ponerse metas e ideales, deconstruir la pirámide de Maslow y a los hikikimori

Valoro a aquél más que es capaz de esforzarse y apuntar más alto y tener alguna meta espiritual no sólo quedarse en lo material, o al menos en lo autoposesivo, porque realmente esto sí que es un destino marcado para todos, que hemos venido aquí a saciar unas necesidades biológicas humanas predeterminadas. Claro que la libertad que tenemos está condicionada por las leyes biológicas, las de la naturaleza, las leyes genéticas y las de nuestro entorno, y sobre todo este último, no saber esto es estar ciego, ¿no? pienso yo.

Esto nos lo dice también Elsa, que hay que apuntar más alto.

Por tanto, que cada uno crea en lo que quiera, pero por favor que respete las leyes inexorables de la vida, porque algunas están marcadas muy claramente.

El destino se relacionaría también con una teoría de la causalidad y esto quiere decir que toda acción conlleva una reacción, a la misma acción la misma contrareacción, pero esto no es así, así como nada surge del azar, sino que todo surge de algo, de la nada nada sale, esto es en filosofía lo que se llama, la teoria de la causalidad.

En la cultura occidental la mayoría de las religiones han creído en formas de destino, especialmente relacionadas con la predestinación. Es decir, que guía las vidas de una forma necesaria a veces de una forma Fatal, inevitable e ineludible. Por supuesto yo no estoy de acuerdo con esta concepción.

A veces se habla de un poder sobrenatural, de un misticismo o una forma natural de sensibilidad superior, pero para eso hay que saber reconcentrarse, yo creo, en los elementos naturales, tampoco nada extraordinario, para acercarnos a nuestro entorno.

Esto parece un reto a la ciencia y a la lucha por la evolución o por la selección de Darwin, quién sabe.

Yo en estos momentos me hallaba leyendo la vida de Beethoven y no fue nada fácil, realmente el caos y la cutrez se adueñaban de sus casas, su habitación era pobre, los pergaminos de las partituras estaban esparcidos por el suelo, el dinero, el orinal, sus ropas raídas, la cama en desorden, así lo describen algunos de sus amigos que lo visitaban, como también nos lo transmite Fernando Argenta en su libro  “Los clásicos también pecan”. Es decir, el esfuerzo creativo supone muchas veces la dejación de las demás necesidades más básicas; y realmente hay que superarse para poder crear algo de ese calado tan apasionado, como lo supo crear un genio como Beethoven.

Y esto además es una cita que entresaco de las conversaciones de Elsa Punset :

“Pero si los humanos somos siempre así, es decir, si nos lo pones fácil, si apuntas bajo sueles terminar yendo muy bajo, si apuntas alto y te retas a ti mismo y encuentras el sentido de tu vida, entonces yo creo que disminuiríamos esta población absolutamente preocupante de hikikimoris japoneses y no japoneses. Muchos de estos chicos si tuviesen probablemente suficientes estímulos para salir y trabajar y buscarse la vida encontrarían algo por lo que vivir”.

Y también nos dice la amiga Elsa refiriéndose a los adolescentes -que es una edad decisiva para nuestro ser creativo-: “En occidente tiene tanta mala fama la adolescencia, pero en otros países no es así. Esto depende de lo que te exige la sociedad. En occidente como la adolescencia no te exige practicamente nada, somos tremendamente comprensivos, porque nuestros adolecentes sabemos que lo están pasando mal, es un momento muy difícil.”

“Son edades en las que la inteligencia está desarrollándose a toda velocidad, que tienes muchos ideales, si te hablan de ideales. Pero si no te hablan de ideales, no te hacen trabajar tu cabeza, físicamente eres muy fuerte y muy resistente pero si no te ayudan a salir al mundo, a compartir eso con los demás, si te encierras en una burbuja de niños de tu edad y básicamente no tienes ningún tipo de responsabilidad de cara al resto del mundo, es fácil terminar pensando que el resto del mundo es un horror y que tú no encajas ahí y que no te interesa nada estar ahí. ”

Esta cita pone en evidencia la necesidad como se dice de invertir la pirámide, de invertir los valores, esto me recuerda también a Nietzsche y su transvaloración de todos los valores; en aquel momento era la clase de los sacerdotes los que se aliaron con los judíos o los esclavos para luchar contra la clase de los guerreros, -de esta forma se invirtieron todos los valores nobles y guerreros y se alabó a los débiles y a los pobres como un don de dios- pero aquel era un mundo todavía estamental, que se dividía en clases; pero ahora no necesariamente estamos así divididos; pero hay que rescatar quizás no una ideología de los valores -lo que está también muy mal visto hoy si cabe, por lo de engaño parcial que tiene- pero sí hay que rescatar una inversión o una deconstrucción de la realidad para poder enfrentarnos a ella, para que la realidad no nos domine ni nos manipule tampoco; de esta forma no estaríamos ahora dominados como lo estamos por los poderes materiales y fácticos de las sociedades postindustriales e informatizadas, aun cuando tengamos que aceptar que estamos en sociedades avanzadas y desarrolladas y que no podemos volver atrás tampoco; pero hemos de progresar por construir ahora una realidad auténtica donde el único medio de distribución de los recursos no sea el mercado o el comercio solamente, sino que pueda haber educación e ideales altruistas.

Gracias Elsa por dejar expresarme y por enseñarnos siempre.

Muchos saludos afectuosos!

~

Borja:
23 Junio 2010 a las 5:28 pm

Dejando por un momento al margen el fin real de este artículo, que como tú mismo dices es una llamada a la auto-realización por el bien común sin limitación debida a las mayor o menor carencia de las necesidades de orden inferior, lo cual comparto, permíteme que puntualice sobre tu uso de la Pirámide de Maslow como eje de tu articulación.

En general cometes el error lógico de invertir la causalidad. La pirámide de Maslow establece que según el ser humano satisface sus necesidades de orden inferior van apareciendo necesidades de orden superior que potencialmente incrementan el nivel de auto-realización/satisfacción/… pero no dice que sea condición necesaria (siquiera suficiente, diría yo) satisfacerlas para que las siguientes aparezcan (aquí los ejemplos que mencionas).

Es decir, una persona con un gran nivel de carencia en las necesidades mas básicas podría desarrollar necesidades de más elevado orden, no obstante coincidirás conmigo que cuanto mayor sea el nivel de altruismo o menor la utilidad de esas necesidades más difícil es que surjan salvo que vayan orientadas a resolver la causa de esa carencia en cuyo caso se convierten en utilitarias (básicas). Como siempre se ha dicho, la filosofía es una gran fuente de realización personal que resulta difícil ejercer con el estomago vacío.

Finalmente, si coincidiría plenamente contigo en una carencia de este modelo que ya ha sido criticada antes por otros y, aunque tú no lo dices explícitamente se desprende de tu discurso, que es el hecho de colocar la auto-realización en la cumbre en vez del bien común. No me encaja creer que el individuo en última instancia sea más importante que el grupo.

En conclusión, pese a compartir la visión… nadie podrá dar la vuelta a la Pirámide de Maslow, sería manifiestamente falso, quizás demonstrar que no existe de ninguna manera jerarquía de las necesidades.

~

 LUCA FRANCESCHI 21 Junio 2010 dice:

La Pirámide de Maslow es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra: Una teoría sobre la motivación humana (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que, conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide). (Fuente Wikipedia).

La Pirámide de Maslow describe la jerarquía de necesidades humanas, desde las más básicas a las más elevadas. (Imagen: Wikipedia).

Creo que esta teoría nos puede venir bien para reflexionar sobre nuestros estados colectivos en estos primeros años del siglo XXI que podríamos también llamar el siglo de la facturación. ¿Quién nos pasa facturas? Aparentemente todos. ¿Quién tiene que pagarlas? Aquí la respuesta es más complicada.

Las facturas a pagar serían, a título de ejemplo no exhaustivo, las siguientes y derivarían directamente de la palabra que llena completamente nuestro celebro: ¡CRISIS! La de los excesos del mercado financiero, la del cambio climático, la de la explosión demográfica, la del agotamiento de muchas materias primas -en primer lugar el petróleo-, la de la mundialización y su desregulación, el desempleo, la del fin de las ideologías, y podríamos seguir así durante un buen rato. Todas estas amenazas influyen mucho sobre nuestra manera de vivir y nuestra capacidad de proyectarnos en el futuro, y a nivel emocional son seguramente generadoras de ansiedad.

Volviendo a la Pirámide de Maslow y siguiendo su lógica, parecería difícil hoy en el contexto Crisis/Facturas a pagar, poder llegar a lo que él define como Autorrealización. Sin embargo, hay muchos ejemplos de personas que poseen rasgos de autorrealización y no han tenido sus necesidades básicas satisfechas. Muchos de los mejores artistas sufrieron pobreza, deficiente crianza, neurosis y depresión. Otros como Victor Frankl nos han descrito cómo han podido sobrevivir física y moralmente en un campo de concentración nazi; otros nos enseñan todos los días cómo convivir con enfermedades físicas…

Julia Ardón:
23 Junio 2010 a las 7:51 am

Si le damos vuelta a la pirámide ( esta o cualquier otra) nos queda la figura de un cáliz, el principio de todo: el vientre. Comenzaremos de nuevo para darnos de nuevo a luz.

castaño.c:
23 Junio 2010 a las 2:21 am

me ha tenido un rato,bastante,dandole vueltas en mi cabeza la piramide invertida y con gran satisfacion he comprobado que ha sido lo que he intentado,por supuesto con mis palabras,razonar con mis hijos.Creo que no tiene por que seguir un orden,el ser humano va intentando realizarse de mil maneras, con una base buena de la infancia,tan importante,esta todo mucho mas adelantado, al final va saliendo lo que te inculcaron:valorar las cosas sencillas,la naturaleza,compartir,la familia,la compañia,etc…bueno,poco a poco no se como nos cambio la vida,ves que hay un malestar general,descubres poca solidaridad ,ansia de dinero y falta de honradez,dejadez de las buenas costumbres,te rodeas de prisas,malos modos,soledad en fin estamos viviendo tiempos de cambios,creo yo,tengamos la esperanza que de esta crisis salgamos fortalecidos y recuperemos algunos valores que se han “relajado un poco y que son clave en el ser humano y seamos capaces de encontrar la felicidad a la que tenemos derecho.

~

Alejandro Huezo:
22 Junio 2010 a las 9:08 pm

La interdependencia de las necesidades no es una pirámide: es una madeja de varios hilos (fisiología, seguridad, afiliación, reconocimiento, autorealización) y de nosotros depende hacer un nudo absurdo de enredos o entretejer una soga para sostener con fuerza nuestra vida.

  •  JORGEFHR:
    22 Junio 2010 a las 9:17 pm El éxito de la teoría reside en los principios básicos de la naturaleza animal de la que el hombre es parte y añadida nuestra capacidad humana de la búsqueda de la felicidad- estabilidad emocional-creatividad. Comparto la teoría como un todo, siendo la perfección de la autorealización, tener superados “todos” los principios que comportan la supervivencia como especie.
  • La creatividad, la resolución de problemas, son innata a nuestra naturaleza, bajará de nivel en la pirámide en la medida para la que la utilicemos. La Cueva de Altamira es el ejemplo de la creatividad al servicio del primer escalón de la pirámide, y es creación al más alto nivel en su categoría. ¿tiene por ello dicho creador cubierta sus necesidades básicas?.
  • ~
  •  neuriwoman:
    22 Junio 2010 a las 8:57 pm

    La “Piramide de Maslow” como bien apunta el artículo es un elemento precrisis, ya que la forma de pensamiento occidental era que para poder pensar, filosofar o crear habia que haber cubierto previamente una serie de necesidades mas o menos fisiológicas. Sin embargo en la cultura oriental las grandes creaciones y realizaciones surgen del ayuno, la austeridad y las grandes privaciones.
    Supongo que Maslow habla de una forma generalizada en su sociedad, pero la realidad es que los grandes genios no surgían de estomagos llenos y confortables casas, más bien lo contrario. Y ese famoso refrán de que la necesidad agudiza el ingenio, también es aplicable a la creatividad, la empatia…Normalmente el que vive en la opulencia no es quien mas comparte lo poco que tiene, ni quien siente más empatia con el que tiene necesidades por tanto su nivel de moralidad y crecimiento interior esta sesgado por lo material.
    De la crisis, espero que sea etapa de aprendizaje inteligente, y no augurio de grandes calamidades y que con llevarnos las manos a la cabeza y quejarnos no es suficiente. Porque desde tiempos biblicos sabemos que despues de periodos de opulencia surgen periodos de carencias (aquel pasaje de la biblia de los diez años de vacas gordas seguidos de otros diez de vacas flacas…) pero nosotros llevabamos tanto tiempo de vacas gordas que dejamos de ahorrar para los malos momentos.
    Por ello nunca he sentido la piramide de Maslow como un dogma de fe, más bien como el enfoque desde el punto de la lógica de que teniendo todo cubierto la vida se lleva mejor y se tiene tiempo para la autorrealización. Lo cual como vemos en la vida diaria es lógico pero incierto, hay grandes personas y grandes artistas que pertenecen a esa base de necesidades a medio cubrir.

    ~

    Luca Franceschi nos termina diciendo, ejemplarmente:

    “Como personas tenemos que hacer como las organizaciones: establecer una visión de nosotros mismos a veinte años, nuestro propio proyecto y luego pelear por ello, adaptándonos, cambiando estrategias si es necesario, y ayudando a los demás, que es otra forma de trascendencia empática, una aliada indispensable. Gandhi decía: “La diferencia entre lo que hacemos y lo que seríamos capaces de hacer bastaría para resolver la mayor parte de los problemas de el mundo”.”

    ~

    ana:
    23 Junio 2010 a las 9:23 pm

    Ya que la vida del hombre está en constante movimiento, al igual que sus necesidades, deseos, pensamientos, emociones… me parece poco acertado el esquema de Maslow. La persona que se siente autorealizada hoy puede pasar habre mañana, ¿significa esto que mientras tenga hambre no podrá volver a un estado de autorealización? Creo que estas teorías a veces nos impiden comprender el mundo, por ser muy estáticas. Necesitamos una visión más flexible y en movimiento, como la vida.

    rayuela:
    23 Junio 2010 a las 11:48 pm

    ¿qué es es la homeostasis? ¿qué es sexo como necesidad cumplida sin intimidad sexual y sin seguridad física? no lo entiendo, si alguien me explica estas jerarquías se lo agradezco.

    Andrés Aguiar:
    25 Junio 2010 a las 7:55 pm Como en TODO, hay excepciones y axiomas que siempre surgiran a partir de una respuesta. Sin embargo, eso que intuimos y no sabemos explicar, es personal, cada uno propone su propia piramide de crecimiento y desarrollo individual. Si pensamos fuera del recipiente, simplemente esto podría no ser una piramide y ser un circulo, es decir un ciclo, iniciamos con la fisiología básica y hay distintos cáminos pausibles a seguir para llegar a la autorelización, la cual es diferente para cada persona.

    Con respecto a lo que venimos viviendo tanto socialmente, económicamente, politicamente y cientificamente; es bueno conocer todos los enfoques posibles y enseñar sus pros y sus contras. La piramide de Maslow, creo yo es simplemente una forma pragmática de entender un patrón general para llegar a algún objetivo. Sin embargo por la simple razón de la peculiaridad individual, cada quien puede prioretizar los escalones a su favor (con excepción del fisiológico claro esta). Por último creo que algo que debería de ser explicado en la piramide, es la existencia de traslape entre los escalones, ya que eso no dejaría cuestiones tan tajantes y definotorias.

    Paz.

    Anuncios

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    Blog de WordPress.com.

    A %d blogueros les gusta esto: