la figura de apego de la madre

A raíz de las lecturas que llevo, ahora con Jose Antonio Marina, que está muy preocupado por la educación de los niños quiero citarle en torno a la presencia que él justifica tan importante de la madre.

Lo cierto es que habla de ellos, por edades, “desde los 18 meses -dice- los niños perturban intencionadamente a sus madres, disfrutan saltándose las prohibiciones, engañándolas deliberadamente, tanteando hasta dónde pueden infringir las reglas. Lo sorprendente es que los niños parecen anticipar el sentimiento de sus madres y encuentran placer en poder afectarlas de esa manera.”

Estos textos también proceden de psicólogos americanos, de donde Jose Antonio Marina extrae y bucea, pero fíjate a pesar de eso, habla de “madres” y no de padres.

Y vamos a seguir:

“Trabajando por su lado, los neurólogos nos dicen que ya desde los 15 meses se produce la integración de los dos circuitos límbicos -el excitatorio y el inhibitorio-, que son la sede neuronal básica de la afectividad. El excitatorio había madurado previamente. Ahora le toca el turno al inhibitorio. Desde los 10 a los 18 meses se están estableciendo las conexiones entre las estructuras límbicas y las corticales”.

“A esta edad, el niño va a enfrentarse con la mayor crisis de su desarrollo: el conflicto entre la nueva autonomía que consigue y la antigua relación simbiótica que abandona. Su mundo afectivo va a sufrir rudos cambios. Hasta los 30 meses hay una época en que no puede evitar los ataques de furia. Aparecen también el juego simbólico, las pesadillas, el interés por los genitales, los cambios bruscos de humor y otros sentimientos en los que intervienen las normas, el juicio sobre el comportamiento propio y ajeno.” “Descubre el sentido de la responsabilidad y entran en su vida las miradas ajenas, poderosas, acogedoras o terribles como dioses omnipotentes y lejanos: la vergüenza y la culpa.”

Pero bueno, esto es en relación al aspecto neuronal, cortical.

Pero es que mira fíjate aquí, lo que dice: “Schore dice una frase sorprendente que me parece extraordinariamente poética: “La madre es el córtex auxiliar del niño”.” Bueno, y dice la “madre”, no el padre.

Luego en otro sitio se habla de la figura del apego, que es tan importante por lo mismo. “La presencia o ausencia de una figura de apego determinará que una persona esté o no alarmada por una situación potencialmente alarmante; esto ocurre desde los primeros meses de vida, y desde esa misma edad empieza a tener importancia la confianza o la falta de confianza en que la figura de apego esté disponible, aunque no esté realmente presente”.

Esto es importante, porque lo decisivo no es la presencia sino la confianza mas que nada en que se esté en potencia o posibilidad.

Luego habla de la autorregulación emocional del niño, el aprendizaje del autocontrol, habla de la disciplina que es necesaria, para que el niño se sienta amado.

Pero voy a seguir con este planteamiento que da más importancia a la “madre”, al menos por estos textos:

“Podemos considerar que el desarrollo es un cambio perdurable en el modo como una persona se percibe a sí misma, percibe su ambiente y se relaciona con él. El entorno social de la primera infancia, recibido a través de la madre, que es la gran mediadora, influye directamente en la evolución de las estructuras cerebrales responsables del futuro emocional del niño.”

“La tarea que ocupa los primeros años del niño es el paso de la autorregulación diádica, entre el niño y su cuidador, a una autorregulación del afecto. Durante la primera infancia, una de las principales tareas de la madre, dice Fogel y Kristal, es ayudar al niño a que soporte tensiones cada vez más intensas.”

“En los primeros meses, el niño depende de las intervenciones apaciguadoras de los cuidadores. El desarrollo de la corteza aumenta la tolerancia de los niños a la estimulación, Al final del primer año, gatear y andar capacitan al niño para regular más eficazmente los sentimientos acercándose o alejándose de los estímulos.”

En otro sitio, todavía se esmera más en contemplar la relación materno-filial, cuando se establece un diálogo con la madre:

“En estas largas y silenciosas conversaciones entre la madre y su bebé hay tal sincronización en sus miradas que Bruner ha utilizado el término “realidad visual compartida” para designar la armonía sensorial y sentimental establecida. La madre está induciendo los cambios de humor sel niño, enseñándole cómo sentir, cuándo sentir, y si hay que sentir algo sobre los objetos particulares del entorno.”

“Los experimentos de Campos y Stenberg han demostrado que el niño intenta ajustar sus sentimientos a los sentimientos que observa en su madre, como si ella fuera la definitiva intérprete de la realidad. Rilke lo ha expresado de forma poética en su “Tercera elegía”:

‘¿Dónde ay quedaron los años cuando tú, sencilla,
con tu figura esbelta atajabas el caos bullente?’”.

“Estos intercambios producen efectos psiconeurofisiológicos en la personalidad, ya que provocan un aumento de los sentimientos positivos que se requieren para proseguir el desarrollo emocional y cognitivo. Según muchos autores, en este periodo puede establecerse la “capacidad hedónica” (Meehl), la “afectividad positiva” (Watson y Clark) y “la intensidad afectiva” (Larsen y Diener). También parece dibujarse la topografía de lo interesante, de los aspectos del mundo personalmente relevantes para el niño (Van Lancker). El niño, siguiendo el poema de Rilke, queda:

‘aliviado, bajo los párpados
soñolientos, disolviendo la dulzura de tu leve modo
de dar forma a todo’.”

“Dentro de esta continua y cálida corriente comunicativa surge el lenguaje, la gran creación. Todos nacemos preparados para adquirirlo. El niño es un genio lingüístico, y su habilidad para aprender es tan prodigiosa que muchos investigadores creen que nace sabiendo ya las estructuras básicas de un idioma universal que el ambiente lingüístico completará y dará contenido. El niño antes de hablar forma significados, vive entre cosas que identifica, y su mundo personal va a ser increíblemente aumentado por la aparición del lenguaje. A los 18 meses, la mayoría de los niños poseen un léxico de unas cincuenta palabras y entienden unas cien. Entonces aparece una ‘exploxión denominadora’. Los bebés quieren poner nombre a las cosas”.

“El niño de 4 años vive en un mundo mágico, lleno de amigos fantásticos, en el que se adentra con un pensamiento figurativo, metafórico y poco lógico aún. En su mundo privado -lo que los filósofos llaman mundo intencional- no se distingue todavía claramente lo real de lo irreal. El progreso de la inteligencia va a consistir precisamente en establecer la separación. El niño va configurando la objetividad, tiene que hacer compatible sus opiniones y sentimientos con las opiniones y sentimientos de los demás. Uno de sus grandes alardes consiste en comprender que los demás ven cosas diferentes de las que ve él. Cada persona tiene una perspectiva distinta. Que el niño mantenga una cierta estabilidad mental y cordial en este mundo complicado demuestra una vez más su genialidad”.

Bueno, pues quería compartirte todas estas cosas nuevamente para que nos fijemos lo señalado que está en la educación la figura de apego de la madre. Tan es así, que me atrevería a decir que es genético y que es una fuerza instintiva y cerebral, cortical, que está como señalada en el especial instinto de madre. Por tanto, tú como padre, en principio, tienes que saberlo, que por una razón evolitiva en el cerebro del hombre, la mujer tiene como madre una especial fuerza que ella desarrolla cuando imprime ese carácter maternal sobre el hijo. Estamos hablando de fuerzas muy primigenias, de caracteres que están muy en lo hondo humano, contra los que no podemos luchar a veces. Y se producen entonces estas sinrazones de ahora que tú estás viviendo ¿Cómo es posible?

A veces entre dos seres que son instruídos, educados, que tienen cultura académica, etc, y que sin embargo en cuanto a los sentimientos humanos los están viviendo con un carácter visceral. Ahí, es donde está la inteligencia emocional, y no me digáis que es lo mismo que la otra inteligencia estructural, no, no lo es, y se demuestra cada día, por estas sinrazones.

Y además conozco ejemplos, vividos o referenciados por amigos a mí, o bien extraídos de ejemplos de otros libros. Y te podría poner varios casos, uno similar al tuyo, en que el padre -que es Leo, es conocido mío, y Leo es una persona muy apegada y muy maternal- pues ha tenido también que denunciar a la madre, y además que poner una demanda también por la custodia. En fin, parece que es como si estuviera grabado en los genes de la madre, en cuanto ésta ve que el padre quiere perturbar su labor de madre, parece que la considera exclusiva suya, y no le deja, o se pone celosa de compartirla.

Yo no he visto muchas madres, yo no me llevo bien con las madres, y es por esto, porque en cuanto mis amigas se han convertido en madres, se han vuelto posesivas.

Lo ideal sería reconocerlo, que quizás han habido celos, por sobreprotección más que nada, por querer interferir en la labor de madre, que es tan instintiva, donde el apego corporal, comunicativo es tan fuerte.

Por esta misma razón, se separan muchas parejas, cuando es un momento que se debería vivir unidos, si se llevase bien, porque los hijos unen mucho y necesitan de vosotros dos, del padre y de la madre. No obstante, bueno, lo importante no es sólo el apego emocional y físico, sino el que él sepa que tenga la confianza de que se está cuando se necesite. En realidad, esto es así, no se puede luchar; por eso creo que la naturaleza de la madre pone unas barreras y unas defensas muy altas, hasta tal punto que al ser que le ha dado ese hijo, al padre, llega a aborrecerle, llegado el caso, se pasa del amor al odio más irracional.

Y también he visto casos en que es el padre el que se va, y abandona a la madre con el hijo, pero es por la misma razón, porque se ha creado un vínculo tan posesivo que el padre tampoco lo acepta, se siente excluído de él, y de hecho tengo una buena amiga que vive con un niño que es inteligentísimo, y ella es una gran persona y buena amiga, y ademas poeta y buena escritora, es decir, hablamos de alguien instruido culturalmente, y sin embargo, ha fallado la relación emocional a ese nivel con el compañero sentimental en cuanto ha tenido que rivalizar con la figura afectiva de la madre.

No es el caso, por ejemplo, de Virginia Woolf, ni tampoco el mío, ella no tuvo descendencia ni quería tenerla, porque para eso ya tenía la de su hermana, y en mi caso, me parece que no siento ningún apego por la figura de la madre, ni me identifico en absoluto con ella. Si acaso con la relación madre-hija, pero en un plano de desapego y espiritual, esto es lo que más me interesa de la mujer, a mí misma. Pero en cuanto a lo instintivo me interesa conocerlo pero para observar también cómo se determina o se condiciona esta conducta y cómo podemos hacer para que no nos condicione tanto de esa manera.

Si hablaséis entre vosotros. Y tal vez por esa criatura indefensa, que es la que siempre sufre, podríais pensar la cosas mejor. Porque la vida siempre viene de vueltas.

Basta que el padre ahora pongas una lucha y la madre opondrá una barrera; por eso a veces es mejor ceder a la madre por el padre, dejarla a ella, en cuanto ella vea que él cede, y que ya no le importa que ella esté con la niña, entonces verás cómo ella es la que se preocupa más y viene hacia él.

Por eso no hay por qué preocupar, sin estar actuando apasionadamente en este tema; el hecho de haber tenido que llegar al juzgado muchas veces a preparar los papeles de la guarda y custodia, esto me parece muy fuerte, cuando se llega a estos términos; pero bueno, es lo que hacen muchas personas razonables, antes que otros métodos.

Estas cosas que son tan íntimas y a veces que no las podemos dominar, porque se trata de impulsos sobre los que actuamos furiosamente, que nos dominan, fíjate hasta que punto el inconsciente es importante.

Yo creo que debes comunicarte aunque sea por escrito, y razonar sobre estas ideas sobre la educación materno-infantil que te pongo aquí, para que entre los dos consigáis tener el mejor entendimiento y que éste en ultimo término lo sienta y lo perciba así vuestra hija que es el ser al que os estáis dando y entregando.

Es muy difícil por ello, para mí aconsejar, pero me atrevo a decírtelo, desde las lecturas, desde la mayor objetividad posible que yo pueda tener. En fin, intento comprenderte; y al mismo tiempo, me doy cuenta que yo estoy demás, que es imposible, pero bueno, eso es lo que quería decir.
~

Hay un psicólogo que ha sido entrevistado por Eduard Punset, que se llama Richard Wiseman, de nacionalidad británica, y lo cierto es que ha realizado muchos experimentos con gente, y ha llegado a la conclusión de que las parejas, las que se mantienen unidas, en principio duran más las que tienen afinidades entre ellas, es decir, los extrovertidos se llevan mejor con los extrovertidos y los introvertidos con los introvertidos, y decía que esto sólo tenía una excepción y no se cumplía cuando los dos tenían un carácter dominante, entonces terminaban separándose.

Y por otra parte, estaba otra cuestión, y es que cuando se dice algo negativo del otro, esto se quedaba grabado como una huella, y lo negativo siempre tiene más impacto que lo positivo, porque se recordaba, a veces se podía perder una amistad, decía, con sólo un comentario negativo hacia una persona. Lo cierto, es que en sus experimentos decía que las parejas que permanecían juntas eran aquellas que de cada comentario negativo, para compensar este habían hecho cinco positivos, es decir, esto viene a decir, que es muy importante reforzar el lado positivo activamente, y no quedarse pasivo, es necesario incluso reforzarlo hasta 5 veces más, porque el subconsciente nos traiciona y tendemos a recordar lo negativo más que lo positivo.

~

Lo que yo veo es que se ha cerrado tu corazón, como pasa a todos los hombres, tal vez porque el sexo se ha convertido ya en algo mecánico en la pareja, y no hay ese vértigo de la primera vez, y ella, la mujer madre también se da cuenta de que ya no le interesais como antes, esto es otra razon, porque los hombres también por motivos evolutivos estáis programados para tener muchas experiencias con mujeres, precisamente por una razón de la evolución de la especie, y bueno la madre, todo esto también lo siente; y en vez de creer que tú estas haciendo un master o un trabajo extra, lo que cree es que ya no le interesas, que no le gustas como antes y que estás por ahí conociendo a otra gente.

Yo creo que todas estas cosas tienen que hablarla la pareja, y tienen que empezar a abrir el corazón , porque eso es lo que ha faltado; y el corazón se ha cerrado por eso mismo, porque hay un hecho innato evolutivo y es que os lleva a huir, a ir hacia estar con mas mujeres, porque la suya ya no la desea sexualmente, bueno esto lo diría Freud, y Freud se equivocó en muchas cosas al exagerar el hecho sexual; y lo que hay que convencerse es que toda la irracionalidad que se está viviendo en estos momentos se debe a razones de tipo evolutivo, que teneis que entenderla, y solo así se podrá abrir el corazón y recuperar a su familia y a su niña, y luchar por las dos y no solo por una; intentar que sea así.

A mí si esto me estuviera pasando creo que estaría ahora mismo en las puertas del suicidio, pues yo no tengo demasiadas fuerzas para arrostrar la vida. Y si me he metido en líos en mi vida, en seguida he salido.

Es que si lo piensas, esto mismo va a pasar cada vez que se conozca a una nueva mujer, al final todo lo vais a canalizar por la sexualidad, y ya nos reduciréis a sólo eso, al final, a la prostitución. Y cuando si lo piensas bien las reacciones que han tenido las mujeres madres, son normales, y se las tiene que disculpar, más en madres primerizas, por lo menos intentálo.

Es que los sagitarios con esto de pluton es verdad habeis sido muy orgullosos, pero ya se ha ido, así que lo mejor es sentir y abrirse a los sentimientos, como ya lo estabas haciendo cada vez que estabas con tu niña.

Y la otra razón está muy clara, ella ha sido herida en su orgullo intelectual frente al tuyo.
Es cierto, entonces, que ella tenía que haber comprendido la situación como madre, pero saltó, porque tal vez ella quería competir contigo, y eso os ha llevado a una espiral de la que tenéis que salir de alguna manera, yo creo.

Bueno, esto espero que sea un poco como el colofón de mi celebración de cumpleaños para ti.
Deseándote también muy buen día y gracias por tu felicitación!!!!
esther xxx
~

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: