la esencia de las prácticas contemplativas

 

    Elsa Punset:
    29 Marzo 2010 a las 10:41 pm Hola. Creo que el interés por las prácticas budistas se debe a varios elementos. Os comento uno que a mi me parece sobresaliente: hablar de plasticidad cerebral implica que podemos influir de forma directa en nuestro cerebro. Todavía no sabemos muy bien cómo, pero estamos descubriendo que una de las formas más sencillas y eficaces de hacerlo es a través del propio pensamiento, por ejemplo a través de las prácticas contemplativas. Los budistas han mantenido estas tradiciones de forma muy activa a través de la meditación, y como algunos monjes están colaborando en distintos laboratorios de neurociencia, podemos medir determinados aspectos de sus prácticas. Dado que los resultados son muy llamativos, se habla mucho de ellos últimamente. ¿Significa esto que todos hemos de convertirnos en monjes budistas? ¡Por supuesto que no! Los humanos formamos un ecosistema emocional y social muy variado. Cada camino es único, afortunadamente.Y la esencia de lo que nos podría beneficiar con las prácticas contemplativas también puede conseguirse por otros medios (afecta a tres funciones fundamentales del sistema nervioso: la regulación, el aprendizaje y la selección). En términos concretos, estamos hablando, por ejemplo, de lograr centrar la atención (una capacidad bastante olvidada en nuestra sociedad occidental sobre-estimulada), de activar determinadas partes del cerebro, o de filtrar algunas emociones perjudiciales- envidia, estrés, exceso de irritación, de ira y de preocupación… que hacen sufrir y desgastan a las personas. Esto se puede lograr pintando, cantando, creando, caminando… o meditando, que es una herramienta sencilla, rápida, barata y aparentemente muy saludable (el neuropsicólogo y escritor Rick Hanson dice que la atención plena es para la mente lo que el ejercicio aeróbico es para el corazón.) Richard Davidson es uno de los neurocientíficos que intenta aplicar, con cierto éxito, estas técnicas a las vidas de los occidentales atareados, entre los que nos incluimos casi todos. Un abrazo.

~

virginiawoolf:
25 Marzo 2010 a las 11:10 am

La verdad es que estos monjes dan un poco de envida allí en su Himalaya ¿no?

Os dejo este texto -por su belleza y porque lo contiene todo- de Deepak Chopra:
“…
“Qué piensas del trabajo que acabas de hacer?”

“Que no tenía objeto”, se desahogó Arturo.

“Exactamente, y lo mismo sucede con la mayoría de los esfuerzos del ser humano. Pero la inuti-lidad solo se descubre cuando ya es demasiado tarde, una vez realizado el trabajo. Si vivieras hacia atrás en el tiempo, habrías reconocido que hacer esa zanja no tenía objeto, y no te habrías molestado en comenzar a cavar”.

Podría decirse que todo profeta vive hacia atrás en el tiempo, puesto que aparentemente experimenta lo que aún no ha sucedido. Se diría que el día del nacimiento de un mago es el día en que desaparece del mundo, suponiendo que en realidad muera. Según Merlín, el tiempo es la eterni-dad cuantificada. Todos estamos rodeados por lo eterno. Para el mago la muerte es solo una creencia, si pensamos en nuestro cuerpo como aquel que nos marca nuestro principio al nacer y el fin cuando morimos. Para Merlín todo es energía pura, y la energía no tiene principio ni final. Nuestra sabiduría interior es eterna.

“Yo soy esa chispa de consciencia. Soy inmortal e inmune al tiempo. No te limites a especular sobre mí, a juzgar si debes aceptarme o rechazarme. Sumérgete hasta el fondo y desecha todas tus dudas. Cuando finalmente nos encontremos, sabrás quién soy. Y entonces mi inmortalidad no será una simple noción, será una realidad viva en ti”.
…”
~

Sólo me gustaría terminar haciendo una advertencia, se pueden hacer muchas, y es que los antropólogos y los sociólogos nunca han tenido libertad de movimientos, hasta ahora sólo le habían permitido estudiar al salvaje bambara de Africa; realmente si estudiamos a los grupos humanos, yo no sé, efectivamente “el mayor afrodisíaco” es el poder, que diría Nietzche. Y de vuelta con el viaje al “poder” de la mente… tal vez, como dice Eduard.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: