sobre la belleza física y el amor

Mira te dejo con este artículo , lo escribí hace meses, está basado en las enseñanzas de Elsa Punset, de nuevo, es que ¡cómo no!, ella es muy inteligente.

Y trata sobre la belleza física y la necesidad de amar, que es una cosa mucho más profunda.

Léelo despues de la cena:

Para todo dependemos de la belleza, del atractivo físico, pero el amor no tiene nada que ver con la belleza física.

El amor no es una cuestión de belleza, no sé, gracias a la vida, tiene muy poco que ver con el aspecto físico de las personas. Yo creo que esa es una de las cosas que hace el amor algo tan especial. Para todo dependemos de lo atractivo, de los ojos, de la mirada, digamos física, de los demás. Y justamente en el amor no. Hay algo que traspasa, que va más allá.

Y es curioso porque esta es una discusión que tenemos muy a menudo con los amigos, porque a veces pensamos que estamos en un lugar donde hay mucha gente y pensamos que por lo menos con 2 o 3 personas podríamos encajar perfectamente y tener una relación de amor bonita y sostenida, a lo largo de toda la vida.

Pero yo a mí eso no me convence ¿sabes?, yo le decía, no, no es así, hay algo mucho más mágico, yo eso no lo puedo probar. Otras veces os traigo mis estudios científicos, pero eso realmente es sólo una intuición.

Yo tengo la sensación de que cuando quieres a alguien, cuando alguien significa algo especial en tu vida, de alguna forma es una conexión que se hace de una forma muy especial, no puede ocurrir con tantas personas.

Pueden pasar muchos seres humanos a lo largo de una existencia, puedes pensar o soñar con la persona amada y puedes incluso llegar a la conclusión de que el patrón de aquel ser humano que has conocido encaja con tu príncipe azul o princesa, pero que verdaderamente esa conexión exista pasa una vez en la vida, o pocas veces, y cuando la tienes parece un milagro, porque fíjate pasa poco.

Y lo que se reconoce es que cuando te enamoras hay conexión física pero también emocional, mental, muy importante, y se reconoce que hay este elemento. Y no ocurre muchas veces.

Y realmente lo que dice la película “Antes del amanecer”, es que te crees que a los veinte años esta conexión ocurre fácilmente, y es verdad pasan años y te das cuenta de que no es nada fácil, que te puede pasar unas veces en tu vida, pero no muchas veces, que son oportunidades.

Y habla de la intimidad, hay quien piensa que necesita mucho tiempo para desarrollarse la intimidad de alguien que uno no conoce bien, y hay otros que no, que piensan que la intimidad es instantánea, y se sienten de pronto identificados con alguien, con un desconocido que pensamos que bueno lavarnos los dientes delante de él o de ella es lo más normal del mundo.

Claro, tú piensas ¿qué es lo que te hace el amor? El amor básicamente te vuelve muy vulnerable. Piensa que todos nacemos vulnerables, como niños, y lo ves en los niños y nacemos muy inocentes y muy creativos, buscamos la transformación y el descubrimiento, pero qué ocurre a lo largo de la vida, que poco a poco te vas protegiendo, y una de las cosas que ellos, los protagonistas de la película, descubren curiosamente es que ellos se pierden, no se encuentran a los seis meses en una cita más tarde, y se pasan la vida echándose de menos, pero ¿qué ocurre?, que ninguno de los dos realmente lo reconoce, es decir, es muy difícil admitir que estás abierto a alguien de esta manera, es una vulnerabilidad emocional del amor a los demás. Y entonces da mucho miedo, muy a menudo, pues te da miedo hacer eso, enamorarte.

Porque para amar y querer uno ha de ser valiente, no sólo es necesario desearlo, quererlo, hay que proponérselo. El destino a veces nos da la posibilidad de poder ser personas valientes, aguerridas y mirar en la dirección no equivocada, sino correcta. Pero ¿para el amor? Yo creo que para algo más.

¿Para qué? Para aprender. Yo creo que las personas a las que amamos son aquellas que son nuestros maestros. Bueno, yo creo que todos somos maestros, pero en particular las personas que amamos.

¿Por qué? Porque son las únicas capaces de romper esa resistencia, esas defensas, que a lo largo de la vida, vamos construyendo contra los demás, contra el dolor, contra el abandono de los demás.

Contra el desprecio de los demás, contra la indiferencia de los demás, cuando te enamoras, te atreves completamente en todos los sentidos, estás abierto al otro, y ahí es donde tú puedes aprender una lección, una lección de vida muy importante.

~

muchos besitos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: