipo en el resto de citas, análisis o argumentos que se presentan en las numerosas entradas del blog, e igual que yo el resto de personas que se hayan dado cuenta del error. Seguro que si Schopenhauer levantara la cabeza encontraría este pequeño error como asidero como para cargarse el resto de la argumentación del blog, de todo. (Filósofos abundan pocos hoy en día, lástima … si es que no es una profesión (Beruf) … es una vocación (Berufung)). En fin, que ni pedante ni leches. Rigor y propiedad y si no se sabe algo … o se consulta o no se pone. Que si se pone y no está bien flaco favor se hace a uno mismo. Eso sí errores tenemos todos… y rectificar es de sabios, oye, y a JCD no se le caen los anillos de reconocer cuando se equivoca, al menos en cuestiones de literatura inglesa. A ver si rectifica totalmente y corrige el texto.
En cuanto lo que te refieres a la ajetreada agenda y a los numerosos datos, referencias a libros, informes, argumentos de las numerosas entradas de JCD decirte que no es escusa. (Ya me sale el lado pedante (algo si que lo soy, sí… y me mola) otra vez) Me viene a la memoria el Dr Marañón, muy prolífico y fecundo en su campo, tanto que quién lo llegó a conocer bien (si es que esto es posible) lo atribuía a que escribía de una forma tan sumamente superficial que no decía absolutamente nada de rigor, por supuesto siempre utilizando un lenguaje sumamente técnico, con numerosos datos y referencias a informes, libros, artículos, etc. Rof Carballo: “El secreto de la productividad de Marañón es su superficialidad”, en “Pretérito Imperfecto” de Carlos Castilla del Pino (A mí también me gusta poner citas, ya ves). (En el mismo sentido, aunque no exactamente igual, la prueba que se realizó por un científico del que no recuerdo su nombre en el que remitió varios papers completamente inventados y sin ningún rigor científico-técnico (fiction) pero con un lenguaje apropiado y lleno de citas a otros paper (Rococo) los cuales pasaron todos los controles y fueron publicados (Fiction-rococo papers).
En resumen:
1.- Cantidad no es sinónimo de calidad
2.- El adorno excesivo tampoco
(Mejor poco y bueno que mucho y malo)
Y en relación a lo que dice Virginia, y lo que no dice pero que se me ocurre, hacer un par (cuatro o cinco me han salido al final) de comentarios-citas dentro de ese tema del que lo desconozco todo, la economía:
1.- Sobre la cita, los cínicos que saben el precio de todo y el valor de nada ( o la versión patria que a mí me gusta más, a saber, todo necio confunde valor y precio) bien se le podría aplicar precisamente a los estrés test. Así, con el desparpajo del que no tiene ni idea del tema. (Fíjate que hasta veo la relación entre la literatura, inglesa o española, con los temas económico-financieros. La hay, claro que la hay. Para muestra un botón: “Poderoso caballero es don dinero …”) Para argumentarlo un poco simplemente una pequeña cita de un gran libro (a mí me lo pareció, pero ya os digo que no tengo ni repajotera idea de esto de la economía) “The implosion of an asset price bubble always leads to the discovery of fraud and swindles” de Manias, Panics and Crashes de Charles Kindleberger. Vaya que habría que darle un repaso a eso que los anglosajones llaman “Financial Shenanigans” para ver cual es realmente el VALOR de los activos cuyo PRECIO se ha dado como bueno (es decir, buenos si el VALOR y el PRECIO coinciden) en el balance de los bancos examinados. ¿Cómo era eso de Machado?
2.- Me viene a la mente también una entrevista a Vergués (si no la conoceís ya os buscaré el link, si os interesa claro) que más o menos venía a decir que en nuestro país lo que había pasado es que “Speculative manias gather speed through expansion of money and credit”. Cita también del dichoso libro de Charles.
3.- Y sobre Economía Humanista (¿Os habeís fijado las pocas referencias que hacen falta para escribir sobre economía, y de qué modo tan sencillo (ahí está la gracia, en hacer sencillo lo complicado)?) de Sampedro me vienen a la mente dos citas del libro, que son a su vez citas que él hace. La primera de Rosalía (Fijáte, un poema en un libro de economía … anda que si por error en vez de decir que es de Rosalía dice que es, yo que sé, de Belén Esteban, ¿Qué pensaríais?):
Luz y progreso en todas partes …
Pero la duda en el corazón,
Lágrimas sin saber por qué nos brotan
Dolores que se ignoran porque son

Los dos últimos versos vienen que ni al pelo de lo que está pasando.
La otra no la pongo, porque es un poco sufí (¿ de verdad es un libro de economía?) y este es un blog serio sobre economía.
(En relación a lo que comenta virginia decir que hasta los atascos producen PIB)

4.- Completamente de acuerdo con el comentario (de ppcc?) que dice que toda crisis económica es una crisis financiera. ¿Porqué me viene a la cabeza “Stabilizing an unstable economy”?
5.- Y una pregunta al aire … algún día, aparte de un señor bajito y con bigote al que le gustan las matemáticas, podrán los economistas saber porque nos brotan las lágrimas y de que son los dolores esos que ignoramos porque son (económica y financieramente hablando)? (Y sí, me consta que hay algunos que han ido, van en la dirección correcta. Pero para cuando una sistematización de todas estás grandes intuiciones (o casualidades afortunadas)?
6.- Y me ahorro una parrafada sobre las universidades españolas, las plazas y sus titulares. Me lo han recordado las memorias de Castilla. No ha cambiado mucho desde sus tiempos ni desde los de Ramón y Cajal. ¿Así como narices se va saber por qué brotan las lágrimas y de qué son los dolores? Luego sale la cantidad de Fiction-rococo papers que sale (Sin querer que sean fiction-rococo, ese es el drama)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: