la “sociedad primitiva del futuro”

“Los norteamericanos habitan en la ficción verdadera dándole la forma de realidad, en tanto que nosotros estamos condenados a lo imaginario y a la nostalgia por el futuro. Anticipamos la realidad imaginándola, o huimos de ella idealizándola. Los norteamericanos se limitan a instrumentar de manera radical todo aquello en lo que nosotros pensamos, desde el igualitarismo de las masas hasta el individualismo, la libertad, la fantasía. Al hacerlo así, la “utopía lograda” se ha transformado en la anti-utopía de la sinrazón, la ingravidez, el neutralismo de los valores, y la indiferencia, la imprecisión del lenguaje, y la muerte de la cultura. Al hiperrealizar la modernidad, la hiperrealidad se vuelve en contra de la modernidad.

Estados Unidos, en forma concreta, es la consecuencia traumática de los sueños europeos. Estados unidos es la versión original de la modernidad, el paraíso ingrávido de la liberación del pasado. Europa es la versión doblada o subtitulada. Lo que en Europa nada más se piensa, en Estados Unidos se vuelve realidad. Somos nosotros quienes imaginamos que todo culmina en la trascendencia, y que no existe nada que no haya sido conceptualizado. Los norteamericanos no están interesados en conceptuar la realidad sino en materializar las ideas.”

~

Os dejo esta cita de Jean Baudrillard, porque significa algo de esta dialéctica que hemos mantenido, también en lo económico o sobre todo en ello, entre Europa y EEUU, y porque con esta noticia, la de la emisión de cédulas hipotecarias por el BBVA, parece como si, sí, se pudiese al fin hiperrealizar también las ideas en Europa. Para que no sean lo americanos los únicos que habiten en la ficción verdadera, por así decir con este filósofo.

El medio es el mito, EEUU es el reino inconsciente de mitos y de símbolos. No se marca una diferencia entre lo simbólico y lo real, porque no existe una distancia de la auto representación. Al igual que las sociedades primitivas es naturaleza y artificialidad, espacio más que un espíritu de ficción, por eso este filósofo ha llamado a los EEUU como la “sociedad primitiva del futuro”.

Pd: Gracias Santi por tus elogios hacia mí.

Es en contestación a otro atículo del Economista Observador:

la emision de cédulas hipotecarias
En España, nuestro Gobierno aceleró el plan de ajuste, anunció un recorte draconiano del gasto, recortó el suelo a los funcionarios, congeló las pensiones, llevó al Congreso la reforma del mercado de trabajo y ha anunciado el compromiso de retrasar la edad de jubilación hasta 67. En el ámbito financiero, el Banco de España finalizó la reestructuración de las cajas que han quedado en un tercio de las que había, se recapitalizó a varias entidades, se aprobó una ambiciosa Ley de reforma de las cajas y se anunció la publicación de los test de estrés. La mejor medicina contra la incertidumbre es la transparencia. España va a publicar los test del 95% de su sistema bancario lo cual supone un tercio de las entidades europeas que pasarán el examen. Además, el Gobierno ha anunciado que prorroga el Frob por si alguna de las entidades necesita más capital tras el anuncio de los test.

Te adjunto la noticia de la emisión de cédulas hipotecarias del BBVA, la prueba del algodón que yo venía demandando en el blog. Desde el pasado mes de abril cuando el huracán de la Tragedia Griega se desplaza hasta las costas españolas esta es la primera emisión de una entidad en mercados de largo plazo. Eso ha sometido a la economía a una elevada tensión que hemos ido comentando en este blog. En las últimas dos semanas hemos ido contando la mejoría en los mercados de deuda pública y ahora se traslada a los mercados privados. Aunque los mercados son caóticos, dentro del caos ha habido un orden y el movimiento ha sido de manual, aunque mucho más intenso de lo esperado.
Habitualmente seguimos los diferenciales a diez años pero la realidad es que la deuda en España es mayoritariamente privada y el tipo de referencia es el de corto y medio plazo ya que las emisiones salen en esa franja de la curva de tipos. El tipo a dos años de nuestra deuda pública repuntó hasta el 3% a finales de junio y el alemán cayó hasta el 0.5% por lo que el diferencial se disparó hasta 250 puntos básicos. Desde entonces el tipo español ha caído hasta 2.15% y el alemán ha repuntado hasta 0.8% por lo que el diferencial se ha desplomado hasta 130 puntos en tan sólo dos semanas. Esto ha permitido reducir también los diferenciales de tipos en los mercados secundarios de deuda privada y ha generado expectativas inflacionistas que han hecho que aumente la demanda de nuevas emisiones.
Será clave seguir la evolución de esta nueva cédula en el mercado secundario en las próximas sesiones. Lo normal es que siga cerrando y eso aumentará la demanda de más emisiones de entidades españolas.

Primero el Santander y luego el resto que están en la pista de lanzamiento. Esta es la mejor noticia que podía tener la economía española tras varios meses azotada por el huracán. ¿Cuál es el misterio? Cédulas de entidades alemanas con peor solvencia que el BBVA pagan sólo el 1.5% y recuerda que siempre te he dicho que la codicia de los inversores es mayor que su memoria. ¿Qué ha cambiado? En diciembre de 2009 nuestra deuda era la misma, nuestro gobierno el mismo y nuestra bolsa fue la que más subió en 2009 y el diferencial a diez años con Alemania estaba en 50 puntos básicos. La crisis griega y los problemas de gobernanza europeos abrieron la caja de pandora de la ruptura del euro y los inversores buscaron refugio en Alemania. ¿Fueron irracionales? No. En caso de ruptura, el marco alemán se apreciaría y la peseta se depreciaría por lo que el inversor se puso a refugio del posible riesgo cambiario.
Desde entonces, Angela Merkel está calladita y atareada con problemas internos. Sus socios de Partido y sus socios de Gobierno han estado a punto de tumbar el nombramiento del Presidente Alemán propuesto por Angie. Los griegos han reducido a la mitad su déficit público en el primer semestre, sin duda una gran Odisea. Aún así el bono a diez años griego cotiza al 10% por lo que los inversores aún dudan del default.

Jose Carlos Díez

Baudrillard – La cultura masiva norteamericana nos atrae a la vez que nos causa repugnancia. Seguimos guardando la distancia suficiente para sentirnos fascinados por ella, sin habitar en su artificialidad.

Pero la resistencia es frágil. No contamos con nada para oponernos a esta contaminación cultural. Agotados cultural y filosóficamente, seguimos siendo incapaces de transformar nuestro pasado en valores vivientes para el presente. Nuestros anticuerpos culturales han adquirido una deficiencia inmune, y son incapaces de resistirse al virus.

¿El nombre de ese síndrome de deficiencia inmune no será “indiferencia”? Marcel Duchamp señaló hace mucho tiempo que el rostro final de la modernidad era esta “libertad para ser indiferentes”.

Baudrillard – Cuando menos en Europa, la indiferencia sigue acompañada de un sentido de pérdida. Pero en Estados Unidos, la indiferencia ya es anacrónica. La estrategia de la indiferencia estuvo ahí desde el principio. De hecho, el genio de Estados Unidos, como lo manifestó Alexis de Tocqueville con horror y admiración a la vez, radicaba en la abolición irrefrenable de la diferencia. Protegido de las vicisitudes de la historia que se desarrollaba lejos de sus costas, Estados Unidos se mostraba indiferente ante el mundo. Dentro de los confines de sus fronteras, la forma radical de su indiferencia se convirtió en la tolerancia de cualquier diferencia y de todas ellas.

Al final de cuentas, en esto consiste la problemática cultural universal. En el futuro, el poderío les pertenecerá a aquellos pueblos sin orígenes ni autenticidad. Les pertenecerá a aquellos que, como hizo Estados Unidos desde el principio, puedan lograr la “des-territorialización” y la ingravidez e ingeniárselas para explotar la situación hasta el mayor grado posible. Nos guste o no nos guste, el futuro se ha desplazado desde algún centro histórico hacia los satélites artificiales.

Bueno, por lo menos Europa sobrevive en el purgatorio de la simulación. Seguimos abrigando un vago remordimiento por la pérdida de los orígenes, y desconfiamos de lo no auténtico. Los norteamericanos se encuentran en el paraíso de la simulación, confortables con la ingravidez como modo de vida.

Para Europa, quizá no haya un camino del purgatorio al paraíso. Y eso podría constituir nuestra salvación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: