sobre la economía en China

El que China haya entrado en el comercio mundial con esa gran fuerza es porque los bajos precios de las exportaciones chinas benefician también al país que es importador.
Frente a los temores proteccionistas de los EEUU en un mundo globalizado las cifras del comercio bilateral son irrelevantes, en otras palabras mientras China trabaja con muy poco margen y bajos salarios, las compañías norteamericanas y las demás extranjeras obtienen beneficios formidables.
Desde ese mismo enfoque, está claro que la responsabilidad que a veces se imputa a los fabricantes chinos por sus bajos precios no se debe tanto a su esfuerzo en costes para competir entre ellos, sino sobre todo a la capacidad que los grandes distribuidores en destino tienen de estrangular a su proveedores al disfrutar de un fuerte dominio del acceso al consumo final con sus redes de puntos de venta y su gran proporción de cuota de mercado.
Forma de explotación que se hace todavía mayor con las marcas blancas que crean los propios distribuidores, de modo que los precios a que deben faricarlos los proveedores se envilecen más y más desde el punto y hora en que el gran distribuidor siempre está en la posición de poder cambiarse a otro más sumiso que le haga el producto por un precio idéntico o incluso menor.

Pero China es el gigante que emerge.

La evolución del rápido crecimiento permite señalar que el verdadero salto adelante de China está produciéndose desde 1978 por el impulso de las modernizaciones.
Publicado por Ishtar Sylphide en 21:45

Más sobre los cambios tecnológicos en la economía:

Yo lo plantearía como que estamos ante un callejón sin salida. Y es porque no hay integración ni regional ni del sector de la productividad.
Algo de esto sin embargo en Japón ya pasó y se resolvió a través de lo que los economistas llamaron la teoría de los gansos voladores.

Situaciones en las que la dinámica descrita en las curvas de aprendizaje se puede utilizar para enriquecer a los países, mejorándolos tecnológicamente unos detrás de otros, y eso es lo que tendríamos que hacer aquí y claro que tiene la culpa Zapatero y en general los responsables de la economía, también los bancos que sólo buscan el propio beneficio, sin pensar en el beneficio de un país.

Hace algunos años, por ejemplo, Japón producía ropa barata, consiguiendo aumentos de productividad que elevaron tanto el nivel de vida a “modo difusivo”, que ya no se podía producir rentablemente allí un producto relativamente poco sofisticado como un vestido. De su producción se hizo cargo Corea del Sur, mientras que Japón mejoraba gradualmente su industria pasando a fabricar algo un poco más sofisticado como eran los televisores. Cuando Corea del Sur mejoró la ropa se fabricó durante un tiempo en Taiwán, hasta que allí sucedió lo mismo: los costes de producción aumentaron demasiado. La producción se desplazó entonces a Tailandia y Malasia, y la historia se repitió. Finalmente, la producción de ropa se desplazó a Vietnam. Pero en el ínterin toda una serie de países habían aprovechado la producción de ropa para elevar su nivel de vida: todos ellos habían pasado sucesivamente por la misma curva de aprendizaje, y todos ellos se habían hecho más ricos. Esta dinámica requiere, por supuesto, que el ganso que va en cabeza siga implementando continuamente nuevas tecnologías.

~

El problema es que aquí no se implementa con nuevas tecnologías, se cierra y no se puede hacer nada. Este modelo de mejora tecnológica sucesiva difiere radicalmente del viejo modelo colonial estático, que podemos denominar “modelo del callejón sin salida”. Estoy basándome en lo que escribe Erik Reinert, un economista noruego-estadounidense.

Este economista muy sagaz en sus análisis escribe:

Si se produce un cambio tecnológico, el país pobre que sigue el modelo del callejón sin salida pierde su producción. Mientras que la integración de Asia oriental ha seguido en su mayor parte el principio de los “gansos voladores”, las relaciones económicas de Estados Unidos con sus vecinos meridionales se ha caracterizado en su mayor parte por el principio del “callejón sin salida”. Canadá ha seguido históricamente el modelo europeo de emulación temprana, aunque la propiedad de las fábricas canadienses estuviera en gran medida en manos estadounidenses.
~

El problema también yo creo que es el de la explosión de productividad en un sector mientras se crea se enriquece en esa actividad y ayuda a crecer la renta del país, pero después cuando la curva decrece, no sabemos pasar de ese modelo a otro modelo renovado y que tenga un rendimiento creciente. Y al sector de la ropa como vemos le ha pasado eso, que lo han absorbido otros países u otros sectores regionales más competetitivos en ese sector.

Erik Reinert dice: Con el tiempo, el crecimiento económico se manifiesta en la forma de mayor productividad y nuevos productos que satisfacen nuestras necesidades. Sin embargo, el aumento de productividad se distribuye muy desigualmente entre las diversas actividades económicas.
~

El problema es así, no es que los trabajadores sean los malos, es que se les ha encajonado sin una salida. Mira cómo en Japón y en la integración de los paises de asia oriental en cambio se renovaron. Creo que los trabajadores deberían aprender a renovarse, pero tendría el gobierno que ponerles los medios suficientes de renovación tecnológica que precisasen. Aunque ellos pongan de su parte, el gobierno tiene una gran responsabilidad sobre ello también.

Y llegados a este punto, más que creer en el libre comercio, creo en la integración regional -europea donde estamos- de nuestros productos y la aceptación y sinergias entre las regiones que comerciamos.

Otra cosa que dice este profesor, es sobre el “ciclo vital del producto”, y pone el ejemplo de los zapatos: “Al perder pendiente la curva de aprendizaje, la presión sobre los salarios creció, y poco a poco la producción de zapatos se trasladó a regiones más pobres. Estado Unidos exportó zapatos durante mucho tiempo, pero ahora importa prácticamente todos los que consume. Este fenómeno -que los países ricos exporten en los sectores con un gran desarrollo tecnológico, e importen en los sectores con escaso desarrollo tecnológico- está relacionado con lo que en la década de 1970 dos profesores de la Escuela Empresarial de Harvard que describieron el fenómeno, Raymond Vernon (1913-1999) y Louis T. Wells, denominaron “ciclo vital del producto” en la teoría del comercio internacional”.

Gustavo Mata:

Es magnífico ser el país en donde se diseña la ropa y en donde se controla la venta de la misma -las tiendas por todo el mundo-; ahí está el valor añadido. Donde se confecciona no es la clave; se confecciona donde menos vale la mano de obra.
Ese es el problema, por llamarle algo, porque eso no es el problema; es un dato del mismo.
¿Cuál es la solución?: la producción enviarla al tercer mundo y el valor añadido dejarlo aquí. Por ahí sopla el viento de la historia.
Claro que si un capitalista -Jove- fracasa en sus inversiones por no saber encontrar la estrategia adecuada, lo pagamos todos; pero cuando aciertan nos beneficiamos todos. Mirad a Amancio Ortega: sus negocios van bien y a todos -clientes, accionistas, directivos, proveedores, sindicatos, estado…- nos va bien con él.
Armar un gran pollo por parte de los trabajadores beneficia a otros. ¿A quién le beneficia el conflicto?
Ese es el asunto.
Publicado por Ishtar Sylphide en 21:59

~

El economista observador dice:
jueves 11 de marzo de 2010

sobre la economía en China

Las perspectivas siguen siendo optimistas para 2010 y las dudas se trasladan a 2011. China nos tenía habituada a ser una economía dependiente de las exportaciones pero el desplome del comercio mundial en 2008 frenó en seco al Dragón que tuvo un crecimiento trimestral próximo a cero en el cuarto trimestre de 2008.

El empleo en China crece habitualmente un 1% y el secreto del elevado crecimiento de China es su capacidad para trasvasar trabajadores del campo, donde su productividad es nula, a las fábricas de las ciudades y la intensidad del esfuerzo inversor en capital de las empresas explican el milagro.

Cuando la economía crece por debajo del 8% el modelo colapsa y los flujos migratorios internos suponen un foco de inestabilidad social. Eso es lo que sucedió tras la quiebra de Lehman y ayuda a explicar que el Gobierno chino implementase el policy mix fiscal y monetario más ultraexpansivo del mundo.

Por eso China fue la primera en salir de la Gran Recesión y arrastró con sus importaciones al resto de Asia y a los países productores de materias primas. El problema es que se han pasado de frenada y el crédito crece a tasas del 30% anual, ayudando a compensar las presiones deflacionistas, pero se ha trasvasado al sector residencial y a la bolsa.

Esto preocupa a los panelistas y mantienen la prudencia. Es difícil anticipar a priori burbujas y mucho menos cuando van a estallar. La realidad es que la presión de demanda de vivienda en China aconsejan hablar de sobrevaloración de precios y no de burbuja y la bolsa está un 50% por debajo de los máximos de 2008, aunque los estándares de contabilidad chinos dificultan cualquier valoración rigurosa.

El crecimiento chino siempre ha sido desequilibrado pero sus autoridades tienen verdadera maestría para gestionarlos con crecimientos de dos dígitos y la pobreza extrema disminuyendo diariamente.

¿Cuánto tiempo continuará una economía de mercado con un sistema de partido único? ¿Cuándo dejarán las familias chinas de confiar sus elevados ahorros en bancos descapitalizados a tipos de interés ridículos? Si hay inestabilidad política o se rompe el circuito virtuoso de financiación masiva y barata para las empresas, China tendría serios problemas.

Sin embargo, no parece que China vaya a tropezar por lo que sólo una recaída exterior frenaría al Dragón, como sucedió en 2008. El mundo es un reactor con cuatro motores: EEUU, Europa, Japón y los emergentes. Los tres primeros salen tocados de la crisis pero el de los emergentes mantiene el avión con buena velocidad de crucero.

~

Interesante José Carlos las impresiones postadas sobre China. Sin duda las reformas impulsionadas por Deng Xeoping a finales de la década del setenta creando las Zonas Especiales de Comercio tuvo como uno de sus objetivos el abrir la economia a la inversión extranjera con destino el mercado externo. Pero este fué um objetivo secundário, el principal objetivo perseguido com la adopción de éstas medidas fue el de incentivar el aumento de la productividad de la mano de obra, estimular el espíritu emprendedor privado aplastado com años de gobierno de Mao y la industralización de la economia. Com estas bases, la absorción de mano de obra rural por las ciudades generaría impulso tal que transformaria a China de uma economia de subsistência a uma economia en vias de industrialización. Sin duda la historia nos muestra que la administración há sido muy exitosa en el cumplimiento de éstos objetivos. Durante esta caminada de más de treinta años las autoridades del país han adoptado el modelo asiático de desarrollo com algunas resalvas. La primera resalva viene del ejemplo de Japón: la valorización de la moneda es perjudicial para el modelo por lo cual las autoridades cederán muy poco ante las presiones externas para valorizar el yuan. La segunda lección vino de sus vecinos los llamados “tigres asiáticos” que sufrieron los efectos de la apertura de capitales. China sabe que productividad en alta, cambio en depreciado y control de capitales son claves para su modelo. Actualmente la economia se encuentra em um circulo virtuoso muy propicio y sus autoridades se mostraram prontamente dispuestas a atacar cualquier cambio em el front externo. La capacidad de crescimiento del país para afuera se está agotando sin duda ya que está causando movilidad de la estrutura productiva em migración desde Europa y los Estados Unidos hacia la región. El país comienza a percibir que su enorme crescimiento aliado a sus ventajas competitivas crean distorciones que el Mundo no está dispuesto a aceptar. Su objetivo a médio plazo será mantener su crescimiento em um intervalo que viabilize los la meta de urbanización propuesta em su décimo-primer plano qüinqüenal sin causar distorciones graves em los mercados de energia, metales, agricola y médio ambiente acentuando así la dificultad de recuperación de las economias centrales. Señalizaciones de busca de um crescimiento harmonioso están surgiendo de la presente reunión del partido del pueblo. En matéria de crescimiento, en mi opinión así como lo afirma el concenso de la reunión mencionada en la columna el crescimiento para los dos próximos años está garantizado. La generación de burbujas especulativas es uma posibilidad pero dada el bajo apalancamiento de la economia no creo que la misma presente um problema estructural. El ahorro seguirá siendo elevado ya que es um activo cultural del país que es estimulado por la falta de previdência publica y los efectos de la política de um solo hijo. Para el mediano plazo los riesgos más latentes son la inflación em alimentos y una posible reducción del superávit externo que limite restrinja su demanda de matérias primas que fomentan su crescimiento. En el corto plazo, los emergentes continuarán siendo uma certeza. Esta certeza aliada a la existência de elevada liquidez configuran a las commodities em general como óptima opción de inversión.

Saludos,

Sebastián Laguarda Adinolfi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: