el copago con Sanidad y la descentralización del sector público

Leo un artículo de Robert Behn que dice: “El copago es útil frente al problema del déficit”. 

Este profesor que es de la Universidad de Harvard imparte en el IESE un curso de gestión pública dirigido a altos cargos de las distintas Administraciones Públicas del mundo– defiende el pago compartido de servicios como el sanitario para afrontar el déficit público. Y es que, a su juicio, “los altos niveles de déficit, incluyendo a mi país [Estados Unidos], son insostenibles”. 

Sin embargo, sí que es partidario en este momento excepcional de recortar el salario de los funcionarios, ya que la otra alternativa sería la reducción de plantilla. 

~

Asimismo, explica que otra fórmula para reducir costes es reducir en la escala profesional a algunos empleados, algo que ya se ha puesto en marcha en EEUU. 

Behn, asimismo, no cree que el Estado autonómico y local en España sea el único culpable del gasto público, como sí sugieren otros analistas. “No creo que la descentralización sea necesariamente buena o mala”, aclara. Sobre este asunto también pone el ejemplo de la primera potencia mundial, que cuenta con un sistema federal que ha resistido a los envites de la crisis y a la crisis de la deuda de algunos estados como California. Asimismo, este profesor de Harvard se suma a la corriente de los que ven necesaria una ampliación de la vida laboral para mantener los actuales servicios. 

El repertorio de casos empleados se centra en las actividades de gestión básicas a las que continuamente se enfrentan los directivos públicos cuando tratan de mejorar su eficiencia. 

La función pública ocupa nada menos que a 2.602.409 trabajadores, entre una Administración y otras, contando 135.950 de las Fuerzas de Seguridad, 57.000 de Correos y 102.000 en las universidades (PÚBLICO). En la España en recesión todo el mundo quiere ser funcionario, porque han visto que el despido a los temporales es una válvula de escape en la caída de ventas, y que el despido de los indefinidos cada vez costará menos. Pero nadie habla de su “productividad”, es decir, la diferencia entre la aparición de legislación en el BOE y su ritmo de aplicación real. 

Existe una visión bastante generalizada en los foros conservadores y liberales (y también en algunos foros de izquierdas) de que el sector público en España está sobredimensionado. Esta opinión es del economista Vicenç Navarro, que analiza el sector público. 

Él desarrolla que tales tesis, y la evidencia que utilizan para apoyarlas, son erróneas. 

En primer lugar, lo que se define en aquellos artículos como funcionarios no lo son. Las cifras que tales artículos citan corresponden al número de personas que trabajan en los servicios públicos (tanto del Gobierno central y autonómico como del municipal), incluyendo los servicios públicos del Estado del bienestar (tales como sanidad, educación, servicios sociales, escuelas de infancia, servicios domiciliarios, vivienda social) y los servicios generales (como correos, transportes públicos y servicios de seguridad, entre otros). 

Estos empleados tienen varios tipos de contratos, siendo el funcionarial la minoría (un 28%). Es lógico que el número de personas que trabajan en el sector público sea mayor que el número de empresarios y autónomos. Ello ocurre en todos los países de la UE-15 (el grupo de países que tiene semejante nivel de desarrollo al nuestro). En realidad, España es el país europeo donde esta relación empresarios y autónomos versus empleados del sector público favorece más al primer grupo. 

Así, mientras que en España (2008) el porcentaje de personas adultas que son empresarios y autónomos es mayor (10,64%) que el promedio de la UE-15 (9,78%), el porcentaje de personas adultas que trabajan para el sector público es sólo el 9%, uno de los más bajos de la UE-15 (cuyo promedio es el 16%). 

En los países escandinavos es el 26% para Dinamarca, el 22% para Suecia y el 19% para Finlandia, estando estos entre los países cuya economía es más eficiente y emprendedora en la OCDE, tal como señala el último informe sobre competitividad y eficiencia económica de esa organización, publicado por el prestigioso Economic Policy Institute de Washington. Una situación semejante ocurre, por cierto, en Cataluña, donde el número de empleados en el sector público es incluso menor. 

En contra de lo que dicen aquellos artículos, el problema que tenemos en España es el opuesto al que tales reportajes denuncian: el sector público está subdesarrollado en lugar de sobredimensionado. 

En fin, estos son datos también para hacernos a la idea de cómo puede ser el recorte empezando por arriba, y de cómo hay ya profesores eméritos suficientes que dicen de que la descentralización no es toda la clave del problema, aunque sí la mala eficiencia y gestión, por lo que es bueno también ponderar el gasto a través de alguna fórmula de copago y siempre con las condiciones que se estipulen para los diferentes casos o situaciones particulares.

Publicado por: virginiawoolf | 23/06/10 en 19:58

Este post es en contestación a otro de Jose Carlos Díez que trata sobre la subida de impuestos y la situación del déficit también en Reino Unido y cómo allí también se han tomado medidas duras por el sector más liberal.

Si has seguido la campaña, Camerón escondió su estrategia y lo primero que hizo el primer al llegar a Downing Street fue advertir que la situación de las finanzas públicas era peor de lo que esperan, el déficit público declarado era de dos dígitos, para justificar que tan sólo un mes después de una campaña electoral hará cosas que no había anunciado y que contradicen su programa. Algunas blogueros diréis que es una perversión de la Democracia pero es la realidad. El juego democrático es un juego de información asimétrica, cargado de incertidumbre y con una oferta oligopolística con escasas opciones para elegir, por lo tanto es un sistema nefasto salvo si excluyes al resto de los conocidos como defendía Wiston Churchill. Cuando uno es un economista observador debe aceptar la realidad como es y no como le gustaría que fuera.

En España quedan dos años para las elecciones generales y el PP también defiende que se puede eliminar un déficit estructural de 6 puntos de PIB sin subir impuestos, aunque si te fijas desde el pasado verano ya han dejado de hablar de bajarlos, y argumentan que ellos ya lo hicieron en 1996. En 1996, el déficit estructural era la mitad, la economía ya crecía al 4% en 1995 y había creado 300.000 empleos y no se había producido la peor crisis financiera mundial de los últimos ochenta años que ha destrozado los canales del crédito, limitando el crecimiento potencial de las economías.

El PP ya gobierna en varias comunidades autónomas y mi amigo Carlos Rodríguez Braun se escandalizaría si les llamáramos liberales. Yo vivo en Madrid y la comunidad me subvenciona la sanidad, la educación de mi niña, el transporte público, etcétera. Mi Gobierno regional no para de subirme los precios públicos y el del ayuntamiento las tasas y los impuestos como el IBI. Además, la deuda pública que es un impuesto diferido en el tiempo ha aumentado un 20% en la Comunidad de Madrid desde que comenzó la crisis y han recibido mucho dinero del nuevo modelo de financiación autonómica que Esperanza Aguirre criticó, por lo que parte de lo que se consolida como deuda del Estado es de los madrileños, aunque en el resto de comunidades ha sucedido lo mismo. La deuda desde que llegó Gallardón al ayuntamiento la deuda se ha multiplicado por siete.

Soy un pensionista de la Comisión Europea cuyo servicio médico paga los tratamientos una vez que se han dado una serie de pasos, entre otros que un tribunal médico, a miles de kilómetros, juzgue la pertinencia del mismo. Tengo una enfermedad que me ha llevado a tener que afrontar importantes tratamientos urgentemente que llevan aparejadas importantes facturas. He tenido que adelantar una cantidad equivalente a mi pensión de tres meses para uno solo de ellos y estoy esperando a que los faxes vayan y vuelvan para asegurarme de que en algún momento voy a cobrar. Cuando oigo hablar de copagos, o adelantos a cuenta, yo no teorizo, tengo práctica y se me pone la carne de gallina. O se instrumenta una burocracia que funcione o nos pareceremos más a los EE UU, el país más ineficiente en estos menesteres. 

Publicado por: Nicolás | 23/06/10 en 22:51

plaentxi

Muy buen post José Carlos. 
Es una actitud valiente el analizar lo que se ha hecho mal y buscar alternativas. Desde la caída del muro es como si todo el mundo occidental se hubiera creído el cuento del fin de la historia de Fukuyama. Todos rendidos sin condiciones a la ideología económica liberal de los Estados Unidos. Ya habíamos llegado al fin del trayecto ideológico, éramos los más listos. ¡Viva la Pax Americana, Wall Street y la pereza intelectual! 

Estoy de acuerdo contigo. No hay más remedio que subir impuestos y los que más tienen más tendrán que contribuir. Después de más de 20 años ya podemos sacar algunas conclusiones de la locura liberal que nos ha asolado: 

 Los ingresos de la familia media estadounidense han crecido el 13% en términos reales en los últimos 20 años pero las 400 fortunas más importantes han incrementado su riqueza en un 400%
http://i.huffpost.com/gadgets/slideshows/6121/slide_6121_81507_large.jpg?1277326839007
 El 80% de los estadounidenses acumula el 15% del total de la riqueza del país. Mientras que el 1% de los más ricos acumula el 35% de la riqueza total.
http://sociology.ucsc.edu/whorulesamerica/power/images/wealth/Figure_1.gif
 La gran mayoría de la riqueza del 90% de los estadounidenses con menos ingresos está en sus viviendas que están sufriendo una deflación brutal y depósitos bancarios con rentabilidades irrisorias. Eso sí, la gran mayoría de la deuda está concentrada en el 90% de los estadounidenses con menos ingresos.
http://sociology.ucsc.edu/whorulesamerica/power/images/wealth/Figure_2b.gif 

Si el 1% de los más ricos fueran un poco listos, se ofrecerían voluntariamente para que les subieran los impuestos. Simplemente por una razón de puro egoísmo. No creo que ningún súper rico europeo o estadounidense desee la “guatemalización” de sus países y tener que contratar guardaespaldas para sus hijos o vivir en fortines amurallados sin poder pasearse tranquilamente por la calle. 

Si el 1% de los más ricos fueran un poco listos no ignorarían a su antiguo enemigo Karl Marx y su vaticinio consistente en que el Capitalismo se colapsaría cuando los trabajadores no pudiesen comprar los productos que ellos mismos fabricaban. ¿Cómo los van a comprar si ya están saturados de deuda para los próximos 30 años? Los ingresos reales de los trabajadores ajustados a la inflación apenas han crecido y solamente se ha mantenido el engranaje de consumo y crecimientos PIB mediante endeudamientos salvajes que como bien dices José Carlos, es un impuesto diferido. 

Desgraciadamente, las élites de hoy en día ni siquiera estudiaron un poquito de historia. El sector financiero repartió 100.000 millones en bonus y salarios en el 2009 justo un año después de la debacle. Espero que con ese dinero alguno de esos analfabetos de la historia se haya comprado la biografía ilustrada de María Antonieta para ir así preparándose a lo que les espera.
 

Publicado por: plaentxi | 24/06/10 en 2:20

Me parece muy importante plantear la posibilidad del copago en sanidad. He vivido en Bélgica y allí se apunta uno a una mutualidad que, por cierto, están a cargo de los partidos políticos supongo que para su financiación, y se elige el médico que uno quiere y se le paga directamente la consulta. Después la mutualidad te reembolsa el 85 ó 90% no recuerdo bien. 

La implantanción del sistema tendría una doble virtud: aumentar los ingresos y rebajar los gastos porque siempre es disuasorio acudir a la consulta si tenemos que pagar. Todo esto manteniendo los centros de salud. 

En cuanto a las autonomias la cuestión no es si con un sistema centralizado se funcionaría mejor o no que tampoco nos ha ido tan mal. Pero lo principal es que se estableció porque las llamadas nacionalidades históricas las impusieron si se quería que entraran en el sistema. Quizá lo peor fue el restablecimiento del sistema foral en el Pais Vasco y Navarra que crea agravios comparativos para los demás en especial para Cataluña. 

Pero creo que algunos analistas internacionales, seguramente por ignorancia, y algunos nacionales se equivocan cuando plantean la existencia de las autonomías. 

Los partidos políticos, en cambio, salvando que a veces mantiene distintas posiciones en Madrid y Cataluña, ponen sordina al supuesto problema. Es más, cuando necesitan los votos nacionalistas se aprestan a transferir nuevas competencias. 

Saludos, Juan Carlos Ortigosa 

Publicado por: Juan Carlos Ortigosa | 24/06/10 en 8:34 

A juicio de Robert Behn, “los altos niveles de déficit, incluyendo a mi país [Estados Unidos], son insostenibles”.

El profesor de la Universidad de Harvard Robert Behn –que imparte en el IESE un curso de gestión pública dirigido a altos cargos de las distintas Administraciones Públicas del mundo– defiende el pago compartido de servicios como el sanitario para afrontar el déficit público.

“Yo pago 15 dólares cada vez que voy al médico”, ejemplifica. En su opinión, ese sistema es eficaz para sanear las arcas públicas, ya que “nadie puede prever cuándo se va a poner enfermo”. Esta iniciativa –a la que abrió recientemente la puerta la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, pese a que luego fue desmentida– ya ha sido puesta en marcha con éxito en otros países, avanza este estratega del sector público, que asesora a altos cargos de una treintena de países.

Aunque deja claro que él no es un especialista a la hora de medir el impacto de los recortes impulsados en países como Portugal o España, este profesor sí que es partidario de aprovechar la actual crisis para optimizar los recursos disponibles con unas recetas válidas para todas las economías. Según Behn, “la mejor pregunta” que se puede plantear en la actualidad es la siguiente: “¿Cómo se puede aprovechar la crisis para mejorar el liderazgo de las Administraciones Públicas?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: